David Foenkinos da voz a Charlotte Salomon

158

David Foenkinos se acerca a la trágica existencia de la pintora germana Charlotte Salomon, para elaborar la novela Charlotte. Un premiado trabajo, que acaba de ser traducido al español por la Editorial Alfaguara.

David Foenkinos consiguió el Premio Goncourt des Lycéens 2014 con este libro
David Foenkinos consiguió el Premio Goncourt des Lycéens 2014 con este libro

En el campo de concentración de Auschwitz, ser artista y reconocerlo significaba tener un destino asegurado para entrar en las duchas de cianuro y asfixia.

Pintores, escultores, músicos, escritores, arqueólogos, abogados, filósofos, políticos… Todos sepultaron su talento en la montaña de esqueletos desmembrados, con que los nazis coronaron su bestial Holocausto.

Entre esos cuerpos inertes y magullados, la figura frágil y huidiza de la creadora Charlotte Salomon (Berlín, 1917- Auschwitz, 1943) apagó sus signos abiertamente expresionistas: la luz de los colores sustraídos a una paleta, que empezaba a volar con la savia profunda de maestros del tallaje de Marc Chagall y August Macke.

Veintiséis años de pigmentos y miradas dialogantes, que la barbarie orgiástica y racial de Hitler selló con el telón de la sinrazón y el aniquilamiento colectivo.

David Foenkinos imagina el calvario de Charlotte Salomon hasta su ejecución en Auschwitz
David Foenkinos imagina el calvario de Charlotte Salomon hasta su ejecución en Auschwitz

David Foenkinos (París, 1974) no pudo conocer los universos interiores de la joven Lotte durante el tiempo en que esta anduvo por los senderos de la existencia, pero su historia sí que llamó la atención del responsable de La delicadeza. Y con ella construyó un texto de fuego anímico y agua de pasión arrasada.

Un volumen titulado Charlotte, que Alfaguara ha traducido al idioma de Cervantes, tras alzarse en Francia con el Premio Goncourt des Lycéens de 2014 y el Premio Renaudot.

DAVID FOENKINOS Y LA CHICA DE LOS ROSTROS OPACOS

Lejos de elaborar una biografía al uso, el autor de El potencial erótico de mi mujer diseña una especie de lienzo plagado de siluetas, tan atmosférico como sutil. Una tabla literaria que intenta asimilar, a base de palabras, el trasfondo secuencial de la poliédrica Salomon.

David Foenkinos intenta reproducir en su prosa el intenso mundo interior de la pintora berlinesa
David Foenkinos intenta reproducir en su prosa el intenso mundo interior de la pintora berlinesa

La trama comienza cuando la pintora viaja a la nación de Jean Renoir, para escapar de la brutalidad desplegada por los seguidores de Adolf Hitler en Alemania.

Según la crónica real, el traslado se produjo unas semanas después de que las tropas de asalto (SA) destrozaran las sinagogas y los comercios judíos, en la trágica Noche de los Cristales Rotos (ocurrida el 9 de noviembre de 1938). Asustada por la violencia sin control, la muchacha fue acogida por sus abuelos, que residían cerca de Niza.

Sin embargo, el terror no iba a abandonar a la protagonista del texto de DF. La declaración de guerra y la posterior invasión teutona de Francia provocarán que la heroína de los pinceles acabe repatriada al matadero bautizado como Auschwitz, aunque antes tuvo que pasar una estancia en el Campo de Gurs, situado en la región de los Bajos Pirineos.

En medio de esta odisea moribunda, Charlotte pudo –no obstante- experimentar una tierna y breve relación amorosa, mantenida con el refugiado austriaco Alexander Nagles.

David Foenkinos es uno de los autores jóvenes más relevantes de la literatura francesa
David Foenkinos es uno de los autores jóvenes más relevantes de la literatura francesa

Sensible en sus descripciones y afilada en su ambientación, la obra de Foenkinos desarrolla un retrato cargado de detalles, como extraídos de un dibujo autorizado por el espíritu de Salomon.

Los contados cuadros que se conservan de ella -la mayoría localizados en Holanda- muestran el pulso de una artista plástica de psicológicas connotaciones, ansiosa por acceder a unos conceptos de felicidad que la vida le negó en demasiadas ocasiones, salvo en momentos puntuales.

Al final de su martirio, el curso profesional de Charlotte fue derruido con la contundencia ejecutora de los totalitarismos que dinamitan la imaginación, reducido a añicos por la acción asesina del Zyklon B (sustancia fabricada por la empresa IG Farben). Un gas que envenenó con grises de pesadilla los pulmones de la magistral fémina, e hizo ascuas sus horizontes de imágenes nunca inmortalizadas.

Sin embargo, y a pesar de las intenciones de los nazis, la sentencia firmada por la Gestapo no pudo borrar el creativo sendero de garbanzos dejado por la singular dama del Expresionismo.

Sin él, David Foenkinos nunca habría podido adentrarse en el interior siempre polícromo de esta mujer, alumbrada con voz de hebra y timbre de tabla humedecida.

David Foenkinos adquirió notoriedad internacional a raíz del largometraje "La delicadeza", dirigido por el novelista y su hermano Stéphane
David Foenkinos adquirió notoriedad internacional a raíz del largometraje “La delicadeza”, dirigido por el novelista y su hermano Stéphane

Más información en

http://www.alfaguara.com

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language