Zurbarán pinta Madrid con realismo místico

526

Zurbarán recrea las simas artísticas del Siglo de Oro con una vasta exposición sobre su obra, que acoge el Museo Thyssen-Bornemisza de la Villa y Corte. 

"Zurbarán: una nueva mirada" se compone de 63 cuadros, muchos de ellos prestados por museos extranjeros
“Zurbarán: una nueva mirada” se compone de 63 cuadros, muchos de ellos prestados por museos extranjeros

Las agonías son caminos sin sudores perlados en la paleta del maestro nacido en Fuente de Cantos (Badajoz).

Francisco de Zurbarán consiguió a base de claroscuros difuminados que la pintura adquiriera la tridimensionalidad escultórica. Una aventura de perfeccionismo voluntariamente frígido con la que el creador plástico del XVII vistió de oropeles ingeniosos sus tenebrosidades ácidas, su religiosidad abismal y mística, y su sentido espectral de la santidad.

Zurbarán consiguió transmitir un sentido escultórico a través de sus pinturas
Zurbarán consiguió transmitir un sentido escultórico a través de sus pinturas

Coetáneo de Velázquez y de Alonso Cano, el autor de San Francisco en éxtasis aposenta su discurso de eternidades nocturnas en una vasta exposición, que alberga el Museo Thyssen-Bornemistza de Madrid, entre el 9 de junio y el 13 de septiembre de 2015.

ZURBARÁN RECLAMA SU LUGAR

Los sesenta y tres cuadros que componen la muestra Zurbarán: una nueva mirada, juegan caprichosamente con la idea de que el extremeño elaboró un profundo trabajo de insinuaciones, escondidas tras las cortinas de la espátula y las aglutinaciones cromáticas. Un sinfín de mensajes difíciles de interpretar, que revelan sus consignas únicamente cuando son analizados con la lupa de la cercanía visual.

Zurbarán siempre se ha visto superado en admiración por coetáneos como Velázquez y Alonso Cano
Zurbarán siempre se ha visto superado en admiración por coetáneos como Velázquez y Alonso Cano

Interesado en un primer momento por las lecciones llegadas del realismo trágico transalpino, propagado por Caravaggio y sus seguidores; don Francisco tradujo las aplicaciones italianas al lenguaje propio de un individuo aderezado con las inclemencias temporales de la Iberia de sol y tierra, de catolicismo dogmático y de Contrarreformas silenciadas por latinismos crepusculares.

En esas condiciones, Zurbarán moldeó su personalidad dentro del universo de la sobriedad programática. Autobiografía sellada a base de pigmentos y líneas, que es narrada con pasión y curiosidad admirativa por las expertas Odile Delenda y Mar Borobia. Ellas son las responsables de la selección de trabajos (muchos de los cuales no han sido expuestos con anterioridad en España) que inundan las salas del Thyssen-Bornemisza, y que expresan la genialidad de un hombre siempre superado en apego emocional por coetáneos más populares, tales como los citados Velázquez y Cano.

Zurbarán consiguió introducir unas visiones de misticismo militante en sus escenas religiosas
Zurbarán destacó por el misticismo en sus escenas religiosas

En esa categoría de sorpresivo signo, hay que mencionar la inclusión en la muestra de uno de los óleos más emblemáticos del pintor del Siglo de Oro: el titulado San Serapio, que ha sido cedido temporalmente por el Wads Worth Atheneum Museum of Art, de la ciudad estadounidense de Hartford.

Pero Zurbarán: una nueva mirada no solo se hace eco de las innovaciones del artista de Fuente de Cantos por medio de las escenas surgidas de su pincel, sino que también otorga un espacio privilegiado a los alumnos de este. Un heterogéneo grupo en el que destaca la presencia de su hijo Juan, quien acude a Madrid con siete bodegones que exploran con determinación la variante tridimensional iniciada por su progenitor.

Los retratos de Zurbarán muestran su pasión por el tenebrismo casi ácido en tonalidades
Los retratos de Zurbarán muestran su pasión por el tenebrismo casi ácido en tonalidades

Para muchos, don Francisco era simplemente el maestro de los motivos religiosos, siempre con el pincel en guardia para ser interlocutor de las enseñanzas bíblicas, sin interpretaciones fuera de los márgenes determinados por Roma.

Sin embargo, la vitalidad escondida en sus fondos falsamente neutros indican algo muy diferente: un mundo codificado de paisajes nublados y mensajes silenciados por las capas oleosas, que dan pie para profundizar en la mente visual de un autor con mucha mayor trascendencia de la supuesta.

Zurbarán concibió sus obras para ser vistas de cerca, como si animaran al receptor a que las tocara
Zurbarán concibió sus obras para ser vistas de cerca, como si animara al receptor a que las tocara

Más información, entradas y horarios en

http://www.museothyssen.org/thyssen/home

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language