Houellebecq rima contra el viento

68

Houellebecq traslada su ácida prosa de rebeldía universal al campo de la lírica, con la publicación en español de su quinto poemario.

Configuración de la última orilla (Editorial Anagrama) es un extenso mural de sentimientos tridimensionales, rociados con el sulfuro de la insatisfacción.

Entre los versos del autor de Las partículas elementales se puede atisbar una cierta querencia activa hacia maestros del desafío social, como Charles Bukowski y Louis-Ferdinand Céline.

Houellebecq destila fuerza vital en cada una de sus composiciones
Houellebecq destila fuerza vital en cada una de sus composiciones

Un vasto mar de corales puntiagudos, en el que los depredadores de las ilusiones humanas afilan sus fauces ancestrales, es el paisaje donde subyacen los versos libres del escritor nacido en la Isla de La Reunión. Allí, las palabras se convierten en cuchillos, que sangran las esperanzas de los que velan rutinas de razonamiento vacuo, al calor de unas rigideces que uniforman las diferencias y la genialidad.

Cargado con los reproches existenciales de los denunciantes eternos, Michel Houellebecq construye una atalaya de rapsoda carente de toda contención y decoro, siempre espoleado por la pasión de las hogueras infernales, alimentadas con rimas veladas por la oscuridad.

Houellebecq sienta su cátedra en la total ausencia de respeto y de moderación
Houellebecq sienta su cátedra en la total ausencia de respeto y de moderación

Bajo ese prisma, Configuración de la última orilla erige su dolorido canto como un réquiem de los paraísos recobrados; y hunde sus figuradas estrofas en el abismo del desaliento. Al giual que hicieron los cuatro poemarios precedentes: Sobrevivir, El sentido de la lucha, La búsqueda de la felicidad y Reconocimiento (todos ellos editados por Anagrama).

HOUELLEBECQ ASUME LAS RIENDAS

Polémico en cualquier ámbito de su profesión, Michel Houellebecq pinta su quinto libro de estrofas aguerridas con los colores de lo absurdo que conlleva plantearse la realidad. En medio del simbolismo directo, la inacción frente a los abismos existenciales -los cuales intuye propiciados por la adscripción a la civilización del consentimiento alienado- es una fórmula válida para el autor francés. Una caída de brazos en la que sí es posible alzar la voz, aunque solo para promulgar la humillación sin sentido de los hombres y mujeres.

Houellebecq causó un gran escándalo con las tesis expuestas en su última novela: "Sumisión"
Houellebecq causó un gran escándalo con las tesis expuestas en su última novela: “Sumisión”

Cuando muere lo más puro/ Cualquier gozo se invalida (…)/ Y hay sombras por donde mires/ Basta con unos segundos/ Para eliminar un mundo./“, recoge MH en la composición inicial. Una declaración de intenciones dentro de un manual de uso y costumbres casi orwellianas, en el que el compatriota de Albert Camus proclama la muerte de la razón y el imperio necesario del corazón.

Houellebecq entiende su poesía como un banquete de virtudes y pecados, en el que los comensales se pueden dejar tentar por el deseo pornográfico, el dolor aterido al esqueleto, la enfermedad causante de las zonas grises del entendimiento, el amor hacia las metas imposibles, la indignación frente a la desidia vulgar de las mayorías y el asco hacia las letras escarlata de lo políticamente correcto.

Y con semejante paleta de emociones, el responsable de Plataforma orquesta un discurso que rasga la epidermis retrógrada y beata con sus dosis de provocación activa, hasta llegar a terrenos pantanosos como la misoginia, el radicalismo bestial y el erotismo de naturaleza salvaje.

En definitiva, un parnaso en el que las llamas satánicas corroen la cotidianidad de los incautos, embadurnada convenientemente con el vitriolo de las frases amantes de las pesadillas interminables y de los aquelarres excesivos.

Houellebeq hace gala en el libro de posturas destinadas a desencadenar la acción del lector
Houellebeq hace gala en el libro de posturas destinadas a desencadenar la acción del lector

Más información en

http://www.anagrama-ed.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language