Series míticas: Vientos de guerra

3,985
La producción corrió a cargo de la ABC, en 1983
La producción de “Vientos de guerra” corrió a cargo de la ABC, en 1983

Penumbras de muerte cruzaron las pupilas de acero remachado del comandante Victor “Pug” Henry, cuando la aviación nipona bombardeaba Pearl Harborel 7 de diciembre de 1941. En ese momento, este militar con el rostro del duro Robert Mitchum procuraba esconder la desesperación que le producían las imágenes de un mundo en llamas: realidad que dilapidaba también los cimientos de su propia familia, diseminada por un planeta empeñado en suicidarse.

En tal tesitura se quedaba el personaje protagonista de la serie Vientos de guerra cuando acababan los siete capítulos -de dos horas de duración cada uno– de los que se componía esta más que memorable obra de la cadena norteamericana ABC; catorce horas de televisión de gama alta, grabadas en 1983 por el realizador Dan Curtis (conocedor anteriormente de los parabienes del share con Sombras tenebrosas), según la homónima novela del escritor neoyorquino Herman Wouk (autor igualmente de El motín del Caine, con el que obtuvo el Premio Pulitzer de Literatura).

La historia se desarrollaba entre finales de los treinta y principios de los cuarenta
La historia se desarrollaba entre finales de los treinta y principios de los cuarenta

Un presupuesto estimado en unos setenta y cinco millones de dólares y un reparto de campanillas fueron los ejes conceptuales sobre los que se erigió uno de los proyectos más titánicos de la década ochentera; una empresa en la que estaba involucrada nada menos que la reconstrucción milimétrica y cronológica de la Segunda Mundial (desde los prolegómenos del conflicto, con las primeras acciones de expansionismo nazi por Europa del Este, al comienzo de la contienda del Pacífico y la entrada de USA en los acontecimientos bélicos).

Esta proeza mediática, realmente complicada, se planteó a través de un concienzudo guion de unas mil páginas, con múltiples escenarios y una batería de tipos que iban desde los ficticios clanes principales de la trama (los Henry y los Jastrow) a la inclusión de ilustres actores tomados de la historia, como Winston ChurchillAdolf Hitler y Roosevelt, entre otras personalidades.

El argumento seguía las novelas del escritor neoyorquino Herman Wouk
El argumento seguía las novelas del escritor neoyorquino Herman Wouk

La acción comenzaba con la voz en off del narrador William Woodson proyectada (a modo de documental) sobre un grupo de tomas de archivo, para luego pasar al Berlín del segundo lustro de los treinta.

En la capital del Tercer Reich, los espectadores se topaban por primera vez con el héroe uniformado del serial: el agregado naval, procedente de las colonias independizadas por George WashingtonVictor Henry. Allí, el militar con pasaporte tintado con las barras y estrellas intentaba catar la situación en la que se encontraba el gobierno alemán, con el fin de ultimar unos negocios sustanciales para ambas economías. Sin embargo, lo que vive en sus carnes el oficial estadounidense es el crecimiento de una ideología dictatorial, y altamente peligrosa para sus vecinos europeos.

El serial constó de siete capítulos, de dos horas de duración cada uno
El serial constó de siete capítulos, de dos horas de duración cada uno

A la par de las aventuras del alto cargo de la Marina, el argumento saltaba con soltura y eficacia hacia la existencia de los vástagos y la esposa del protagonista. De entre los descendientes del rol del guerrero náutico, el libreto concedía especial atención a Byron: un joven amante de la cultura que, en vez de alistarse en el ejército como su papá, había preferido viajar a Italia para completar sus estudios de Arte. En el país de la Bota, el hijo de Pug conoce a una bella mujer llamada Natalie Jastrow y a su sabio tío Aaron. Casi sin darse cuenta, el muchacho se sentirá irresistiblemente atraído hacia la fémina; lo que determinará su incierto futuro en la patria de Mussolini.

