El diseño made in Finland amuebla El Hermitage

33

El diseño y la arquitectura finlandeses llegan al Museo de San Petersburgo en una vasta exposición, que muestra las revoluciones estilísticas del país de los carámbanos inquietantes. La exhibición , titulada The Golden Generation, estará hasta el próximo 31 de enero en el centro creado por Catalina II de Rusia.

Aino Aalto está presente con sus Vasos Bölgenblick/ Foto: hermitagemuseum.org
Aino Aalto está presente con sus Vasos Bölgenblick/ Foto: hermitagemuseum.org

La Naturaleza hizo acomodo de sus posaderas boscosas y absorbentes sobre una silla suspendida en el espacio, mientras las vegetaciones anidaban -cual águilas majestuosas- en las líneas modernistas inventadas a partir de los blancos nucleares.

Sin una cultura urbana comprensible por otras capitales europeas, Helsinki acercó su fisonomía relativamente reciente a los contornos aéreos de las cañadas, a los duelos a cara de pistolero de las superficies heladas y a las luces teñidas de realidades grisáceas. Un compendio de directrices con alma de cazador matérico, que pernoctó en el trabajo del arquitecto finés más famoso de la historia: Alvar Aalto. Y que igualmente alquiló habitaciones permanentes en los hogares profesionales del resto de compatriotas, que levantaron las fachadas y los edificios del país independizado en 1917.

The Golden Generation explora la época más productiva del arte finlandés/ Foto: hermitagemuseum.org
The Golden Generation explora la época más productiva del arte finlandés/ Foto: hermitagemuseum.org

Xenia Malich siempre tuvo la obsesión de acercar al público la versatilidad y riqueza del diseño y la arquitectura de la nación nórdica, y de esos aventureros de la innovación híbrida. Un deseo de ferviente riesgo que la conservadora de Arte Contemporáneo en El Hermitage ha hecho realidad con The Golden Generation: laberinto de imágenes sugerentes en los más variados formatos, que erige su discurso colectivo desde el interior de The General Staff Building y The Grand Hall of the Contemporary Art, en el mencionado y aristocrático centro eslavo.

EL DISEÑO FINÉS BUSCA SU IDENTIDAD

Si hubiera que escoger un tema común a la totalidad de piezas desplegadas -las cuales van de principios del siglo XX hasta bien entrada la década de los setenta-, este sería el de la experimentación a través de la materia. Entre los artistas escandinavos hay una fijación constante por lograr que los ingredientes compositivos sean tanto o más importantes que el resultado al que rinden su funcionalidad.

Casa Blue Ribbon, situada en Helsinki y proyectada por Viljo Revell/ Foto: hermitagemuseum.org
Casa Blue Ribbon, situada en Helsinki y proyectada por Viljo Revell/ Foto: hermitagemuseum.org

Dentro de los estudios de Alvar Aalto y de Uno Ullberg, las líneas cocían su imperio en el fuego de las perspectivas inalcanzables, y el Renacimiento italiano adquiría tintes de heroico protagonista, mediante la manipulación ensoñadora de las plantas y los ornamentos.

Ante semejante panorama, pocas corrientes quedaron fuera de la inspiración de los creadores nórdicos. Del citado Renacimiento a la rabia vanguardista de la Secesión vienesa, del difuminado Art Nouveau belga al sustancioso Neoclasicismo alemán, del vanidoso Art Decó francés a las costuras ciudadanas del Arte sueco; cualquiera de ellos está presente en mayor o menor medida en las obras de gente tan ilustre y representativa como P. E. Blomstedt o Sigfried Giedion.

Amantes de las tecnologías de nuevo cuño, los alumnos educados en el mítico Instituto Politécnico de Helsinki trabajaron por dotar a Finlandia de un paisaje reconocible, y consiguieron ofrecer un escenario de monumentos seductores e interiores agradecidos. Unos habitáculos que vistió -con sus insinuaciones rompedoras- el diseño vaporoso de sillas colgadas de lo invisible, y que asociaron a mesas maquilladas con manteles de ADN congelados en el tiempo.

Silla Kupla, obra de Eero Aarnio/ Foto: Studio Pietinen y hermitagemuseum.org
Silla Kupla, obra de Eero Aarnio/ Foto: Studio Pietinen y hermitagemuseum.org

Más información, entradas y horarios en

http://www.hermitagemuseum.org

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language