Rinoceronte, embestidas surrealistas en Madrid

196

Rinoceronte exhibe los mecanismos del Teatro del Absurdo en el interior del María Guerrero. Pepe Viyuela y Fernando Cayo protagonizan esta adaptación de la homónima obra de Ionesco, que dirige Ernesto Caballero.

Rinoceronte estará en la capital hasta el próximo 8 de febrero de 2015
Rinoceronte estará en la capital hasta el próximo 8 de febrero de 2015

En 1959, los totalitarismos aún tenían enaguas de movie star en la política internacional.

Apenas una década después de la caída del Fascismo italiano y del Nacionalsocialismo alemán, Eugène Ionesco imaginó una obra de teatro en la que la metamorfosis anulaba la voluntad, y en la que subyacía la conversión de las masas a través de la sinrazón de los cambios sociales.

Rinoceronte llegó a las salas cuando el mundo se dividía entre barras y estrellas y las hoces y los martillos sobre fondos rojos; cuando los terrícolas seguían las corrientes dominantes de las ideas colectivas; cuando la escena cultural demandaba a grito pelado propuestas ajenas a las camisas de fuerza, normalmente impuestas subrepticiamente por los poderes ejecutivos.

En esa época, que presagiaba el desembarco rabioso del mayo parisino del 68 y que ya dormía pesadillas con el chute literario de la generación beat, España todavía andaba sometida al yugo férreo de una dictadura de grisáceas perspectivas, sin ánimo para levantar la cabeza en busca de un hermanamiento oficial con las corrientes del pensamiento más renovador y surrealista.

Rinoceronte muestra un montaje que recuerda las oscuras sensaciones de los relatos de Kafka/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez
Rinoceronte muestra un montaje que recuerda las oscuras sensaciones de los relatos de Kafka/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez

Han pasado muchos inviernos desde entonces, pero las ascuas de semejante fuego compartido aún están más que vivas en las palabras de Rinoceronte. Un calor necesario y esclarecedor que resurge como el Ave Fénix en la Piel de Toro del 21% de IVA y de las corruptelas en las cúpulas mandatarias; alojado para tan especial ocasión dentro de la egregia arquitectura del Teatro María Guerrero de Madrid (Calle de Tamayo y Baus, 4)

RINOCERONTE Y EL VIRUS DE LA ALIENACIÓN

El tema de la voluntad es el eje central de este mordaz relato que se emplea a fondo en la suscitación de múltiples preguntas sobre nuestra responsabilidad,  tanto individual como colectiva. Así por ejemplo, qué postura debemos o podemos adoptar con respecto a la degradación generalizada de la sociedad,  o ante determinadas propuestas para su radical transformación”,  explica Ernesto Caballero, el director y máximo responsable de la nueva versión de la pieza, que estará en La Villa y Corte hasta el próximo 8 de febrero de 2015.

Rinoceronte es una ácida reflexión sobre los totalitarismos y la voluntad/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez
Rinoceronte es una ácida reflexión sobre los totalitarismos y la falta de voluntad para resistir/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez

La acción arranca en un figurado pueblo de una geografía kafkiana, lugar espectral donde viven dos amigos llamados Juan y Berenger. Ambos tienen una estrecha relación, hasta que tienen noticias de un rinoceronte fugado. Es entonces cuando empieza a cambiar la naturaleza del primero de ellos.

Sin saber muy bien por qué, el resto de los habitantes del enclave también sufren los mismos síntomas que Juan, los cuales les convierten en bestias sin capacidad para preservar su individualidad. Tan solo Berenger permanece indemne ante los efectos desatados por el misterioso mal.

Rinoceronte fue estrenada originalmente en 1959/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez
Rinoceronte fue estrenada originalmente en 1959/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez

Como en la mayoría de las obras concebidas por Ionesco, lo singular se impone como una dolorosa elección en medio de lo considerado como normal y mayoritario: una paradoja de voluntariedad que  subyacía igualmente en algunos de sus títulos más celebrados, como “La cantante calva” y “El nuevo inquilino“. Dentro de semejante realidad, los juegos de palabras pergeñados por el dramaturgo rumano sirven a Caballero para enlazar una trama reflexiva y de rabiosa actualidad, muy emparejada en esencia a esta virtual tristeza del siglo XXI; llorosa dama de infortunios poblacionales, muy dada a dejarse manipular por las mentes maquiavélicas.

Un ecosistema de engranajes expresionistas (con un aura casi de boceto de Chagall y de Kokoschka) en el que los actores se mueven como enfermos encerrados en un manicomio existencial. Un elenco donde participan -con los uniformes de la pasión visceral- Pepe Viyuela, Fernando Cayo, Janfri Topera y Fernanda Orazi, entre otros.

La obra de Ionesco ha ganado fulgor con la complicada situación social en la España de 2014/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez
La obra de Ionesco ha ganado fulgor con la presente situación social/ Photo Credits: CDN y Valentín Álvarez

Vídeo de “Rinoceronte“, proporcionado por el CDN

 

Más información, entradas y horarios en http://www.cdn.mcu.es/

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language