Simon Pegg va a por la felicidad

155

Simon Pegg es el protagonista de “Hector and the Search for Happiness“: una película de autoayuda dirigida por Peter Chelsom, según la homónima obra de François Lelord.

Simon Pegg se mete en la piel del médico de la mente llamado Hector
Simon Pegg se mete en la piel del médico de la mente llamado Hector

Francis Scott Fitzgerald solía referirse a la vida como una gran estafa, cuyo elemento primordial y casi constante era la derrota. En un mundo en que la insatisfacción es la regla, hallar el camino de la felicidad se convierte en una utopía lejana e inaccesible.

Ante una realidad semejante, la psiquiatría se muestra como una ciencia insuficiente, sin píldoras efectivas como para provocar -siempre bajo receta facultativa- una mínima sensación de bienestar duradero en el individuo. En esos casos de tristeza colectiva, caracterizados por la depresión compartida, quizá el mejor antídoto sea alejarse de la rutina diaria: refugiarse en la perspectiva del peregrino, y respirar hondo en hábitats diferentes.

Simon Pegg encarna en el filme a un hombre cansado de no poder ayudar a sus pacientes
Simon Pegg encarna en el filme a un hombre cansado de no poder ayudar a sus pacientes

Tal alternativa es la que toma Hector, un médico de la mente ubicado en Londres, que se siente frustrado ante la imposibilidad para aliviar la amargura existencial de sus pacientes. Un personaje que, en cierta medida, es el alter ego de su creador (el psiquiatra François Lelord), y el cual pronto aparecerá en las pantallas con el rostro del actor británico Simon Pegg.

SIMON PEGG Y SU WAY OF HAPPINESS

Cuando el director inglés Peter Chelsom (Serendipity) leyó el libro de Lelord, lo que descubrió fue una historia de extremada actualidad, en la que se intentaba solventar -de un modo natural y entretenido- una de las eternas contradicciones permanente en las sociedades contemporáneas: el fracaso para acceder a una exigua garantía de felicidad.

Simon Pegg se mostró muy interesado en un papel que vierte grandes dosis de humanidad tangible
Simon Pegg se mostró muy interesado en un papel que vierte grandes dosis de humanidad tangible

Filósofos como Bertrand Russell ya impusieron en sus manuales la verosímil certeza de que la satisfacción vital era una entelequia en forma y contenido para el ser humano. Por lo tanto, perseguir lo que no se puede alcanzar -aunque se llegue a la centuria- no es más que un camino para acrecentar la frustración y el aroma a derrota continua.

Tal axioma difícilmente refutable, relativo a la esencia puntual de los buenos momentos, no lo pone en duda Lelord a lo largo de su texto. Sin embargo, lo que sí plantea con su relato es la posibilidad de comparar las distintas nociones de felicidad que existen en los más diversos lugares del globo terráqueo. En concreto, el protagonista testa las versiones del escurridizo concepto manifestadas por ciudadanos de Francia, China, África y Estados Unidos.

Simon Pegg comparte la pantalla con un elenco de actores conocidos en el que está Rosamunde Pike (en la foto)
Simon Pegg comparte la pantalla con un elenco de actores conocidos, entre los que está Rosamunde Pike (en la foto)

Con todas las experiencias recibidas, Hector conforma una especie de diario; en el que los momentos más simples componen una sinfonía de satisfacción perceptible que el doctor intentará transmitir a sus pacientes en la cosmopolita urbe del Támesis, lugar donde éste trabaja (París, en la obra literaria).

Fiel a la novela en la que se basa, el guion elaborado por la sueca Maria von Heland (Mi vida empieza hoy), Tinker Lindsay (Crímenes imperfectos) y el propio Chelsom se acerca a la peculiar historia con una agradable mezcla de humor bienintencionado y drama emocional; agitados profesionalmente en la coctelera cinematográfica, con el fin de retratar las limitaciones afectivas de los habitantes de un lugar llamado mundo.

Simon Pegg ha viajado alrededor del mundo para rodar la película
Simon Pegg ha viajado alrededor del globo para rodar la película

Un argumento semejante debía contar con un equipo artístico dotado de gran variedad de registros, capaz de arrancar las sonrisas y la empatía de los espectadores a través de pequeños gestos y situaciones contagiosas. Motivo más que suficiente por el que Peter Chelsom decidió -nada más recibir la luz verde de los estudios- diseñar un reparto heterogéneo, en el que colaboran intensamente Simon Pegg (Hector); Rosamunde Pike (Clara); Stellan Skarsgaard (Edward); Toni Collette (Agnes); Jean Reno (Diego); y el canadiense Christopher Plummer (Profesor Coreman).

La historia comienza en Londres, mientras que la novela iniciaba su narración en París
La historia comienza en Londres, mientras que la novela iniciaba su narración en París

Para saber cómo el psiquiatra construido por François Lelord consigue algunas respuestas -o no- a su búsqueda de la felicidad, sólo habrá que esperar hasta la segunda quincena del mes de agosto (fecha facilitada a los periodistas para el estreno del filme, en Gran Bretaña y USA).

Visionado que, tal vez, contribuya a aplacar la tristeza –aunque sea por poco menos de dos horas- de los hombres, mujeres y niños de esta era tecnológica: tan cargada de complejos, como de espejismos materialistas.
Avance oficial de “Hector and the Search for Happiness“, colgado en youtube por MOVIECLIPS Trailers

Más información en http://www.facebook.com/hectorfilm?ref=stream

 

 

 

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language