Víctor Manuel, medio siglo a vueltas con la lírica

177

Víctor Manuel refresca en “50 años no es nada” (Legacy) treinta y tres de sus canciones más conocidas, con las que ha conseguido distinguirse como uno de los compositores más importantes en el idioma de Cervantes. Un disco en clave de autohomenaje que cuenta con colaboraciones tan jugosas como las de Serrat, Luis Eduardo Aute y Pablo Milanés, entre otros.

Víctor Manuel tiene previsto presentar el álbum en un emotivo concierto programado en el Barclaycard Center de Madrid
Víctor Manuel tiene previsto presentar el álbum en un emotivo concierto programado en el Barclaycard Center de Madrid

Con unas estrofas y un poco de sangre en el papel, el músico proveniente de Asturias abrió de par en par las puertas vergonzosas de los sanatorios del olvido: esos rincones oscuros e inquisidores donde solían pasar sus días los que nacían diferentes.

 A través de esas gestas de rapsoda y honda inocencia, Víctor Manuel acercó su pluma en 1978 al problema de los discapacitados: unos seres invisibles en la España de la uniformidad, a los que el trovador norteño les otorgó la dignidad de los ciudadanos de pleno derecho. “Sólo pienso en ti” fue el título de esa carta dirigida a torpedear la insensible y cruel sociedad de la ocultación, estribillos amparados en el romanticismo de una oda sobre un Romeo y una Julieta aquejados de soledad familiar.

La pieza en clave de song se convirtió en todo un éxito de intenciones y de público, y sus entrañas sirven perfectamente para explicar un simple pedazo del currículo del autor de “Ay amor“.

Víctor Manuel ya escenificó en 2013, en erl recito ovetense de La Ería, el repertorio de su disco de su nuevo trabajo
Víctor Manuel ya escenificó en 2013, en el recito ovetense de La Ería, el repertorio de su nuevo trabajo

Estación puntual que sin duda incitará a los espíritus con ansias de emocionarse a descubrir los detalles de una margarita de ritmos inolvidables, la cual ya acumula la friolera de diez lustros en sus hojas; y en la que ha habido hueco para dramas y comedias, protestas y ternuras, denuncias y llantos.

Fiesta con velas candentes que VM ha querido inmortalizar en el disco “50 años no es nada” (Legacy), grabado durante dos conciertos ofrecidos en 2013 (dentro del recinto La Ería, en Oviedo).

VÍCTOR MANUEL Y SU LEGADO

Los treinta y tres cortes de los que consta el álbum se atisban como retazos de la historia viva de un país (España) plagado de contradicciones, de cambios bruscos, de evoluciones mediatizadas, de caciques y cadenas.

Algunos de los expertos en la materia suelen catalogar al autor de “El abuelo Vítor” como un singer propio de La Transición; período en el que el artista elaboró muchas de sus obras más famosas. Sin embargo, las letras del compositor asturiano no se han quedado solo en esos momentos de libertad balbuciente, sino que ha acompañado a los hispanohablantes más allá de los primeros pasos tras el final de la férrea dictadura franquista.

Víctor Manuel se ha mantenido en activo desde la década de los sesenta
Víctor Manuel se ha mantenido en activo desde la década de los sesenta

Como si se tratara de un personaje de “La Puerta Alcalá“, el hijo del ferroviario ha crecido y modificado su pelaje al hilo de la actualidad, sin importarle lo más mínimo los posibles distanciamientos generacionales. Y lo ha hecho participando con su timbre y su guitarra de la mayoría de los movimientos urbanos, siempre amparado en versos doloridos por los males sociales (el maltrato, la droga…); o elevado por los sueños de los héroes anónimos.

Por eso, “50 años no es nada” se erige como una bandera de geografías comunes y aditivas. Una patria de atriles y partituras en la que Víctor Manuel pasea con soltura al lado de gente como Miguel Poveda, Hevia, Marisa Valle Roso, Pablo Milanés, Rosendo, Ana Belén o Soledad Giménez.

En definitiva, una moviola de resonancias coloreadas en la que lucen -con su añejo y pretérito encanto- los sones de “Danza de San Juan“, “La sirena“, “Cuélebre“, “Asturias“, “Por el camino de Mieres“, “Nada sabe tan dulce como tu boca” o la ya mencionada “Sólo pienso en ti” (interpretada al lado del no menos mítico Miguel Ríos).

Entre los temas seleccionados por Víctor Manuel no faltan algunos de los éxitos interpretados con Ana Belén
Entre los temas seleccionados por Víctor Manuel no faltan algunos de los éxitos interpretados con Ana Belén

Tal compendio de notas demuestra el sorprendente peso específico que detenta la pareja de la también cantante Ana Belén, y con el que ha contribuido a dibujar los rasgos populares la tierra de Quevedo y Lope de Vega (faz que el natural de Mieres del Camino ha imaginado con el gesto de los contraluces vivenciales). Un paisaje que expone en su vastedad puntos de fuga de agradable singularidad, como los materializados en los ufanos tracksQuiero abrazarte tanto” (con Ismael Serrano), “Soy un corazón tendido al sol” (con Estopa), “Déjame en paz” (con El Gran Wyoming)  o “El abuelo Vítor” (con Joan Manuel Serrat).

Al aire de este cancionero, la nostalgia vira con ticket de un único sentido al calor de los surcos; formando un mosaico de emotivas teselas que tendrá en breve su traslación al vivo y en directo.

Una cita que Víctor Manuel ha fijado para el próximo 13 de febrero de 2015, y a la que acudirá con sus friends para regalar unas cuantas melodías. Reunión que discurrirá bajo la esfera circular del Barclaycard Center de Madrid (Av. Felipe II s/n).

Aparte de Ana Belén, en el compacto también figuran invitados de la categoría de Miguel Ríos y Hevia
Aparte de Ana Belén, en el compacto también figuran invitados de la categoría de Miguel Ríos y Hevia

Más información, entradas y horarios en http://www.victormanuel50noesnada.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language