Louise Bourgeois crea nuevos espacios en el Guggenheim de Bilbao

165

Louise Bourgeois descansa con sus aceros escalofriantes, ubicados dentro de habitaciones surcadas por humanidades contrahechas, en el museo que escolta la gigantesca Maman. Estructuras de la existencia es el título de la amplia muestra sobre las obras de la artista parisina que presenta el Guggenheim bilbaíno hasta el próximo 4 de septiembre; y en la que los visitantes pueden contemplar -entre otros trabajos- la impactante serie de Las Celdas.

Louise Bourgeois es la auténtica protagonista de una exhibición que pretende abarcar su largo periplo como creadora de formas
Louise Bourgeois es la auténtica protagonista de una exhibición que pretende abarcar su largo periplo como creadora de formas

El arte nace de la necesidad de expresar una idea o un concepto, el corte, la mutilación, la automutilación“. Tales palabras las pronunció Louise Bourgeois al referirse a la manera en la que confería la pasión por construir figuras y espacios de la nada, como prendidos de una fantasía desbocada que la obligó a cambiar el rumbo profesional, de las matemáticas juveniles hacia los afilados acantilados de la escultura arquitectónica.

Patrocinada por la Fundación BBVA, y en colaboración estrecha con el Der Kunst de Múnich, el museo de la fachada argentada alberga los monumentales vástagos de metal orquestados por la creadora francesa, a través de un intenso laberinto de ropajes usados (zurcidos con puntada mordida) y cárceles con puertas en la retaguardia de los deseos.

Louis Bourgeois dedicó varias décadas a sus famosas celdas/ Foto: "Celda: La última subida"/ Imágen de Christopher Burke/ The Easton Foundation/ VEGAP, Madrid
Louis Bourgeois dedicó varias décadas a sus famosas celdas/ Foto: “Celda: La última subida”/ Imágen de Christopher Burke/ The Easton Foundation/ VEGAP, Madrid

Allí, en esas penumbras de enrejados paisajes y habitaciones amuebladas por soledades insondables y contemporáneas, la maestra nacionalizada estadounidense dicta el orden y la compostura a sus revolucionarios plintos de metalúrgicos trances, a sus aguafuertes oxidados por el nomadismo sobrenatural, y a sus acuarelas licuadas con las aprensiones crepusculares.

LOUISE BOURGEOIS Y SU PULSO INACABABLE

Iniciada en 1986, con Guarida articulada, la serie de Celdas que desembarca en el País Vasco habla del esfuerzo heroico de su autora: una dama de figura delgada y fragilidad palpitante, que no entendía de imposibles cuando daba vida a un proyecto, por muy complicado que éste fuera. Solo así cabe imaginar el empeño de LB con sus cubículos, ya que no cejó hasta concluir las cerca de seis decenas de celdas que completan uno de sus conjuntos escultóricos más sorprendentes y admirados.

Louise Bourgeois fue una de las artistas que más practicaron la relación de la escultura y el psicoanálisis/ Foto: "Celda XXVI" (detalle)/ Imágen de Christopher Burke/ The Easton Foundation/ VEGAP, Madrid
Louise Bourgeois fue una de las artistas que más practicaron la relación entre la escultura y el psicoanálisis/ Foto: “Celda XXVI” (detalle)/ Imágen de Christopher Burke/ The Easton Foundation/ VEGAP, Madrid

Una guarida no es una trampa“, explicó la artista parisina, al respecto de las imágenes que concitan sus prisiones sin carceleros, y que expone casi en su totalidad el Guggenheim de Bilbao (con la inclusión de las cinco obras que los expertos consideran como precursoras de las mismas). Dentro de esos decorados de sombras alteradas, la mente corre pareja a sensaciones diversas sobre la sociedad actual, con pensamientos dirigidos a la angustia vital, el feminismo de resignación dolorosa, o la amargura de las cadenas invisibles que atenazan la libertad individual.

Estos titanes -silenciosos únicamente para los que se niegan a abrir los oídos a los objetos- hablan con dicción de barricada contra la indiferencia, para dar paso a sus compañeras más domésticas: las Celdas Retrato y las Cámaras de las Maravillas. Escenarios de reflexiones confesionales en los que es posible identificar secretos diarios de almohada y quinqué, redactados por ánimas atormentadas a causa de la modernidad alienante.

Sin fronteras en cuanto a los materiales de expresión, Estructuras de la existencia también tiene un sitio destacado para los seis grabados en gran formato pintados a mano por Bourgeois, en colaboración con el editor Benjamin Shiff; y que la creadora de Mujer casa firmó en 2010 (precisamente, el mismo año en que falleció).

Inmensa e inspiradora, la señora de los sueños de metal y de los espacios que supuran heridas de humanidad juega ausente de limitaciones en el cosmos de las fábulas tridimensionales. Aventura que hay que aceptar con las gafas de la incertidumbre, y el ansia por descubrir mundos que toman la forma de los pensamientos.

Louise Bourgeois trabajó hasta el final de su vida, en 2010/ Foto: "Todo lo regalo"/ Imagen de Christopher Burke/ The Easton Foundation/ VEGAP, Madrid
Louise Bourgeois trabajó hasta su muerte, ocurrida en 2010/ Foto: “Todo lo regalo”/ Imagen de Christopher Burke/ The Easton Foundation/ VEGAP, Madrid

Más información, entradas y horarios

http://www.bourgeois.guggenheim-bilbao.es

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language