Cabaret pone ritmo a Broadway

80

Cabaret desembarca su mundo de entreguerras en la sala neoyorquina Studio 54, desde la pasada primavera. Tras meses de representaciones, esta versión dirigida por Sam Mendes y Rob Marshall se ha convertido en una de las sensaciones de la temporada. 

Cabaret muestra la grandeza del musical de Isherwood, Kander y Ebb en la sala Studio 54
Cabaret muestra la grandeza del musical de Isherwood, Kander y Ebb en la sala Studio 54

La chica de Chelsea, la misma chispeante muchacha que puso en jaque a la Alemana de la República de Weimar, vuelve cada noche a hacer acrobacias sobre una silla.

Al son de sus tonadas cargadas con balas de sensualidad, el coro afila el flequillo y se ajusta medias de corista; mientras la oficialía nazi toma posiciones para el asalto electoral al gobierno de la nación.

Los locos años treinta, preludio del mayor genocidio de la Historia, acuden a su cita con el timbre ensoñador de Sally Bowles y las contorsiones del Maestro de Ceremonias; tal cual lo hicieron en el lejano 10 de noviembre de 1966, fecha en la que Cabaret se asomó por primera vez a una platea (acontecimiento efectuado en el Broadhurst Theatre de USA).

Casi cincuenta años después, el Studio 54 de Broadway (124 W. 43rd St) reverdece la brillantez rítmica del libreto elaborado a tres bandas por Christopher Isherwood (argumento), John Kander (partituras) y Fred Ebb (letras).

Alojamiento en la calle teatral por excelencia de Nueva York que corre a cargo de dos creadores tan afamados como Sam Mendes (Skyfall) y Rob Marshall (Chicago), encargados de la dirección artística y de las coreografías, respectivamente.

El montaje de "Cabaret" muestra con brillantez el ascenso vertiginoso de la Alemania nazi en los años treinta/ Photo Credits: newyorkcitytheatre.com
El montaje de “Cabaret” muestra con brillantez el ascenso vertiginoso de la Alemania nazi en los años treinta/ Photo Credits: newyorkcitytheatre.com

Un espectáculo que afronta su actualidad con dos nominaciones a los premios Tony y miles de entradas vendidas, datos que han convertido a la obra en una de las sensaciones de la temporada escénica en Estados Unidos.

CABARET Y EL DEBUT DE MICHELLE WILLIAMS

Con un derroche de medios de altura considerable-propiciado por la Roundabout Theatre Company-, esta adaptación musical del relato breve escrito por Christopher Isherwood (“Goodbye To Berlin”) aporta elementos novedosos y sorpresivos.

Para empezar, el elenco interpretativo lo encabeza Michelle Williams, en la piel de Sally Bowles: una joven actriz que –pese a acreditar una exitosa carrera en el mundo del cine, con títulos como “Brokeback Mountain” y “Mi semana con Marilyn“- debutaba en el vivo y el directo.

Cabaret cuenta con el vestuario de William Ivey Long y los arreglos musicales de Patrick Vaccariello/ Photo Credits: newyorkcitytheatre.com
Cabaret cuenta con el vestuario de William Ivey Long y los arreglos musicales de Patrick Vaccariello/ Photo Credits: newyorkcitytheatre.com

No obstante, la estrella del celuloide comprendió muy bien las lecciones aceleradas de Mendes y Marshall, destinadas a que ésta encendiera con su voz y movimientos desde el gallinero a los palcos. Precisamente, la energía desplegada por la norteamericana en canciones como “Money, Money” y “Mein Herr” fue muy valorada por la crítica y los aficionados. Y eso que el papel acreditaba la complicación añadida de haber portado con anterioridad el rostro y la personalidad de damas de rompe y rasga, como Liza Minnelli, Jill Haworth o Judi Dench.

Un ejercicio de sobresalientes resultados que se encargará de mantener en todo lo alto Emma Stone (“Criadas y señoras“), cuando la pareja de Spider-Man sustituya a Williams a partir del próximo mes de noviembre.

La adaptación teatral de "Cabaret" exhibida en Studio 54 no desmerece en nada la brillantez de la homónima película de Bob Fosse
La adaptación teatral de “Cabaret” exhibida en Studio 54 no desmerece en nada la espectacularidad de la homónima película de Bob Fosse

Aunque la participación de la protagonista no es lo único resaltable de un show con trazas de histórico; ya que, junto a ella, el resto del cuadro artístico demuestra unas virtudes excelentes para transportar a los espectadores a la Alemania del período de entreguerras. Casting que completan el talentoso Alan Cumming (Maestro de Ceremonias), Linda Emond (Fraulein Schneider), Danny Burstein (Herr Schultz), Bill Heck (Cliff Brandshaw), Aaron Krohn (Ernst Ludwig) y Gayle Rankin (Fraulein Kost).

A través de ellos, la añeja relación amorosa entre la ingenua bailarina del Kit Kat Klub y el intelectual asqueado por el ascenso del Nazismo renueva sus estribillos efervescentes, siempre en un volumen similar al orquestado por Bob Fosse, y exhibido en la célebre adaptación cinematográfica del musical (con la que Fosse se llevó ocho Oscar de la Academia de Hollywood, en 1973).

Vídeo del montaje de “Cabaret“, por la Roundabout Theatre Company

 

Más información y entradas en http://www.roundabouttheatre.org

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language