Muse apuntan hacia la deshumanización

183

Muse juegan con los mensajes distópicos en Drones: el séptimo álbum de su carrera, en el que reflejan un mundo dominado por la alienación y los comportamientos psicópatas.

Muse han encargado la portada del disco el ilustrador Matt Mahurin
Muse han encargado la portada del disco al ilustrador Matt Mahurin

En menos de cinco años, el concepto de dron ha irrumpido en el lenguaje periodístico y popular con la fuerza de los inventos ambiguos. Impulsadas por la industria bélica, estas máquinas con dispositivos de espionaje se han colado progresivamente en la rutina diaria, y con ellas se han filmado muchas de las escenas más impactantes en conciertos y partidos de fútbol.

Pero la utilización de tales aparatos teledirigidos no se ha quedado simplemente en el ámbito profesional, sino que en la actualidad es posible adquirir un dron particular en cualquier tienda medianamente equipada, con independencia del uso que el comprador quiera darle.

Estas interacciones entre la ciencia y la humanidad han llevado a los chicos de Muse a idear toda una obra en clave ecologista, sobre el deterioro del futuro debido al mal uso de los artefactos mecánicos. Un manual de indicaciones guitarreras y ténebres, con el que la banda británica ha completado su séptimo trabajo de estudio.

Muse traerán actuarán el  11 de julio en el BBK Live de Bilbao/ Photo Credits: Hans Peter van Velthoven
Muse actuarán el 11 de julio en el BBK Live de Bilbao/ Photo Credits: Hans Peter van Velthoven

MUSE Y SU PESIMISMO EN EL FUTURO

Para mí, los drones son como metáforas de los comportamientos psicopáticos. El mundo está dominado y manejado por tales artilugios. Este álbum explora el viaje de un humano, desde su sensación de abandono y pérdida de toda esperanza, hasta transformarse en un hombre-dron”, con estas palabras –publicadas en la cuenta de twitter de Matthew Bellamy el terceto inglés define la esencia filosófica de Drones; e imprime sentido creativo a una propuesta artística que goza de la potencia unitaria e indisoluble de sus primeros discos.

Muse pretenden recuperar el espíritu más rebelde de sus primeros discos/ Photo Credits: muse.mu
Muse pretenden recuperar el espíritu más rebelde de sus primeros discos/ Photo Credits: muse.mu

A través de los doce temas incluidos en el CD no se perciben treguas concedidas a los puntos muertos, ni banderas blancas que sacrifiquen la entrega voluntaria a las fuertes contorsiones guitarreras. Mucho más perfeccionado en su aspecto sonoro que en el lírico, el compacto se erige como un ejemplo épico de sublimación del añejo rock progresivo de los noventa, engordado con las vitaminas sensibles ofrecidas profusamente por Matthew Bellamy, Christopher Wolstenholme y Dominic Howard.

Entre los tintes orquestales y las evoluciones electrónicas de irresistible voltaje, los cortes se suceden con la contundencia de un terremoto agresivo y violento, muy en la línea de la psicopatía colectiva a la que alude constantemente la vibrante garganta de Bellamy.

Muse se han convertido en una banda que cuida especialmente el aspecto sinfónico de sus trabajos
Muse se han convertido en una banda que cuida especialmente el aspecto sinfónico de sus trabajos

Como si se estuvieran preparando para la tercera guerra mundial, los componentes de Muse hablan -con una impostada ingenuidad verbal- de alienación individual (Dead Inside), de sensibilidades malogradas en los laboratorios (Mercy), de militarismos anudados por las consignas mediáticas (Drill Sargeant y JFK) y de horizontes imposibles de soñar (The Globalist).

Drones se percibe a través de las palabras y los pentagramas como una obra unitaria y pesimista, al estilo de lo esbozado por Pink Floyd en The Wall : una fábula aparentemente visionaria, en la que el rock sirve de linterna existencial para iluminar los infiernos posibles. Decorados asfixiantes que ilustran paisajes en los que los hombres y mujeres son marionetas inservibles, salvo para la cadena asesina programada por las altas instancias gubernamentales.

Muse alcanzaron uno de sus hitos creativos con la edición de The 2nd Law (2012)
Muse alcanzaron uno de sus hitos creativos con la edición de The 2nd Law (2012)

En semejantes escenarios, cobra especial significación el track titulado Psycho: un verdadero leitmotiv que aglutina el curso tétrico de Drones, y con el que la banda ha bautizado su gira planetaria (Psycho Tour 2015).

Producido a medias entre Robert John “Mutt” Lange (venerado artífice de algunos de los mejores álbumes de AC/DC, Def Leppard, The Cars, Billy Oean y Foreigner, entre otros) y Muse, la parada creativa más reciente de los responsables de The Resistance se tiñe de negro desde los primeros acordes de Dead Inside. Auténtica declaración de intenciones con la que los británicos se acercan a la sociedad de las corruptelas políticas, al mundo de la esclavitud capitalista, y a la panacea de la deshumanización.

Con el paso del tiempo, Muse han sabido combinar a la perfección la carga guitarrera con el timbre de Matt Bellamy
Con el paso del tiempo, Muse han sabido combinar a la perfección la carga guitarrera con el timbre de Matt Bellamy

Vídeo oficial de “Psycho“, por Muse

Más información y fechas para el tour en

http://www.muse.mu

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language