Lee Child triunfa en el RBA

58

Lee Child ha unido su nombre al de los vencedores del ilustre galardón de novela negra que concede la editorial RBA. El título de la obra damnificada es “Personal“.

Lee Child destacó por encima de los demás candidatos al RBA por su capacidad para aunar entretenimiento y calidad literaria
Lee Child destacó por encima de los demás candidatos por su capacidad para aunar entretenimiento y calidad literaria

Alguien quiere asesinar al presidente de Francia

Tranquilos, que no se trata de François Hollande; sino de un político materializado por la pluma del creador de Jack Reacher.

Así arranca la trama de “Personal“: la novela número 19 del mencionado Reacher, con la que el británico Lee Child (Jim Grant, en su casa a la hora de comer) acaba de ganar el VIII Premio RBA de Novela Negra (honor que está dotado con una cuantía de 125.000 euros).

El texto, que llegará a las librerías españolas el próximo otoño, es una eficaz mezcla de thriller estadounidense -calzado con los contrafuertes de la tradición contemporánea- y relato de espionaje ambientado en las altas esferas del poder, tocado por ligeras pinceladas de clasicismo setentero.

Un explosivo combinado que, pese a saltarse un poco las normas del género negro, ha resultado del agrado de los miembros del jurado; quienes han visto en la obra del literato nacido en Coventry (Inglaterra) una digna sucesora del título que venció en la edición de 2013 (la estremecedora “Pasaje de las sombras“, del nórdico Arnaldur Indridason).

Lee Child describe en "Personal" la historia de una persecución cargada de emociones en primera persona
Lee Child describe en “Personal” la historia de una persecución cargada de emociones en primera persona

LEE CHILD VIAJA POR EL MUNDO EN BUSCA DE UNA VENGANZA

Narrada con la técnica de los rompecabezas con giros determinantes y evolutivos, “Personal” es como una montaña rusa de acciones inesperadas; en la que Jack Reacher ejerce como un anfitrión convenientemente atípico, a medias entre la gallardía descastada de Richard Hannay y la agresividad de Rambo (aunque con las dotes de un estratega mucho más efectivo que las exhibidas por el citado musculitos proveniente de la Guerra de Vietnam).

Como ocurre en las anteriores entregas de la saga (de las cuales, la parte “Un disparo” fue llevada recientemente al cine con Tom Cruise como principal reclamo artístico), el pasado se funde con el presente para encarrilar los acontecimientos de un argumento en el que el protagonista tiene que exorcizar los fantasmas que atenazan su existencia.

Lee Child publicó su ópera prima en 1997/ Photo Credits: leechild.com
Lee Child publicó su ópera prima en 1997/ Photo Credits: leechild.com

Más de dos décadas separan al volumen inaugural de Jack Reacher con la intrincada temática de “Personal“, lapso profesional marcado por los padecimientos y desvelos de un personaje decepcionado con las esferas del poder, traicionado por los suyos, y obligado a esconderse en las calles de USA en calidad de mendigo. Toda una odisea voluntaria para alcanzar un poco de redención y de paz.

El tiempo transcurrido podría haber convertido a JR en una especie de candidato perfecto para el Equipo A, pero este antiguo oficial de la policía militar estadounidense siempre va solo; como un pistolero que se enfrenta individualmente a la muerte sin miedo alguno, únicamente armado con su inalterada concepción de la justicia.

Arropado bajo ese uniforme de gala es como se asoma a la ventana de su decimonovena aventura: crónica adictiva en la que los lectores descubrirán notas escondidas en el pretérito de Jack, y que le unen al presunto asesino que intenta acabar con la vida del mandatario francés.

Lee Child ha conseguido millones de seguidores por el enganche de su personaje fetiche: Jack Reacher
Lee Child ha conseguido millones de seguidores por el enganche de su personaje fetiche: Jack Reacher

Una bajada a los infiernos de su propia memoria que apunta a JR como el mejor candidato para detener al letal y escurridizo criminal, y que lleva al héroe a través de escenarios tan mediáticos como Londres y París. Itinerario que Child riega con un sinfín de peligros, algún gigante de infausto recuerdo, armas de fiabilidad constatable, y resortes de venganzas inconclusas.

Child te atrapa desde la primera página y ya no te deja escapar. Por eso, para mí, ahora es el número uno de los escritores dedicados al thriller”, confiesa el también autor Ken Follett.

Piropos como esos engrandecen la estela de cualquier writer con ansias de dejar huella. Y este exdirectivo de televisión (quien comenzó su carrera con las letras tras ser despedido de Granada TV) se postula como uno de ellos. Legado impreso, fama y seguidores no le faltan al papá de Jack Reacher

 

Una de los obras de Lee Child fue llevada al cine con Tom Cruise, en 2012
Una de los obras de Lee Child fue llevada al cine por Tom Cruise en 2012

Más información en http://www.leechild.com

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language