Junichiro Tanizaki cierra las cortinas

139

Junichiro Tanizaki descubre la esencia de la estética nipona en El elogio de la sombra. Un manual del sentido artístico oriental que la editorial Siruela acaba de actualizar, ochenta y dos años después de ser escrito.

Junichiro Tanizaki elaboró el ensayo dentro de la corriente de acercamiento literario a Occidente
Junichiro Tanizaki elaboró el ensayo dentro del movimiento de acercamiento literario a Occidente

En Japón, la perfección es un asunto de grises, de biombos imaginarios que velan las aristas delimitadas con exactitud de acero.
Esa tierra, que alumbró la magistral literatura de Natsume Soseki, se caracterizó hasta bien entrado el siglo XX por defender a ultranza la simplicidad ornamental, en contraste con el modernismo propio de ciertas latitudes del Viejo Continente; paisaje isleño de rutas sedosas, donde la imperfección aunó esfuerzos para acallar el abuso de los cánones matemáticos.

Dentro de las fronteras del Sol Naciente, las normas occidentales de la armonía adquirieron la ambivalencia de los claroscuros, casi en sintonía constante con un aquelarre de formas, semejante en intención misteriosa con los grabados de Goya y de Rembrandt.

Junichiro Tanizaki era partidario de la sencillez por encima de lo recargado
Junichiro Tanizaki era partidario de la sencillez, por encima de lo recargado

Tal panorama desde el puente de la sensibilidad fue percibido por el genial Junichiro Tanizaki (Nihonbashi, Tokio, 1886- Yugawara, Kanagawa, 1965), pertrechado tras el papel con su cartabón de curvilíneas plasticidades. Y fruto de su aritmética orientalista surgió el ensayo titulado El elogio de la sombra: un texto rico en matices y de bellezas particularizadas, que aparece estos días en una edición revisada gracias a Siruela.

JUNICHIRO TANIZAKI Y SUS OCCIDENTALISMO SUPERPUESTO

Las opiniones respecto a la arquitectura y a la construcción de una casa imaginaria arrancan la filosofía rectora de El elogio de la sombra: libro con el que el autor de Las hermanas Makioka aborda el tema de los gustos artísticos en el Japón de 1933.
De educación cosmopolita y heredero de la revolución en la narrativa liderada por Soseki y Mishima, Tanizaki desarrolló un volumen ebrio del espíritu tradicional de su país, aunque mediado por las conexiones con el poso cultural de Europa y de Estados Unidos.

El ensayo de Junichiro Tanizaki fue prologado por el arquitecto Charles Moore, en su traducción al inglés
El ensayo de Junichiro Tanizaki fue prologado por el arquitecto Charles Moore, en su traducción al inglés

Con un lenguaje sencillo y sutil, el responsable de Retrato de Shunkin va deshojando la margarita de la estética colectiva en la que creció, y que guarda una estrecha relación con términos de especial trascendencia figurativa, como el de Wabi-sabi (aceptación sin reservas de la trascendencia y la imperfección).
Traducido por Julia Escobar, y con prólogo del profesor Francisco Calvo Serraller, El elogio de la sombra exhibe la sabiduría de un creador de palabras y conceptos que supo adelantarse a su tiempo, y que consiguió extender los tentáculos de la literatura japonesa más allá del localismo habitual.
Una estrategia de prosa efectiva que en In Praise of Shadows adquirió el poder testimonial de los ensayos clarificadores. Virtud que caló hondo entre los intelectuales norteamericanos, los cuales alabaron la obra tras su publicación en el país de las barras y estrellas (traducida por Thomas Harper y Edward Seidensticker, con prólogo del famoso arquitecto Charles Moore).

Junichiro Tanizaki es junto a Soseki uno de los autores japoneses con mayor reconocimiento internacional
Junichiro Tanizaki es, junto a Soseki, uno de los autores japoneses con mayor reconocimiento internacional

A lo largo de dieciséis secciones temáticas, Junichiro Tanizaki compone en El elogio de la sombra un sincero análisis de lo que era para él la belleza, siempre arropado por la iconografía de su milenario pueblo. Un cuadro de nocturnidades voluntarias, en el que la tenue claridad nunca distorsiona la sustancia de la materia.

En julio se cumplieron cincuenta años de la muerte de Junichiro Tanizaki
En julio se cumplieron cincuenta años de la muerte de Junichiro Tanizaki

Más información en

http://www.siruela.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language