Yoko Ono, una artista total

La japonesa Yoko Ono cumple ochenta años; y, para celebrarlo, el Museo Guggenheim de Bilbao alberga una gran retrospectiva sobre su obra, titulada Half-A-Wind Show.

67

La japonesa Yoko Ono cumple ochenta años; y, para celebrarlo, el Museo Guggenheim de Bilbao alberga una gran retrospectiva sobre su obra, titulada Half-A-Wind Show.

Yoko Ono define su espacio creativo en el Museo Guggenheim de Bilbao/ Photo Credits: Yoko Ono
Yoko Ono define su espacio creativo en el Museo Guggenheim de Bilbao/ Photo Credits: Yoko Ono

Mucho antes de que John Lennon fuera cómplice de sus happenings antibelicistas, la creadora de Pieza encendida era un pilar de vanguardias revolucionarias y gravitaciones conceptuales.

Aunque muchos la asociaron simplemente como la pareja constante del citado miembro de The Beatles, la carrera de la poetisa nipona tenía colchones de décadas en su recámara construidos bastante antes de su matrimonio con el compositor de Liverpool (enlace ocurrido en 1969).

Es más, cuando Lennon recaló en Estados Unidos, Yoko Ono era toda una dama de los circuitos artísticos, y una de las mayores impulsoras de propuestas como la del movimiento Fluxus; compartiendo línea de fuego con George Maciunas, John Cage y Jonas Mekas.

Portada del disco "Season Glass"/ Photo Credits: Yoko Ono
Portada del disco “Season Glass”/ Photo Credits: Yoko Ono

Después de más de cuatro décadas en la palestra de la experimentación, la musa del autor de Imagine -y linterna de energía inagotable- ocupa hasta el 1 de septiembre el interior del Museo Guggenheim de Bilbao, con la retrospectiva sobre su trabajo titulada Half-A-Wind Show.

Antología que viene procedente del Kunsthalle de Frankfurt, el Louisiana Museum de Humbleback (Dinamarca) y el Kunsthalle Kremms (Austria); y que sirve para definir a una figura imprescindible en la plástica contemporánea.

YOKO ONO EN CASI 200 PIEZAS

La mirada siempre enigmática de la fotógrafa, pintora, escultora, cineasta y escritora tokiota preside cada una de las salas que dividen la esperada muestra, como si se tratara de un viaje por un diario de recuerdos audiovisuales.

Un cuaderno de bitácora en el que comparecen los años neuróticos y depresivos de la Segunda Guerra Mundial, la efervescencia juvenil de los cincuenta, la locura sin frenos a la imaginación de los sesenta y el asentamiento sensitivo de unos setenta de luchas contra los conflictos imperialistas, confraternizados con el pop frenético de Plastic Ono Band.

Yoko Ono siempre ha mostrado interés por el arte conceptual/ Photo Credits: "Pintura de techo, pintura del sí", 1966, Yoko Ono
Yoko Ono siempre ha mostrado interés por el arte conceptual/ Photo Credits: “Pintura de techo, pintura del sí”, 1966, Yoko Ono

A través de semejante recorrido, la eterna esposa de John se materializa como un cerebro en permanente estado de evolución, cual una planta que se alimenta del entorno existencial para conseguir emocionar, deslumbrar, enriquecer y atesorar perspectivas múltiples.

Desde sus primeros escarceos en el cosmos de las vanguardias neoyorquinas, Yoko Ono siempre tuvo el impulso del acierto nervioso; aparte de la compostura de los que saben cómo valorar las aportaciones magistrales de mentores del estilo de Morton Feldman, Merce Cunningham, Marcel Duchamp, Peggy Guggenheim, George Maciunas

FLUXUS Y EL RECONOCIMIENTO

El antiarte en un sentido tradicional, objetivado por las ideas de divorciar el mercantilismo de los cuadros y esculturas, marcó profundamente el nacimiento como creadora de esta mujer; quien -a pesar de acercarse a los ochenta y un aniversarios– mantiene un pacto fáustico con la fortaleza juvenil de los espíritus libres por necesidad.

La creadora tokiota ha desarrollado su carrera por múltiples caminos artísticos/ Photo Credits: "Anuncio para Museo de (Pedorre)arte Moderno, Yoko Ono
La creadora tokiota ha desarrollado su carrera por múltiples caminos artísticos/ Photo Credits: “Anuncio para Museo de (Pedorre)arte Moderno, Yoko Ono

Con semejante filosofía activa, no es de extrañar que el movimiento Fluxus fuera su casa de aire y niebla durante gran parte de su currículo plástico.

Bajo esa bandera, la heroína del performance concebida en el país del Sol Naciente extendió su ideario de vitriólico humor y sarcástica ironía respecto a las contradicciones del planeta. Pensamientos de ruptura con lo establecido que gozaron del máximo protagonismo  en 1966-67, con la exhibición Half-A-Wind Show, celebrada originariamente en la Lisson Gallery de Reino Unido.

Cantante ocasional, directora de un sinfín de películas de ensayo en las que retorció las vías de expresión cinematográfica, anticipadora de los conciertos de barra libre y carácter indie (amadrinados en el loft que poseía en Chambers Street, templo de la modernidad neoyorquina del que participó la leyenda de La Monte Young); Yoko Ono demuestra a cada paso que ha sido mucho más que la compañera John Lennon.

Aunque ella se sintiera cómoda en un papel marital que nunca repudió, y que alentó con obras de la estirpe comediógrafa de Yes, I’m A Wicht.

Yoko Ono ya era uno de los grandes nombres de la vanguardia neoyorquina antes de que conociera a John Lennon/ Photo Credits: "Pieza de corte", 1964, Yoko Ono
Yoko Ono ya era uno de los grandes nombres de la vanguardia neoyorquina antes de que conociera a John Lennon/ Photo Credits: “Pieza de corte”, 1964, Yoko Ono

Nota: Podéis encontrar una completa e interesante información sobre John Lennon y su legado, en el artículo https://beginnerguitarhq.com/john-lennon-rhythm-guitar/

Página de gran interés para temas de música, en Jen Reviews

Más información, entradas y horarios en

http://www.guggenheim-bilbao.es

 

 

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language