The Black Keys, al descubierto

241

The Black Keys ponen a la venta su trabajo más íntimo hasta el momento, un álbum triste y melancólico que lleva por título “Turn Blue” (Nonesuch Records).

The Black Keys editan el disco después del éxito obtenido con "El Camino"
The Black Keys editan este disco después del éxito obtenido con “El Camino”

La década larga transcurrida desde la aparición del rebelde y atronador The Big Come Up (2002), hasta la actualidad, ha hecho del dúo formado en Akron (USA) por Dan Auerbach y Patrick Carney un conjunto con hondura de rapsodia lisérgica.

Mientras los oídos de la subsistencia rockera aún se acostaban en las cadencias sorprendentes de El camino (2011), The Black Keys saltan nuevamente a la actualidad con el octavo álbum de su coherente y evolutiva carrera.

Un disco con trazos de laberinto somnoliento, en el que cada corte revela una faceta oculta de los autores de las letras, como si se tratara de un epistolario dirigido a una sacristía pagana.

The Black Keys es una de las bandas más admiradas del rock actual
The Black Keys es una de las bandas más admiradas del rock actual

Turn Blue es por lo tanto una obra digna y sincera, plagada de líricas vibrantes, en las que la voz atormentada de Auerbach reverdece de manera hipnótica sobre figurados surcos, esculpidos en piel humana.

THE BLACK KEYS CONSTRUYEN LA BASE DE SU ESTILO

Pensado en las treguas de la gira mundial en la que se embarcaron con El Camino, este CD de cromatismo cambiante fue grabado a caballo entre California, Michigan y Nashville, a lo largo de 2013. Parada obligatoria y necesaria en la que la pareja de músicos se propusieron dar a conocer -a propios y extraños- su estatus más íntimo, esa habitación oculta en la que todavía conservaban su faz menos mediatizada, alejada del triunfalismo vacío y la gloria de celofán.

Tal fidelidad a una filosofía activa, más pendiente del poso artístico que de la comercialidad industrial a lo Money For Nothing (a la que pudieron abandonarse tras el éxito de Lonely Boy), es la que animó al par de norteamericanos a escribir las once trovas que construyen el paisaje de Turn Blue, un cosmos de cuidada irracionalidad donde la psicodelia sentimental se abre paso a bocados de irrealidad.

Dan Auerbach y Patrick Carney han contado con la ayuda en la producción de Danger Mouse
Dan Auerbach y Patrick Carney han contado con la ayuda en la producción de Danger Mouse

Semejante caldo de cultivo argumental se puede atisbar por ejemplo en el primer single del compacto, la composición titulada Fever; la cual ha inspirado un vídeo en el que los de Ohio ponen en tela de juicio los balsámicos placebos de los telepredicadores, a la vez de mencionar el sentido fanático de la espiritualidad.

Aunque ese mensaje es extensible igualmente a los versos cargados de pólvora vivencial alojados en Weight Of Love, a la cáustica y ambivalente armadura de Turn Blue, a la nostálgica moviolade Year In Review o al explícito y suicida ritmo de Bullet In The Brain.

The Black Keys esperan con paciencia la llegada de las palabras (como reza en el título de la tonada Waiting On Words); y, cuando éstas hacen su aparición, la paleta de los estadounidenses condensa acrílicos de desamparo, de cristales empañados por la neblina de las sociedades deformadas, de hollín oscureciendo la prístina claridad de los días brillantes y olvidados.

La mezcla de rock psicodélico y blues contemporáneo dan contundencia a "Turn Blue"
La mezcla de rock psicodélico y blues contemporáneo dan contundencia a “Turn Blue”

Según algunas entrevistas publicadas a raíz de la presentación de Turn Blue, Dan Auerbach esparció en las letras las contradicciones de un traumático divorcio, mientras ideaba -en Michigan- los once temas junto a Carney.

Motivo que puede explicar el carácter un tanto nocturno del cancionero, en el que el antiguo soul y el rock con sello de garaje generacional se transforman en una suerte privilegiada de folk, surgido directamente de las entrañas de la decepción.

En esa hondura, los riffs guitarreros del virtuoso creador de Gotta Get Away se erigen como llantos esforzados por alcanzar un mínimo de comprensión, quizá una pizca de esperanza en medio de un bosque de notas equilibradas con los abismos.

Por todo ello, Turn Blue enarbola una bandera escasa de himnos y rica en evocaciones. Justo como un sueño voluntario en el que más de un millón de  espejos reflejan la imagen nítida de un par de hombres tal cual fueron concebidos, sin maquillajes ni abalorios que compongan sus arrugas rimadas.

The Black Keys convierten el CD en una especie de obra autobiográfica
The Black Keys convierten el CD en una especie de obra autobiográfica

Más información en http://www.theblackkeys.com

Vídeo oficial de “Fever

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language