Amos Oz revisa la culpabilidad de Judas Iscariote

267

Amos Oz contempla, sin ánimo de condena, al hombre que traicionó a Cristo. El escritor de origen hebreo resta en Judas (Editorial Siruela) parte de la demonización llevada a cabo contra el antiguo seguidor de Jesús de Nazaret, texto que acaba de aparecer traducido al español por Raquel García Lozano.

Amos Oz cuenta la historia del personaje bíblico a través de un relato fechado en 1959
Amos Oz cuenta la historia del personaje bíblico, a través de un relato fechado en 1959

Treinta monedas de plata fue la cantidad con la que los perseguidores del Mesías nacido en Belén obsequiaron a Judas Iscariote, todo por delatar a su maestro y amigo. Un puñado de metales manchados con la sangre del inocente rabino, que condujeron al Hijo de Dios a ser clavado en una cruz de madera.

La religión ha propagado en los altares y a través de los siglos esa imagen abyecta y dañina del discípulo más ambicioso del vástago de la Virgen María. Sin embargo, Oz se pregunta: ¿por qué alguien que no necesitaba el dinero vendió a su guía espiritual? ¿Qué era lo que realmente buscaba el supuesto traidor?

Amos Oz recupera con "Judas" su apego a las historias noveladas
Amos Oz recupera con “Judas” su apego a las historias noveladas

Al calor de semejantes preguntas surgió Judas, libro con el que el escritor israelí aborda uno de los temas más candentes de los evangelios. Y lo hace subido a un ingenioso organigrama, en el que las centurias se superponen y los argumentos quedan asimilados por generaciones distintas de seres humanos.

AMOS OZ Y LOS PECADOS DE LA IRRESPONSABILIDAD

En esta historia hay error y pasión, y hay amor no correspondido, y cierta cuestión religiosa que queda aquí sin resolver“. Con estas palabras, el reconocido autor nacido en Jerusalén comienza su nueva novela, en la que planea la condenación eterna por hechos a los que nunca se dio la oportunidad de ser analizados desde la óptica de la comprensión.

La acción de Judas arranca en el invierno de 1959, en la misma ciudad donde reside El Muro de las Lamentaciones. Allí habita Shmuel Ash, un chico que afronta uno de los peores momentos de su aún breve existencia. Casi simultáneamente, su novia le deja, sus padres caen en la bancarrota y sus estudios universitarios quedan concluidos prematuramente.

Amos Oz somete las causas de la muerte de Cristo a un análisis diferente
Amos Oz somete las causas de la muerte de Cristo a un análisis diferente

Sin perspectivas de futuro a las que agarrarse, el protagonista consigue empleo en una vieja casa que sirve de refugio. Un lugar en el que el muchacho traba amistad con un anciano inválido y un tanto extraño; a la vez que se enamora perdidamente de una mujer autodestructiva, a la que todos conocen como Atalia.

Dentro de ese contexto, Shmuel se ve inmerso en un estudio obsesivo de la figura de Judas Iscariote: el tipo al que siempre había identificado como el oscuro causante de la muerte de Cristo. Un individuo presentado desde Roma como alguien sin el menor asomo de ética y moral, al que el joven quiere situar en una perspectiva más acorde con la verdad.

Amos Oz desarrolla la trama en Jerusalén, en 1959
Amos Oz desarrolla la trama en Jerusalén

Amos Oz sumerge al lector en una narrativa palpitante, donde hierve el espíritu de la racionalidad por encima de la vehemencia y el linchamiento. Parapetada en tales conceptos, la prosa del literato hebreo despliega una paleta variada de simbolismos escénicos, en los que el tiempo pierde su aparente linealidad, para poner en la escala de grises a las asunciones milenarias.

Ese artificio voluntario da profundidad al estudio del profesor de la Universidad Ben-Gurion, y anima a reflexionar sobre los acontecimientos descritos en La Biblia con los ojos de la curiosidad candente.

Un peregrinaje esencial que sirve para dotar de rasgos menos acusatorios a quien asestó la mayor puñalada por la espalda a Jesús de Nazaret.

Amos Oz da una oportunidad para comprender las motivaciones de Judas
Amos Oz da una oportunidad para comprender las motivaciones de Judas

Más información en

http://www.amos-oz.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language