Cate Blanchett visita Broadway

204

Cate Blanchett y Richard Roxburgh encabezan el elenco de The Present, que comenzará sus representaciones en USA en el mes de diciembre.

El Ethel Barrymore Theatre es la sala escogida por la oscarizada actriz de El aviador para dejar constancia de su talento en vivo y en directo, al lado de su esposo Andrew Upton.

La obra es una adaptación de Platónov, del dramaturgo ruso Antón Chéjov.

Cate Blanchett y Richard Roxburgh encabezan el elenco formado por once más actores australianos
Cate Blanchett y Richard Roxburgh encabezan el elenco formado por otros once actores australianos

En 2015, el Roslyn Packer Theatre de Sydney colgó el cartel de entradas agotadas durante más de una noche.

El motivo de tan especial acontecimiento estaba asociado a la descarga de sentimientos encontrados que las palabras de Chéjov, adaptadas convenientemente por Andrew Upton, levantaron entre las sorprendidas audiencias.

Como si de un viaje en el tiempo se tratara, y transcurridos más de cien inviernos de su escritura inicial, Platónov (esa obra manuscrita con la locura genial del autor de El jardín de los cerezos cuando éste contaba apenas 18 años, y que fue rechazada hasta después de la muerte de éste) había hallado su significado en un continente tan alejado como el oceánico.

El universo de los cambios suicidas en las sociedades y los países actuales había provocado que los párrafos ideados por el creador eslavo admitieran interpretaciones profundas y poliédricas en la espiral de la globalidad milenaria.

Justo como atisbó ingeniosamente el adolescente Antón, cuando se atrevió a identificar la degradación de la Rusia zarista con el vacío existencial de un profesor de escuela.

Cate Blanchett se pone a las órdenes del irlandés John Crowley/ Foto: Steven Chee y The Sydney Theatre Company
Cate Blanchett se pone a las órdenes del irlandés John Crowley/ Foto: Steven Chee y The Sydney Theatre Company

Esas aristas argumentales son asumidas por Upton (esposo de Cate Blanchett), quien respeta con imaginación la esencia del libreto decimonónico; aunque transforma el siglo XIX en la década de los noventa del XX. Semejante salto de era permite al adaptador situar la acción en plena resaca de la Perestroika, para resaltar la fiebre colectiva desatada por la confusión y la incertidumbre hacia un futuro expectante.

En ese paisaje de grises graduales, los ecos del pasado revisten el desconchado decorado, y los cruces de confesiones vertiginosas aceleran el derrumbe sensible de los 13 personajes que se dan cita en escena.

CATE BLANCHETT TRABAJA EN FAMILIA

Una pequeña casa rural, perdida en el universo caucásico, es el habitáculo donde sucede la historia de The Present.

Bajo la excusa de acudir a la fiesta de cumpleaños de Anna Petrovna (una viuda de temperamento independiente, a la que dota de físico Cate Blanchett), Mijaíl Platónov y su esposa participan en lo que pensaban que iba a ser una alegre y distendida reunión de amigos.

Con el fin de semana por delante, la celebración toma un cariz extraño y misterioso, en cuyo curso Platónov desnuda sus debilidades y reproches a la realidad, mientras el resto de los comensales notan el tacto fantasmal de un cosmos que se deshace por momentos.

Cate Blanchett interpreta a una mujer asolada por la incertidumbre/ Foto: The Sydney Theatre Company
Cate Blanchett interpreta a una mujer asolada por la incertidumbre/ Foto: The Sydney Theatre Company

A ratos cómico, en otros dramático, y en algunos trágico; el termómetro artístico de la obra es tan alterable como el comportamiento de los individuos que pueblan los actos. Todo un cúmulo de sensaciones desatadas, que el público oceánico recibió con agradable entrega y empatía irreprochable.

Tan solo trece semanas es el lapso que The Present permanecerá en el Ethel Barrymore Theatre (situado en el 243 West 47th Street de Nueva York), un periodo suficientemente amplio para animar a los aficionados estadounidenses a disfrutar con la cercanía de una dama de la pantalla como Cate Blanchett, a la que siempre le ha gustado saborear el riesgo de las caracterizaciones sin la red de los fotogramas para asegurar la perfección interpretativa.

Un peligro que minimizan en exceso el excelente trabajo de Andrew Upton (verdadero conocedor del teatro de Chéjov y director artístico, junto a Blanchett, de The Sydney Theatre Company) y la aportación bastante distinguible de John Crowley (Brooklyn), como director de escena.

Cate Blanchett se mete de lleno en las contradicciones emocionales de "The Present"/ Foto: The Sydney Theatre Company
Cate Blanchett se mete de lleno en las contradicciones emocionales de “The Present”/ Foto: The Sydney Theatre Company

Más información, entradas y horarios en 

http://www.shubert.nyc/theatres/barrymore

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language