Ai Weiwei clama justicia desde Londres

75

Ai Weiwei acude a la urbe del Támesis para mostrar sus trabajos más comprometidos, tiempo después de haber alfombrado el suelo de la Tate Modern con pipas de porcelana. La Royal Academy of Arts acoge desde el próximo 19 de septiembre la mayor exhibición en solitario del creador chino en la capital británica.

Ai Weiwei escoge un conjunto de sus obras más reivindicativas en la Royal Academy of Arts
Ai Weiwei expone sus obras más reivindicativas en la Royal Academy of Arts

No pienses que alguien puede pararme”. Estas palabras, pronunciadas por Ai Weiwei en un momento a lo largo de sus problemas con el gobierno de su país, sirven -junto a otras- de eslogan para el vídeo promocional preparado por la RA, con el que el centro invita a los aficionados a una de esas citas necesarias para comprender el poder activo de las instalaciones, la fuerza contundente de las fotografías, la rabia revolucionaria de los plintos y las reclamaciones plásticas en pos de la justicia para los más débiles.

Todas esas sensaciones, y algunas más, conforman los ingredientes con los que el hijo del poeta Ai Quing ha horneado cada una de las piezas y propuestas, que ocupan la institución censada en la céntrica zona de Piccadilly. Un conjunto vivo y poliédrico, que encierra mensajes cortantes contra las mordazas impuestas por las censuras dictatoriales, y que adquiere la dignidad de los inocentes a través de los 5.000 nombres con los que el artista nacido en Pekín recuerda a los niños muertos en el terremoto de Sichuan, ocurrido en 2008.

AI WEIWEI RECLAMA LA ACTITUD DE LA RESISTENCIA

Los escombros de ahora se transforman en las recordadas pipas dentro de la estela expositiva del heredero de Marcel Duchamp y Joseph Beyus. Amontonados en el silencio del horror y sujetos a los actos criminales, los cascotes de la antigua y desconocida escuela infantil de Sichuan ahogan gritos de dolor ante los ojos de los visitantes, amortiguados con los figurados cantos de los pequeños que perdieron la vida por culpa –según Weiwei– de los materiales de baja calidad empleados en su construcción. Este tema se puede considerar como uno de los hilos conductores de la muestra, para la que el polifacético autor del disco The Divine Comedy ha diseñado un número elevado de crisantemos de distintos colores, con los que honra la memoria de esos estudiantes masacrados por el trágico seísmo.

Fruto de su campaña para denunciar a los verdaderos culpables de ese asesinato indirecto, el antiguo colaborador de Herzog & de Meuron en la construcción del Estadio Nacional de Pekín sufrió la persecución de las autoridades de su tierra, con progresivas detenciones sin mayor explicación mediática que el de amordazar su lenguaje universal. Y, precisamente, ese es el otro gran argumento de la exposición; el cual queda escenificado con instalaciones tan espeluznantes como Sacred (concretada en una caja de acero con ventanas, a través de las que se puede ver a Weiwei en la celda donde estuvo retenido en 2011, siempre vigilado por los guardias del centro).

Dentro de ese esquema de juego, el conceptualismo al que aspira el escultor, pintor, fotógrafo y cineasta funciona motivado por la espectacularidad de sus propuestas, y por el componente de identificación social que es capaz de desbordar. Características en las que se integran de lleno los 3.000 cangrejos manufacturados individualmente, con los que el capitalino ataca la censura en toda su extensión y dobles sentidos; o el mapa de China elaborado con maderas recicladas, que se extiende por la superficie de la Royal Academy como un bloque de acusaciones nostálgicas y necesarias.

El Arte es actitud”, asegura Ai Weiwei. Cuatro palabras que, cuando los asistentes pasean entre los árboles de su bosque diseñado expresamente para esta exhibición, parecen adquirir la savia vitalista de este señor oriental con espíritu rebelde, eterno enemigo de las cadenas.

En ese contexto de batallas contra los elementos es donde se hace fuerte el Arte del hijo del poeta; como una barricada de inspiraciones libertarias.

Más información en

http://www.aiweiwei.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language