Karl Ove Knausgaard exhibe su vida

39

Karl Ove Knausgaard presenta en España el segundo volumen de “Mi lucha” (sus memorias compuestas por seis títulos): Un hombre enamorado (Editorial Anagrama).

Karl Ove Knausgard ha llegado a ser comparado con Marcel Proust
Karl Ove Knausgaard ha llegado a ser comparado con Marcel Proust

Escribir es una actividad que enciende sus motores de combustión sólo cuando el autor tiene algo importante que expresar. En ese momento, el interruptor de la creatividad ilumina las zonas oscuras de la mente, y las palabras fluyen como un manantial imparable, fuerte y salvaje, imposible de parar. Da lo mismo que la explosión desencadenante prenda su pólvora con la chispa de la ficción o de la realidad: la cuestión es liberar lo que está oculto.

Entendida así, la saga autobiográfica Mi lucha (extraña elección de un título que remite al libro escrito por Adolf Hitler) ha debido suponer un auténtico bienestar para Karl Ove Knausgaard: un tipo de mirada caníbal y rasgos de cazador de atmósferas que, con los apuntes de su pasado, ha logrado vender sólo en su país (Noruega) la nada despreciable cifra de 450.000 ejemplares (dato que magnifica su significado, si se tiene en cuenta el índice poblacional de esa tierra).

"La muerte del padre" es el título con el que Anagrama publicó la primera parte de "Mi lucha"
“La muerte del padre” es el título con el que Anagrama publicó la primera parte de “Mi lucha”

Fenómeno donde los haya a nivel literario, este diario cítrico del narrador escandinavo asalta nuevamente las librerías españolas de la mano de la Editorial Anagrama, después de la excelente acogida del primer volumen: La muerte del padre.

Un hombre enamorado es la designación escogida para esta segunda parte, texto que cuenta con la más que meritoria traducción de Kristi Baggethun y Asunción Lorenzo.

KARL OVE KNAUSGAARD, EL HIJO SE CONVIERTE EN PADRE

La pluma  metamorfosea su semblante en un estilete afilado, a cada página que diseña el autor nacido en Oslo.

El frío de las extensiones norteñas llena de goterones congelados la existencia de Knausgaard, como un retrato de colores amortajados, en el que los personajes comparecen dentro de un guiñol espectral y sobrehumano.

La saga existencial de Karl Ove Knausgard ha sido traducida a 22 idiomas
La saga existencial de Karl Ove Knausgard ha sido traducida a 22 idiomas

Si en el libro inaugural (La muerte del padre) Karl Ove dedicaba su talento kamikaze a vestir la presencia bestial y acongojante de su padre alcoholizado; en esta secuela, la trama argumental centra su leitmotiv en las vivencias de un joven y desarraigado writer emigrado a Estocolmo, el cual lleva a cuestas un matrimonio fracasado por incompatibilidad de caracteres.

En la capital sueca, el escritor descubre nuevos alicientes con el hallazgo de un compatriota llamado Geir Gulliksen (quien más tarde sería el editor de Mi lucha); y, sobre todo, con el encuentro de la mujer perfecta para sus expectativas sentimentales, fémina materializada en la persona de la poeta Linda Boström Knausgaard.

Solamente en Noruega, el autor de Oslo ha vendido más de 450.000 ejemplares
Solamente en Noruega, el autor de Oslo ha vendido más de 450.000 ejemplares

Dentro de ese ambiente de intelectualidad latente, Knausgaard consigue acceder a un espejismo de normalidad, o de elevada confirmación creativa y artística; aunque en el fondo sigue tirando con intensidad el demonio de las juventudes perdidas, de las neuróticas relaciones al borde del suicidio, de la irracionalidad emocional bañada en la consanguineidad… sin treguas ni edulcorantes.

Rebelde párrafo a párrafo, herida y atrayente; la novela del writer graduado en la Universidad de Bergen quiebra el espinazo de lo asimilable, con un lenguaje claro y certero, desnudo en estrofas líricas y sumamente reflexivo.

El terreno que pisa el responsable de la excelente Un tiempo para todo es un campo árido y a la vez floreciente, en cuyos surcos crecen con savia entintada las alegrías y las tristezas de un grupo de seres de carne y hueso, identificables en su genética y en su rutina diaria.

Tal ejercicio marcó en el momento de su redacción un punto de no retorno en la actividad de Karl Ove Knausgaard. Ahora, después de la finalización del mismo en 2011, todo el planeta conoce sus más íntimos secretos, sus ensoñaciones, sus actos, su pasado, su presente, su futuro… Sensación un tanto incómoda que intentaron evitar los familiares a los que cita en la autobiografía.

Sin embargo, ¿alguien puede parar el motor de la escritura cuando éste se ha puesto en marcha y se tiene demasiado que contar?

La prosa de Karl Ove Knausgard está cargada de vitriolo memorístico
La prosa de Karl Ove Knausgard está cargada de vitriolo memorístico

Más información en http://www.anagrama-ed.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language