El preuspuesto inicial fue de unos 75 millones de dólares
El preuspuesto inicial fue de unos 75 millones de dólares

De los citados padecimientos sentimentales de los Henry y los Jastrow, junto con la asociación de la escalada bélica, era de lo que se nutría esta celebrada mini-serie, que concitó en su elenco interpretativo a virtuosos de la escena tan reconocidos como Robert Mitchum (el antiguo sex symbol masculino de Hollywood vivió una nueva juventud al final de su carrera, merced a sus participaciones en la pequeña pantalla y a su encarnación de Pug Henry), Ali MacGraw (la musa de Love Story se metió en la piel de la sensual y enérgica Natalie), Jan-Michael Vincent (Byron Henry), Polly Bergen (Rhoda Henry), David Dukes (Leslie Slote), Topol (Berel Jastrow), Ben Murphy (Warren Henry), Ralph Bellamy (Roosevelt), Victoria Tennant (Pamela Tudsbury), Günter Meisner (Adolf Hitler), Howard Lang (Winston Churchill)… y el portentoso John Houseman, quien se dejó crecer la barba y lució su acento rumano para dotar de verosimilitud al culto Aaron Jastrow.

Robert Mitchum fue el actor encargado de dar vida a Victor "Pug" Henry
Robert Mitchum fue el actor encargado de dar vida a Victor “Pug” Henry

La emisión de Vientos de guerra fue todo un éxito de público, que se vio avalado por cuatro nominaciones a los Globos de Oro y numerosos reconocimientos en las naciones que disfrutaron de su calidad (en su día fue especialmente comentada la puesta en antena en los hogares teutones, más que nada por la revisión del oscuro y violento pretérito que comandaron Hitler y sus secuaces).

Algo que ayudó también a popularizar el texto original de Wouk, publicado en 1971, y sobre el que el mismo Henry Kissinger dijo que transmitía la guerra tal cual sucedió. Aunque para explicar semejantes honores hay que hacer un alto y mencionar el más que competente trabajo del equipo técnico, que consiguió una sorprendente verosimilitud tras componer el paisaje de la empresa -a modo de localizaciones- en AlemaniaReino Unido, USAItaliaSerbia y MontenegroCroacia y Austria. Por cierto, también hay que felicitarles porque no se notara demasiado la utilización de algunas escenas de Tora! Tora! Tora!, que fueron aprovechadas para recrear el bombardeo de Pearl Harbor.

Ali MacGraw (centro) y John Houseman (derecha) interpretaron a Natalie y Aaron Jastrow
Ali MacGraw (centro) y John Houseman (derecha) interpretaron a Natalie y Aaron Jastrow

Estos triunfos animaron a Dan Curtis para terminar el ciclo novelado de Wouk, con la adaptación de Recuerdos de guerra (filmada en doce episodios fechados entre 1988-1989). Para esta secuela, el cuadro dramático volvió a contar con la insustituible presencia de Robert Mitchum, como Pug Henry; al igual que la de otros de los actores originales de la primera entrega.

Sin embargo, muchos de los papeles principales cambiaron de intérpretes. Tal fue el caso de Byron (caracterizado en la secuela por Hart Bochner), Natalie (con el físico para esta continuación de la británica Jane Seymour), Aaron (John Houseman falleció en octubre de 1988, lo que obligó a los responsables a contar con John Gielgud, uno de los mejores amigos del finado), Adolf Hitler (Steven Berkoff) y Winston Churchill (Robert Hardy). Asimismo, se unieron al reparto una joven Sharon Stone (Janice Henry), el excelente veterano E. G. Marshall (Dwight D. Eisenhower), Ian McShane (Philip Rule) y Barry Bostwick (“Lady” Aster).

No obstante, pese a los focos deslumbrantes que supuso reunir a tanta star ante las cámaras, uno de los hitos más recordados del rodaje de Recuerdos de guerra fue haber conseguido construir algunas de sus escenas más impactantes en el campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau (la secuencia en que Aaron Jastrow muere “gaseado” en las duchas marcó el impacto emocional de una serie que superó en premios a su antecesora).

Houseman no pudo repetir personaje en "Recuerdos de guerra" debido a su fallecimiento en 1988
Houseman no pudo repetir personaje en “Recuerdos de guerra” debido a su fallecimiento en 1988

Imágenes tomadas de Videoholic1980sA, en Youtube

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language