Cézanne busca su sitio

91

El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid dedica, hasta el próximo 18 de mayo, una importante muestra al artista francés, según los parámetros de su alternancia entre los trabajos de estudio y al aire libre.

La exhibición lleva por subtítulo el de Site- Non Site/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza
La exhibición lleva por título Cézanne, Site- Non Site/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza

La naturaleza provenzana come bocados de realidad a través de las precisas pinceladas del maestro nacido en Aix. Fiel a la carnalidad de los cuadros, las escenas del genio del Impresionismo corren al ritmo de la vida, siempre en continua rivalidad con la fugacidad del momento.

Alejado de las modas y modismos, Paul Cézanne (1839- 1906) encadenó su paleta a los vaivenes de los ríos, a los susurros de las montañas, a las risas de los bañistas y a los galanteos congelados de los bodegones. Bien al aire libre o escondido en las sombras de su estudio, el vanguardista solitario supo como pocos elevar su obra por encima de los dictados de los grupos gremiales, amén de los de expertos y los marchantes.

En su refugio en Aix, PC elaboró un estilo propio e independiente a cualquier movimiento y corriente/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza
En su refugio en Aix, PC elaboró un estilo propio e independiente de cualquier movimiento/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza

Desconocido en su totalidad, el trabajo del sensible paisajista francés adquirió profundidad de tierra hiriente y real mediante la interpretación del también creador plástico Robert Smithson (Nueva Jersey, 1938- 1973), quien en 1969 rompió el hilo de los intelectuales, al señalar a Cézanne como un ser comprometido únicamente con el pulso de la Madre Gaia.

El recorrido pasa revista a 58 pinturas del maestro del Impresionismo/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza
El recorrido pasa revista a 58 pinturas del maestro del Impresionismo/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza

Las conclusiones a las que llegó el estadounidense (destacado representante del Land Art) causaron un terremoto de controversias en el instante en que las expuso. Y esas aristas de comprensión sensitiva son las que han dado pie a Site- Non Site, la muestra que alberga el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid hasta el próximo 18 de mayo.

Sin fronteras entre la vida y la muerte

Las 58 piezas que componen el recorrido propuesto por el comisario Guillermo Solana llevan el discurso hacia un intenso diálogo, en el que el Monsieur Paul entona el lenguaje de la identificación cercana con el hecho representado. De esta manera, los bosques toman las penumbras de los atardeceres con absoluta cotidianidad, mientras las aguas se agitan plácidamente con el rumor cantarino de los líquidos elementos en perpetua transformación.

La etapa final de Paul Cézanne estuvo dominada por su apego a la naturaleza sin aditivos/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza
La etapa final de Paul Cézanne estuvo dominada por su apego a la naturaleza sin aditivos/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza

Dentro o fuera, en espacios al relente del sol o en las oscuridades de un hogar oleoso, el pincel del peregrino de Aix reprodujo con inusitada perfección cada uno de los motivos que protagonizaron sus escenas. Así fue desde sus comienzos en la profesión, cuando los anocheceres dominaban sus visiones de laboratorio vital. Y en semejante línea continuaron sus hazañas de colores primarios, esbozadas desde el púlpito del Impresionismo.

La fuerza de sus imágenes otorgó a Cézanne el singular papel de puente entre generaciones y siglos, siempre protegido por su excepcional capacidad para mimar los detalles, escondidos tras las veladuras de los haces lumínicos.

Los paisajes del maestro francés mezclaron sus inspiraciones al aire libre y en el estudio/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza
Los paisajes del maestro francés mezclaron sus inspiraciones al aire libre y en el estudio/ Photo Credits: Thyssen-Bornemisza

Un arte en vigor y en eterna pugna con la inmortalidad que igualmente plantearon colegas de su época, como el ya citado Camille Pissarro, Paul Gaugin, Émile Bernard, André Derain, Georges Braque, Raoul Dufy y André Llhote (de los que se exhiben 9 obras en la exposición).

Paradójico, inspirado en la palpable fisicidad, mucho más profundo de lo que las interpretaciones de sus contemporáneos intentaban confirmar, y aglutinador de tendencias (tanto pasadas, como presentes y futuras); el Arte de Paul Cézanne ejerce sin muecas ni medias tintas su cargo de embajador de la existencia: la que va de los nacimientos esperanzadores a las muertes prematuras de bellezas tormentosas y apasionadas, las mismas que prendieron la retina de Robert Smithson.

Con la exposición del Thyssen, el legado de Cézanne se antoja como visionario e inclasificable/ Photo Credits: Thyssen-Bormenisza
Con la exposición del Thyssen, el legado de Cézanne se antoja como visionario e inclasificable/ Photo Credits: Thyssen-Bormenisza

Más información, entradas y horarios en http://www.museothyssen.org

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language