B.B. King fallece a los 89 años

19

Lucille está de duelo. La guitarra Gibson más famosa del blues tuvo cuerpo de mujer danzarina y curvatura metálica entre los dedos de Riley Ben King (Berclair, Misisipi, 1925- Las Vegas, Nevada, 2015).

B.B. King imaginó pechos en la madera encerada de su dama de melodías noctámbulas, y con ella surcó las sinuosidades de la expresividad impetuosa y eléctrica. Del rock a las diversiones espirituales de los himnos traicioneros, el sureño arrancó sollozos y sonrisas, traducidos por la caja y el mástil de Lucille.

Después de numerosas aventuras de sinfonías aguardentosas y arcillas candentes, el genio de las cuerdas falleció ayer, sin poder prolongar su envidiable carrera artística. Un fatal desenlace que enmudeció a Lucille, cual viuda sincera y dolorida.

La señora del blues entona desde entonces un llanto silencioso, que solo ahoga con las partituras desempolvadas del hombre que compartió escenario y charlas de backstage con Elvis Presley, Roy Orbison, Frank Sinatra, Jerry Lee Lewis y Johnny Cash.

No obstante, por mucho que se escriba sobre él, el mejor homenaje respecto a la  labor de B.B. King estriba en escuchar una vez más su magistral música. Ante ella, sobran las palabras…

The Thrill Is Gone“, actuación de B.B. King en el Festival de Montreux de 1993. Canal en youtube de Eagle Rock.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language