Valérie Belin esculpe en París la belleza del siglo XXI

170

Valérie Belin es objeto de una extensa retrospectiva sobre sus trabajos fotográficos, en el Centro Georges Pompidou. La exposición, inaugurada ayer, estará abierta hasta el 14 de septiembre.

Valérie Belin incluye en la muestra su última serie de modelos/ Photo Credits: Isthar, de Valérie Belin
Valérie Belin incluye en la muestra su última serie de modelos/ Photo Credits: Isthar, de Valérie Belin

En el tránsito de un estado humano a otro suele haber una atracción compuesta por sensaciones contrarias, como si de dos extremos se tratara. Durante esos momentos de brevedad invisible, una figurada cuerda de acróbata arriesgado hace su aparición, suspendida en el tiempo y el espacio.

Ahí es donde la fotógrafa francesa Valérie Belin (Boulogne-Billancourt, 1964) sitúa su ojo de experta captadora de gestualidades cristalinas, con el que elabora escenas minimalistas de emociones cercanas a la vida y la muerte.

Terrenales, hiperrealistas, evocadoras, conceptuales, alquímicas… tales adjetivos son asumibles por las secuencias silenciosas que jalonan la carrera de esta mujer con estilete digitalizado. Una dama de bártulos artificiales que ocupa -hasta el 14 de septiembre– la cuarta planta del parisino Centro Geroges Pompidou, en la exposición Les images intranquilles.

Valérie Belin elabora sus imágenes con componentes altamente reactivos/ Photo Credits: Ananké, Valérie Belin
Valérie Belin elabora sus imágenes con componentes altamente reactivos/ Photo Credits: Ananké, Valérie Belin

VALÉRIE BELIN MONTA SU PASARELA

En 1973, el cineasta español Luis García Berlanga mostró en el filme Tamaño natural lo que la belleza fría y distante de un maniquí era capaz de provocar. Celos, amor, odio, perversiones… el arco de reacciones descrito por el director valenciano era amplio y variado; algo que Belin intenta emular a su modo, a través de la cámara y los negativos pasados por el laboratorio de las manipulaciones diversas e intencionadas.

Valérie Belin suele trabajar a partir de la alquimia entre la luz y la naturaleza/ Photo Credits: Aura, de Valérie Belin
Valérie Belin suele trabajar a partir de la alquimia entre la luz y la naturaleza/ Photo Credits: Aura, de Valérie Belin

Desde 1984, cuando la artista realizó sus impresiones inaugurales, VB ha identificado su trabajo con una filosofía marcada por la objetividad, sin intermediarios mecánicos ausentes de control. Por medio de primeros planos, la otrora seguidora del minimalismo americano -además de un particular conceptualismo mediático- ha levantado un paisaje de blancos y negros dotado de extravagancias románticas, emulsionadas por la contraposición entre las luces psicológicas y las naturalezas de bodegones barrocos.

Los maniquíes de Belin lanzan sus consignas con la hierática pose de las diosas imaginadas a partir de las mitologías contemporáneas, siempre hundidas en atmósferas congeladas en el espacio, al igual que las heroínas de muchas de las novelas de la literatura decimonónica.

El experto Clément Chéroux ha escogido un excelente conjunto de piezas manufacturadas por la mente de forense visual que acredita Valérie; y con ellas propone un laberinto de insinuaciones respecto a la futilidad de la fama, las vanidades vacías de contenido, la antigüedad ancestral de los pueblos africanos, o los discursos ocultos en los pliegues de los vestidos y las chapas de los automóviles.

Las modelos de Valérie Belin expresan frialdad mezclada con atracción/ Photo Credits: Electra, de Valérie Belin
Las modelos de Valérie Belin expresan frialdad mezclada con atracción/ Photo Credits: Electra, de Valérie Belin

Freud y sus teorías sobre el subconsciente colectivo también parecen contagiar fuertemente la animosidad de los personajes inventados por la compatriota de Victor Hugo; apoyos explicativos en base a los dogmas intelectuales, que alcanzan categoría suprema en Models (el proyecto  más reciente ideado por Belin).

Desde la primera serie de modelos retratada por la creadora en 2001, hasta la actual de 2015; es posible atisbar un cambio de iconografía, una bifurcación en las intenciones y el mensaje. Mientras en el pasado, los rostros parecían responder a los rigores estéticos de una soledad inmanente y desnuda; las mujeres presentes arropan sus poses futuristas con las nebulosas de los añadidos informatizados. Evolución que Valérie Belin tiende a atar a los vaivenes de la sociedad de esta década: confusa y dependiente de los espectáculos tecnológicos.

Valérie Belin comenzó a hacer fotografías en 1984/ Photo Credits: Junita, de Valérie Belin
Valérie Belin comenzó a hacer fotografías en 1984/ Photo Credits: Junita, de Valérie Belin

Más información, horarios y entradas en

http://www.centrepompidou.fr

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language