John Boyne regresa a la Segunda Guerra Mundial

387

John Boyne recupera con El niño en la cima de la montaña (Salamandra) el cruento escenario con el que obtuvo su mayor éxito literario hasta el momento: El niño con el pijama de rayas. El escritor dublinés presenta en esta ocasión la crónica de un pequeño huérfano de siete años, el cual tiene que vivir en la misma casa donde se aloja Adolf Hitler.

John Boyne recurre una vez más a la visión de un crío para narrar los hechos descritos en la novela
John Boyne recurre una vez más a la visión de un crío, para narrar los hechos descritos en la novela

El Berghof transformó su bucólico aspecto en una guarida infernal entre 1924 y 1944, en cuyo interior los planes más macabros contra la humanidad eran orquestados por hombres de uniformes temidos, mientras el viento soplaba y las cimas rocosas desperezaban sus blancos bonetes.

En esa casa alpina situada en la montaña Obersaltzberg (cerca de Bertchtesgaden y a unos 1.000 metros de elevación), el Führer recibió a los individuos causantes de millones de muertos, al tiempo que bromeaba con Eva Braun sobre la conveniencia o no de las temperaturas para dar un paseo por la naturaleza bávara.

John Boyne recrea con imaginación e inventiva esos períodos de relax, que disfrutaron los dirigentes del Tercer Reich, a la par que incendiaban el mundo; y lo hace a través de los ojos de un pequeño de siete años llamano Pierrot. Un menor que, agazapado tras la inocencia de la edad, descubre posteriormente que había estado demasiado cerca de los tipos que propiciaron la llegada del Apocalipsis en la Tierra.

John Boyne (en la foto) acredita una prosa fluida y directa en cada uno de sus trabajos
John Boyne (en la foto) acredita una prosa fluida y directa en cada uno de sus trabajos

El niño en la cima de la montaña trata sobre eso; sobre la conformación de la conciencia adulta, con los recuerdos de una infancia cómodamente flexible y desconocedora de la realidad. Muy en la línea a como el autor irlandés elaboró la impactante historia del best seller El niño con el pijama de rayas.

JOHN BOYNE IMAGINA EL BERGHOF

La voladura de la residencia alpina de Hitler en 1953, provocada para evitar que se erigiera como un lugar de peregrinaje para los adeptos al Nazismo, acabó con uno de los escenarios más odiados por los combatientes de los totalitarismos en el Viejo Continente. Un inmueble dentro del que fueron guardados, desde 1924, los secretos más inconfesables del líder nacionalsocialista, hasta que éste se trasladó a Berlín dos décadas después.

John Boyne también presentó hace poco la edición ilustrada de "El niño con el pijama de rayas"
John Boyne también presentó hace poco la edición ilustrada de “El niño con el pijama de rayas”

Pero, además de albergar la cúpula causante del Holocausto, el habitáculo también fue el hogar de Pierrot: el ingenuo y asustado protagonista de El niño en la cima de la montaña.

De padre alemán y madre francesa, la odisea de este héroe con pantalón corto comienza en París, en 1935; cuando el crío vivía al lado de sus progenitores, y jugaba alegremente con su amigo Anshel. Sin embargo, el fantasma de la futura guerra hace que el universo de Pierrot se venga abajo.

Tras la muerte de sus padres, el infante es enviado con su única pariente reconocida: su tía Beatrix. Esta adusta mujer acoge al menor, y lo instala con ella en la casa que regenta como ama de llaves: la espectral propiedad de Adolf Hitler llamada el Berghof.

A partir de estos hechos, John Boyne construye un argumento plagado de escenas sorprendentes, en el que concurre de manera puntual y caricaturizada la plana mayor del gobierno del Tercer Reich, de Himmler a Reinhard Heydrich. Todos ellos aparecen dibujados con los imprecisos trazos de Pierrot, rebautizado como Pieter durante su etapa germana.

De esta manera evoluciona la existencia del protagonista, entre sombras y escalofríos silenciados; hasta que en mayo de 1945 la propiedad es asaltada por los aliados. Solo en ese instante, el vástago de teutón y francesa se da cuenta de que -según su limitado entendimiento- él fue una especie de traidor a su patria. Aunque, al final, un acontecimiento inesperado aporta algo de luz a la agobiante pesadilla del confuso huérfano.

John Boyne reproduce los años de mayor actividad en la residencia alpina de Hitler
John Boyne reproduce los años de mayor actividad en la residencia alpina de Hitler

Con un estilo muy similar al usado en El niño con el pijama de rayas, John Boyne elabora una novela de oscuridad palpitante, contada con un lenguaje sencillo y sin artificios, casi como un cuento macabro herido por una realidad monstruosa.

Un relato en el que el testimonio de Pierrot adquiere la contundencia de los analistas implicados en la trama, siempre vertebrado por una inteligencia aún pura para desentrañar significados espeluznantes al entorno que le rodea.

John Boyne intenta con el libro llegar también al público infantil
John Boyne intenta con el libro llegar también al público infantil

Más información en

http://www.johnboyne.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language