The Witch vuelve a poner de moda los aquelarres

315

The Witch es el sleeper del año, en cuanto a largometrajes de terror se refiere. El filme, grabado por Robert Eggers, narra la lucha de un clan por mantenerse alejado de las prácticas satánicas.

The Witch inauguró el Festival de Sitges la semana pasada
The Witch inauguró el Festival de Sitges la semana pasada

Las antiguas colonias de Nueva Inglaterra siempre han estado impregnadas de un halo de misterio abismal, con el que se ha nutrido buena parte de los títulos clásicos del cine de horror. De poco sirven las explicaciones sobre intereses hereditarios que sustentaron la mayoría de las acusaciones de los llamados juicios de Salem (prolongados entre 1692 y 1693, en el territorio de Massachusetts), o que algunos historiadores apuntaran a la integración con los indígenas para ilustrar la extraña desaparición de la colonia de Roanoke (situada en Carolina del Sur); ya que los directores están empeñados en ver al diablo custodiando el término puritano, en cuanto esta palabra aparece en un guion traducido a imágenes en movimiento.

Uno de los últimos en sentirse seducido por ese entorno alucinatorio e infernal ha sido el neoyorquino Robert Eggers, quien ha montado su ópera prima -titulada The Witch– a partir de un proceso de brujería planteado en 1630, en lo que aún era el embrión de Estados Unidos.

The Witch supone el debut en la dirección de movies de Robert Eggers
The Witch supone el debut en la dirección de movies de Robert Eggers

THE WITCH DESEMPOLVA MITOS

A medias entre la superstición y los sucesos de carácter demoníaco, The Witch ha sido la sensación en el pasado Festival de Sundance, donde Eggers obtuvo el premio al Mejor Director. Su estilo carente de efectos millonarios, la desnudez formal de su escenario, su sinceridad en plantear la acción y su capacidad para hacer reflexionar a los espectadores a golpe de cámara potencian una cinta que rescata con inteligencia uno de los temas más utilizados por la cinematografía del género telúrico: la de la brujería campestre.

The Witch está ambientada en Nueva Inglaterra, en 1630
The Witch está ambientada en Nueva Inglaterra, en 1630

Con escasos medios a su alcance, el creador neoyorquino (quien ya sabía lo que era transitar por el lado gótico, mediante cortos del talante de Hansel & Gretel y del inquietante Brothers) centró el grueso del interés en la elaboración del libreto original. Para ello, el vecino del barrio neoyorquino de Brooklyn no escatimó horas de estudio en bibliotecas y archivos, siempre en busca de un poco de oscuridad irracional a las manifestaciones de Satán en las antiguas colonias británicas.

No se sabe si halló lo que ansiaba localizar, pero lo que sí se puede asegurar es que la inspiración le llegó a raudales; y con ella construyó el impactante argumento, relativo a una familia de granjeros del siglo XVII altamente religiosa, que empieza a tener encuentros violentos con una presencia extraña, al trasladar su vivienda a un tétrico bosque.

The Witch ha dado a conocer a su protagonista, la joven Anya Taylor-Joy
The Witch ha dado a conocer a su protagonista, la joven Anya Taylor-Joy

Allí, el bebé de William y Katherine desaparece sin dejar rastro entre los árboles centenarios, ingrediente con el que el realizador introduce la cadena de sustos que calienta las butacas. Así, la movie desgrana la margarita del Averno terrenal, hasta el momento en que la hija adolescente de la pareja –Thomasin– es acusada como fiel sirviente de Belcebú.

Rodada con pulso recio y coherente, la película consigue intimidar a la audiencia a base de un ritmo en crescendo, que contribuye a enfatizar el trabajo de los actores que componen el reparto. Un cuadro dramático donde sobresale la asfixiante presencia de la joven Anya Taylor-Joy (la chica rubia que puso rostro a la vaporosa Cassandra, en la serie Atlantis), quien encarna a la ambigua Thomasin. Aunque la labor de la estadounidense está bien custodiada por profesionales como Ralph Ineson (Kingsman: Servicio secreto), Kate Dickie (Prometheus), Julian Richings (El hombre de acero) y Bathsheba Garnett (Parking 2). Todos ellos ayudados por la inestimable banda sonora de Mark Korven.

Pese a que aún no hay una fecha de estreno fijada para el visionado en España, la fama alcanzada por The Witch bien puede dibujar un futuro halagüeño para las oscuras damas de los aquelarres; por lo menos, desde el punto de vista de las salas de proyección.

The Witch apoya parte de su capacidad para asustar en la banda sonora, ideada por Mark Korven
The Witch apoya parte de su capacidad para asustar en la banda sonora, ideada por Mark Korven

Tráiler oficial de The Witch.- A24

Más información en

http://www.a24films.com/films/witch

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language