Invernadero trae a Madrid el surrealismo burocrático

85

Invernadero llega al capitalino Teatro de la Abadía con Mario Gas y Eduardo Mendoza como máximos responsables. Un texto enloquecido y neurótico, que protagonizan Gonzalo de Castro y Tristán Ulloa.

Invernadero fue redactada en 1958, supuestamente inspirada en la invasión soviética de Hungría/ Photo Credits: teatroabadia.com y Ros Ribas
Invernadero fue redactada en 1958, supuestamente inspirada en la invasión soviética de Hungría/ Photo Credits: teatroabadia.com y Ros Ribas

Los laboratorios humanos fueron las habitaciones preferidas de Harold Pinter a lo largo de su carrera. A través de las controversias entre distintos grupos de personajes, el autor de No Man’s Land dibujó enriquecedores tapices de notable profundidad psicológica, siempre sorprendentes y con irónicos trazos.

Extraña y polivalente en cada uno de sus diálogos, Invernadero sigue con fidelidad esa pauta creativa marcada por el londinense, y que le sirvió para poner en tela de juicio temas tan importantes a escala social como el de la ejecución del poder o el de la sinrazón de la burocracia rectora.

Asuntos de plena vigencia en la actualidad, a los que Mario Gas les saca la debida y afilada punta en el montaje español de The Hothouse, que estará en el Teatro de la Abadía de Madrid (Calle Fernández de los Ríos 42) del 26 de febrero al 29 de marzo de 2015.

Invernadero llega a Madrid después de triunfar en Sevilla
Invernadero llega a Madrid después de triunfar en Sevilla

INVERNADERO Y LAS PLANTAS CARNOSAS

Eduardo Mendoza firma esta versión del texto manuscrito por el Nobel de Literatura en 2005, el cual llega a la Villa y Corte después de haber triunfado en carteleras tan exigentes como la de Sevilla.

De ambientación difusa, la historia está supuestamente inspirada en la intervención soviética en Hungría (ocurrida en 1956), la cual dio origen al consiguiente levantamiento popular de los magiares. No obstante, el writer vecino del Támesis decidió no identificar claramente el territorio de la acción. Y lo que simplemente deja claro es que los hechos transcurren durante el día de Navidad de un año también impreciso.

Recluidos en un centro hospitalario (mitad clínica mental y sanatorio), los personajes (pacientes) reciben la noticia de la muerte de uno de los internos, de la que se ha enterado el equipo directivo del lugar. A partir de ese incidente, la trama presenta tintes de realismo mágico o de surrealismo febril, desplegado por una metralleta de palabras contundentes.

Invernadero hace del lenguaje el principal elemento dinamizador/ Photo Credits: teatroabadia.com y Ros Ribas
Invernadero hace del lenguaje el principal elemento dinamizador/ Photo Credits: teatroabadia.com y Ros Ribas

Pinter consigue que el lenguaje se convierta en el verdadero protagonista del argumento, trasladando el marco situacional a lo anecdótico. Una apuesta que se ve favorecida por el significado polivalente de la narración, y que dota de sentido a los múltiples papeles que habitan en el decorado.

Roote (Gonzalo de Castro), Gibbs (Tristán Ulloa), Lush (Jorge Usón), la Srta. Cutts (Isabelle Stoffel), Lamb (Carlos Martos), Tubb (Javivi Gil Valle) y Lobb (Ricardo Moya) adquieren la musculatura de las silabas amargas, las arrugas de las confesiones atemperadas por el caos existencial.

Algo más de veinte años tardó HP en estrenar Invernadero (aunque originalmente fue publicada en 1958, la pieza no vistió el traje de luces hasta 1979); lapso de silencio en el que el libreto maduró reflexión de barril, para cargar con el perfume de la libertad cada una de sus insinuaciones.

Invernadero se desarrolla en un supuesto centro hospitalario/ Photo Credits: teatroabadia.com y Ros Ribas
Invernadero se desarrolla en un supuesto centro hospitalario/ Photo Credits: teatroabadia.com y Ros Ribas

Tal vez, el motivo de la fermentación fue que el licor que destilaba The Hothouse era demasiado ácido para la época de la Guerra Fría, donde podía resultar peligroso exponer un cosmos tan abiertamente anárquico como el propuesto por el dramaturgo isleño.

Aunque, en el tercer milenio, ya se puede poner en solfa a los mecanismos del poder, sin miedo a réplicas dictatoriales y vengativas… ¿o no?

Invernadero estará en Madrid del 26 de febrero al 29 de marzo de 2015
Invernadero estará en Madrid del 26 de febrero al 29 de marzo de 2015

Más información, entradas y horarios en

http://www.teatroabadia.com

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language