Léa Seydoux escribe el diario de la camarera

213

Léa Seydoux toma el testigo de Paulette Goddard y Jeanne Moreau en la nueva adaptación de “Le Journal D’une Femme De Chambre“. El veterano director Benoît Jacquot es el encargado de testar a la francesa con el uniforme de criada.

Léa Seydoux viajó al siglo XIX antes de meterse en la piel de Madeleine Swann, la chica Bond de "Spectre"
Léa Seydoux viajó al siglo XIX antes de meterse en la piel de Madeleine Swann, la chica Bond de “Spectre”

Octave Mirbeau imaginó a Célestine como una fémina de papel, con cofia y delantal cosidos a base de tinta y palabras.

Cuando el novelista soñó con esta mujer de ambivalente moral, el personaje aún no había adquirido los rasgos de Paulette Goddard y Jeanne Moreau; pero en su genética anidaban los contornos de las mencionadas estrellas del cine. Un retrato de facciones cambiantes y diversas, al que acaba de sumar las suyas la joven Léa Seydoux.

La musa virginal de “La bella y la bestia” es la protagonista de “Jorunal D’une Femme De Chambre“, la película dirigida por Benoît Jacquot (“Adiós a la reina“), que este acaba de finalizar con fidelidad declarada hacia el homónimo texto de Mirbeau.

Léa Seydoux es la decidida Célestine, en la película de Benoît Jacquot
Léa Seydoux es la decidida Célestine, en la película de Benoît Jacquot

LÉA SEYDOUX SE PONE A LA BÚSQUEDA DE UN ASESINO

Como en el precedente literario, la trama de la movie sigue las vicisitudes de una joven doncella, llamada Célestine. La chica, que arrastra un pasado de privaciones, acaba de llegar a la casa de una familia pudiente, aunque un tanto extraña.

Por un lado se encuentra la matriarca del clan: una señora enferma de frigidez latente, que es incapaz de aportar una mínima chispa de amor a los suyos. Junto a ella comparece el esposo y padre, un hombre al que le gusta demasiado la carne de las gachís completamente diferentes a su esposa. Y luego se posiciona el abuelo, un fetichista de objetos femeninos al que le pierden el voyeurismo y las herederas de Eva.

No obstante, si estos seres resultan oscuros y contradictorios, el que se lleva la palma es uno de los trabajadores de la finca. En concreto, se trata de un hombre rudo y perturbado, al que la protagonista ve como el probable asesino y violador de una niña de la comarca.

Léa Seydoux hace suyo un papel que antes interpretaron Paulette Goddard y Jeanne Moreau
Léa Seydoux hace suyo el papel que antes interpretaron Paulette Goddard y Jeanne Moreau

Decidida a hacerle confesar ante las autoridades, Célestine no parará en su propósito de enmienda social; llegando incluso a concebir el matrimonio con el presunto homicida.

Hipnótica y atrayente, la historia de “Le Journal D’Une Femme De Chambre” ya sedujo completamente a Jean Renoir, quien adaptó el argumento en su excelente obra “Memorias de una doncella” (estrenada en 1946). En esa ocasión, y probablemente por la carga escandalosa del libro, el director de “El río” modificó un poco la acción, trasladándola a una familia algo distinta de la original. Aunque lo que sí mantuvo fue la fuerza motriz de Célestine, la cual estuvo perfectamente interpretada por la venusiana Paulette Goddard (a la que acompañó en escena su pareja de entonces, el no menos genial Burgess Meredith).

La novela de Octave Mirbeau fue adaptada al cine por luis Buñuel en 1964
La novela de Octave Mirbeau fue adaptada al cine por Luis Buñuel, en 1964

Tras el éxito de esta versión, el texto cayó casi veinte años después en manos del inmenso y surrealista Luis Buñuel, concretamente en 1964. El maestro aragonés tradujo con mayor rigor la narración de Mirbeau. Y, con su paisajismo trágico, elaboró un largometraje incómodo y asfixiante, perturbador y atmosférico. Un filme presidido por la envolvente presencia de la admirable actriz Jeanne Moreau, enquistada por imperativo del creador español en la casa de los Monteils.

Jacquot, pese a no poder acreditar todavía una filmografía tan determinante como la de sus antecesores, ha entendido su empresa como una aventura esencialmente dramática, en la que suceden sucesos que la acercan convenientemente al género del thriller de época.

Tesis de intenciones sorpresivas en la que participa sin restricciones el más que estimulante reparto, en el que -además de Seydoux– incrustan sus nombres  los efectivos Vincent Lindon, Clotilde Mollet, Vincent Lacoste y Hervé Pierre.

Jean Renoir también versionó libremente el relato en 1946
Jean Renoir también versionó libremente el relato, en 1946

Más información en http://www.imdb.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language