Rooney Mara sufre el internamiento en un psiquiátrico

178

Rooney Mara acaba de pasar una larga temporada en Irlanda, para protagonizar el angustioso filme The Secret Scripture. Una asfixiante película que dirige el veterano Jim Sheridana partir de la impactante y homónima novela escrita por Sebastian Barry en 2008, sobre una mujer que permaneció recluida en una institución mental durante un periodo superior a las cinco décadas.

Rooney Mara ha tenido que pasar un entrenamiento bastante duro para meterse en la situación del personaje protagonista
Rooney Mara ha tenido que pasar un entrenamiento bastante duro para meterse en la situación del personaje protagonista

Roseanne McNulty experimentó en sus carnes la faz más tenebrosa del país del verdor vegetal y el tradicionalismo religioso. Esta señora, internada en un manicomio desde su juventud, tuvo que acceder sin reservas a una progresiva anulación de la voluntad. Un acto al que siguió la consecuente desintegración de su identidad, cuando sus familiares firmaron la autorización para ingresarla en el Hospital de Salud Mental de Roscommon. El desencadenante de tal desgracia estaba concretado en el enamoramiento furtivo de la muchacha, y en el consiguiente permiso de ésta para que la pasión sustituyera al ideario restrictivo de la comunidad en la que había nacido.

Este relato plagado de injusticias llamó la atención de manera casi obsesiva al guionista Johnny Ferguson, quien no dudó en traducir al lenguaje cinematográfico la emotiva obra de Sebastian Barry. No obstante, la inesperada muerte del narrador audiovisual en 2013 frenó el plan de convertir el citado best seller en una película. Un proyecto que volvió a resurgir de la mano del dublinés Jim Sheridan, y gracias al apoyo financiero de Voltage Pictures.

"The Secret Scripture" está ambientada en una localidad irlandesa, en la década de los veinte y treinta
“The Secret Scripture” está ambientada en una localidad irlandesa, durante las décadas de los veinte y los treinta

El responsable de Mi pie izquierdo consiguió la luz verde para empezar a grabar; aunque, con su llegada, el plan anterior -el cual contaba con el cineasta Thaddeus O’Sullivan al frente- presentó algunos cambios con respecto al reparto principal. Así, la camaleónica Jessica Chastain fue sustituida por la neoyorquina Rooney Mara, en la parte de la protagonista en su época de juventud; mientras que la baja de otras estrellas –Jeremy Irons y Jonathan Rhys Meyers, entre las más destacadas- dio paso a las contrataciones de Eric Bana, Jack Reynor, Aidan Turner y Theo James, entre otros.

ROONEY MARA Y LAS CAMISAS DE FUERZA

El testimonio figurado de Roseanne McNulty supone desde el arranque del largometraje una denuncia sincera y contundente, contra las instituciones políticas y sociales de la Irlanda de las cárceles existenciales. En ese universo, los hospitales de salud mental se atisban como auténticas cárceles del comportamiento, donde los pacientes dudaban de su estado de cordura en función de las agresivas terapias que les practicaban los psiquiatras y demás miembros del personal médico.

Rooney Mara aceptó encarnar a Roseanne McNulty nada más leer el guion y la novela en la que este se basa
Rooney Mara aceptó encarnar a Roseanne McNulty nada más leer el guion

En el interior de estos siniestros edificios, las desviaciones se corregían mediante sesiones interminables de electroshock, a la vez que las pastillas atontaban cualquier conato de rebeldía contra el sometimiento más absoluto. Una situación hermanada con la alienación programática que padece a lo largo de más de diez lustros la vulnerable Roseanne McNulty, cuando es internada en el hospital para enfermos mentales de Roscommon. Sin embargo, algo hará que la fémina no se disuelva totalmente en los espectrales pasillos de la institución: un diario que la joven había empezado a redactar en secreto, y que salvará de la quema y los escombros con la ayuda del compasivo Doctor Greene (Eric Bana).

Sentimental y aterradora, la vida de esta aguerrida fémina -estrangulada por una camisa de fuerza y condenada a la autodestrucción por sus verdugos- se erige como un documento audiovisual de indudable solidez, ambientado en una época (la de los años veinte y los treinta como punto de empiece) en la que el estudio de las dolencias nerviosas se consideraba un mal que había que esconder de cara al exterior; y en el que encajaba todo individuo que se alejara del camino considerado como correcto, siempre según el consenso del resto de la población y de los poderes fácticos.

Un elemento de diferencia humana en la incomprensión, que la actriz Rooney Mara asume como parte esencial de su interpretación, embutida en el frágil cuerpo la RM. Retrato poliédrico que remata en la ancianidad del personaje la veterana Vanessa Redgrave; quien aposenta su caracterización en la faceta más alienada de una McNulty centenaria, ya con gritos infinitos en un cerebro machacado por el prolongado aislamiento.

Pese a que aún no hay fecha fija para el esperado estreno de The Secret Scripture, Voltage Pictures ha adelantado a los periodistas que, casi con total seguridad, habrá que aguantar hasta 2017 para poder visionar el filme.

Jim Sheridan (en la foto) vuelve a la actualidad cinematográfica después de "Detrás de las paredes", cinta que dirigió en 2011
Jim Sheridan (en la foto) vuelve a la actualidad cinematográfica después de “Detrás de las paredes”, cinta que dirigió en 2011

Más información en

http://www.voltagepictures.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language