Mia Wasikowska firma con B

176

Mia Wasikowska, la actriz que fue Jane Eyre en el filme de Cary Fukunaga, rueda “Madame Bovary“, la ópera prima como directora de Sophie Barthes.

Mia Wasikowska interpreta a la heroína de moral reprobable ideada por Gustave Flaubert
Mia Wasikowska interpreta a la heroína de moral reprobable ideada por Gustave Flaubert

Emma apagaba las llamas de los candelabros con el giro de su falda, mientras su talle estrangulaba los corsés de la moral provinciana.

Por eso, y por arrancar con bocados de pasión ardiente los pliegues de su existencia, fue condenada por la sociedad en 1856. Con realismo y sin piedad.

La Sra. Bovary, la soñadora esposa del médico de la localidad de Yonville, fue la Eva literaria del escritor Gustave Flaubert, mucho más –si cabe- que la escueta y ambivalente Madame Arnoux, de La educación sentimental.

Los caprichos y las veleidades de la dama cincelaron en la sepultura del novelista la lápida de la eternidad; siempre deudora de la comprensión sensitiva, con la cual el autor impregnó la faz entintada de una mujer a la que era muy fácil flambear en la hoguera de los pecados.

Mia Wasikowska despliega toda la fortaleza pasional que emana su personaje
Mia Wasikowska despliega toda la fortaleza pasional que emana su personaje

Esa fémina peligrosa y aventurera, autodestructiva y agotadora, vuelve a los salones de baile merced a la realizadora novel Sophie Barthes, en una adaptación del clásico texto de GF, versión que intenta sobrevivir más allá de las inolvidables obras de Vicente Minnelli (1949) y de Claude Chabrol (1991).

MIA WASIKOWSKA ES LA NUEVA MADAME BOVARY

La turbadora Jennifer Jones, la nerviosa Isabelle Huppert… Muchas han sido las actrices que han interpretado las palabras de Flaubert en la gran y la pequeña pantalla. Un grupo de virtuosas ladies de la escena a las que se suma la joven australiana Mia Wasikowska.

La oceánica, que ya había logrado resultados más que notables en la carne de Jane Eyre, regresa al siglo XIX con las alas de una pieza maestra de las letras, uno de esos relatos que sugieren la reverencia constante a cada corte de frase, a la vez de un quiebro de inteligencia tras cualquier punto y aparte.

Las referencias del trabajo de Mia Wasikowska en "Jane Eyre" convencieron a Sophie Barthes
Las referencias del trabajo de Mia Wasikowska en “Jane Eyre” convencieron a Sophie Barthes

Según la creadora Sophie Barthes, la variedad de matices que posee la protagonista de Stoker y Alicia en el país de las maravillas –tan fría en apariencia como expresiva en el fondo- es lo que la animó a ofrecer a la muchacha uno de esos papeles de marcan carreras, y que –si se resuelven con brillantez- pueden apuntalar el currículo de toda profesional con ganas de llamar la atención.

Un propósito que Wasikowska afronta sin miedos ni entumecimientos como principal cabeza de cartel, en un elenco donde también colaboran Paul Giamatti (Monsieur Homais), Ezra Miller (Leon Dupuis) y Rhys Ifans (Monsieur Lleureux), entre otros.

Sin embargo es en la elección de Charles Bovary, el galeno que contrae nupcias con Emma, con la que realmente se la juega la cineasta primeriza. Riesgo que queda patente en la elección del londinense Henry Lloyd-Hughes, para encarnar a un hombre que –según el libro- es bastante mayor que su agraciada y traviesa esposa.

El londinense Henry Lloyd-Hughes encarna en el filme al médico rural Charles Bovary
El londinense Henry Lloyd-Hughes encarna en el filme al médico rural Charles Bovary

Lloyd-Hughes nació en 1985, por lo que aún no cuenta ni treinta años de edad, y le saca sólo cuatro a Mia.

Una realidad que puede ocasionar cierta incongruencia al exponer las motivaciones sobre el comportamiento de Emma, esenciales para desarrollar su caída a los abismos de la infidelidad.

Como ejemplo de esta cuestión, sólo basta echar un vistazo al elenco del filme de Vicente Minnelli, y observar que el papel del facultativo en ese largometraje portaba el rostro de un convincentemente envejecido Van Heflin (profesional de solidez sorprendente que, aunque únicamente contaba nueve velas más en el pastel que las de su pareja Jennifer Jones, podía aparentar más de veinte aniversarios de diferencia con su co-star).

Modernizada en el envoltorio (es imposible, incluso si hubiera sido ambientada en el siglo XXI, dotar de más rebeldía ética a la historia elaborada por Flaubert) y ajustada a los gustos actuales, Madame Bovary revive con los candelabros de la moral a media asta; enarbolando una vez más la digna bandera de la imperfección, la misma tela de los deseos satisfechos y de los anhelos desbocados.

Mia Wasikowska tiene la difícil tarea de igualar, por lo menos, el trabajo de Jennifer Jones en la piel de Emma Bovary
Mia Wasikowska tiene la difícil tarea de igualar, por lo menos, el trabajo de Jennifer Jones, en la piel de Emma Bovary

Más información en http://www.imdb.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language