Jason Momoa y Keanu Reeves, entre caníbales

450

Jason Momoa y Keanu Reeves viajan a Texas, en un futuro donde la antropofagia está tan extendida como la gripe en temporada invernal. The Bad Batch es el título de esta aventura fílmica, en la que la pareja de estrellas del celuloide siguen las directrices de la británica Ana Lily Amirpour (Una chica vuelve a casa sola de noche).

Keanu Reeves (en la foto) encarna a un tipo rocoso llamado Rockwell
Keanu Reeves (en la foto) encarna a un tipo rocoso llamado Rockwell

Las distopías con zombis están de moda en este tercer milenio, tanto en televisión como en cine. Cuando George A. Romero grabó La noche de los muertos vivientes en 1968, el asunto era de otro calibre. En aquella época, los espectadores quedaron impactados por la crudeza del mítico filme, obra que dio pie para que surgiera todo un género de historias colindantes, herederas del macabro sentido artístico que exhibió el veterano cineasta.

Los años transcurridos desde entonces han ocasionado que la percepción de los creadores sea notablemente diferente con respecto a la orquestada por la movie sesentera. Ahora, los comedores de carne humana han modificado su terrorífica presencia, a través del humor y de la inclusión de elementos argumentales ajenos a las reglas del miedo extremo.

Jason Momoa (en la foto) prueba en la película qué se siente como caníbal enamorado
Jason Momoa (en la foto) prueba en la película qué se siente como caníbal enamorado

The Bad Batch no trata literalmente del fenómeno zombi, pero semejante temática sí que está implícita en las entrañas del peculiar guion, que firma la desconcertante Ana Lily Amirpour. Un libreto que vierte su ingenio mediante la mezcla activa de un poco de romanticismo, algo de gore efectivo y un arsenal de efectos especiales destinado a acelerar el ritmo del largometraje.

JASON MOMOA PRUEBA EL AMOR A LAS VÍSCERAS

Desde el pasado 2015, la responsable de la interesante Una chica vuelve a casa sola de noche se encuentra en Los Ángeles para ubicar los escenarios texanos que describe The Bad Batch. En estas figuradas extensiones postapocalípticas, surcadas por la desolación autodestructiva de sus habitantes, es donde está asentada la comunidad caníbal que desencadena la extraña trama.

Jim Carrey (en la foto) marca una de las colaboraciones más sorprendentes en la película
Jim Carrey (en la foto) protagoniza una de las colaboraciones más sorprendentes de la película

Inmerso de lleno en ese cosmos de sangre chorreante, el musculoso Joe vive una apasionada y surrealista relación amorosa con Arlen. Ellos son los que mueven la parte más emotiva del filme, y los que sellan la apuesta por una transversalidad de géneros, que contribuye a despertar el interés y la voluntaria confusión hacia esta producción auspiciada por VICE.

Sin embargo, pese a que el argumento propone el citado y sorprendente acercamiento al horror de las sociedades antropófagas, la cinta también se distingue por un elenco interpretativo heterogéneo y no muy habitual en trabajos de esta índole. Jason Momoa encabeza el citado cuadro interpretativo, al que acompañan el carismático Keanu Reeves, la exmodelo británica Suki Waterhouse, el famoso Jim Carrey, el mexicano Diego Luna y el habitualmente excesivo Giovanni Ribisi.

Con unos antropófagos de este caché, probablemente hasta las vísceras -aunque sean humanas- tendrán el sabor de los solomillos hechos a la plancha…

La bella Suki Waterhouse (en la foto) da vida en el filme a la apasionada Arlen
La bella Suki Waterhouse (en la foto) da vida en el filme a la apasionada Arlen

Más información en

http://www.imdb.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language