Sigmar Polke, con vistas al Gran Canal

416

Sigmar Polke fabula con pigmentos e imágenes surgidas de su imaginación contestataria, dentro de los aristocráticos mármoles del Palazzo Grassi de Venecia. El maestro de la experimentación es objeto de una vasta retrospectiva sobre su inmenso trabajo, recorrido que va desde sus inicios en los años sesenta hasta fechas próximas a su fallecimiento, ocurrido en 2010.

Sigmar Polke tenía una relación especial con la ciudad italiana de las góndolas/ Foto: Palazzio Grassi
Sigmar Polke tenía una relación especial con la ciudad italiana de las góndolas/ Foto: Palazzio Grassi

Unas líneas juguetonas se escapan al escuchar las campanadas de San Marcos, mientras los papeles impresos de los collages entonan las canciones de las políticas errantes. Y así, embutido a duras penas en las neoclásicas salas diseñadas por el arquitecto Giorgio Massari, el arte de Sigmar Polke (Silesia, 1914- Colonia, 2010) alumbra púlpitos contra la intolerancia, y contra la resignación callada de los que aceptan sin más los destinos marcados por el poder.

Hasta el 11 de junio de 2016, noventa trabajos del fundador del Realismo Capitalista levantarán oleadas de desconcierto en las tranquilas aguas de los canales venecianos, al tiempo que sembrarán de disertaciones reflexivas las mentes de los incautos visitantes, ensimismados entre las ascensiones bizantinas y románicas de la urbe carnavalesca.

Sigmar Polke pasó por distintas etapas creativas a lo largo de su vida/ Foto: Palazzio Grassi
Sigmar Polke pasó por distintas etapas creativas a lo largo de su vida/ Foto: Palazzio Grassi

Al ritmo de las pisadas curiosas, los asistentes a la muestra pueden contemplar -entre otras maravillas- la pieza con la que el creador -nacido en lo que ahora es Polonia- ganó el León de Oro en la 42 edición de la Bienal de Venecia, y que lleva por título Atharon (1986).

SIGMAR POLKE, EL AZOTE DEL CAPITAL

Los comisarios y expertos Elena Geuna y Guy Tosatto han planeado un extenso y coherente recorrido, a través de las influencias y las manifestaciones artísticas del alumno de la Staatliche Kunstakademie de Düsseldorf. Un panorama forjado de manera cronológica pero que, conforme se contemplan las piezas seleccionadas para la ocasión, adquiere la contundencia visual de los diarios apasionados y abiertos a cualquier tipo de interpretación.

Sigmar Polke viajó constantemente por el mundo en busca de nuevas inspiraciones/ Foto: Palazzio Grassi
Sigmar Polke viajó constantemente por el mundo, en busca de nuevas inspiraciones/ Foto: Palazzio Grassi

En esas figuradas páginas del libro colgado de las paredes venecianas, es posible encontrar reacciones virulentas contra las fuerzas poderosas del capital, mensajes sujetos a la sátira política con la dictadura soviética como pesadilla argumental, abstracciones cargadas de denuncia al hedonismo reinante en otros movimientos, y compromiso por encontrar nuevas fórmulas de experimentación técnica y plástica.

Desde semejante alojamiento, con la mirada altiva aunque nunca serena, las imágenes de Polke lanzan dardos de ansiedad, como si quisieran escapar de las estrecheces del bastidor y de la superficie plana del lienzo, la hoja o la tabla. Una aventura en la que encontrar el compresivo acercamiento del espectador, siempre atento a las calidades escénicas de altura compositiva.

Sigmar Polke fue compañero de movimiento de Gerhard Richter/ Foto: Palazzio Grassi
Sigmar Polke fue compañero de movimiento de Gerhard Richter/ Foto: Palazzio Grassi

Dentro de ese organigrama de esencias a golpe de pincel, espátula o de mano extendida y embadurnada; Axial Age abre el camino a sus compañeras más antiguas. Esta impactante pintura fue la última firmada por Polke, y su elaboración se sitúa entre 2005 y 2007. En su decorado oleoso, la sabiduría del maestro teutón queda reflejada con el pulso imperecedero de alguien que no conocía el cansancio de las décadas acumuladas.

La visión del germano fue la de un mundo en continuo cambio y transformación. Una invitación a conocer un poco la controversias del hombre y a la mujer contemporáneos, tarjeta que también sirve para celebrar el décimo aniversario de la apertura como museo del inigualable Palazzio Grassi.

Sigmar Polke acude a Venecia con un total de noventa de sus trabajos, fechas entre los sesenta y la primera década del 2000/ Foto: Palazzio Grassi
Sigmar Polke acude a Venecia con un total de noventa de sus trabajos, fechados entre los sesenta y la primera década del 2000/ Foto: Palazzio Grassi

Más información, entradas y horarios en

http://www.palazziograssi.it

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language