Héctor Alterio y Lola Herrera descansan en el estanque dorado

114
Magüi Mira dirige a la pareja de actores en "En el estanque dorado"/ Photo Credits: Teatro Lope de Vega de Sevilla
Magüi Mira dirige a la pareja de actores en “En el estanque dorado”/ Photo Credits: Teatro Lope de Vega de Sevilla

Existe un momento, dentro de la vida de todo ser humano, en que los amaneceres otrora luminosos tornan su brillantez cantarina en cálidos ocres crepusculares. En ese instante, imperceptible por la razón pero nítido para el espíritu, la epidermis abre poros de serenidad, hacia horizontes difuminados en la paleta de la juventud. Y, como cuesta hacia las tonalidades quemadas por la experiencia, sólo queda el camino andado; cual penitencia de imágenes y recuerdos, que llenan el esqueleto de carne henchida de valor. Ernest Thompson únicamente contaba veintiocho años cuando percibió los claroscuros de la madurez; y de sus visiones de nauta privilegiado surgió En el estanque dorado, obra que arriba por primera vez a un teatro español, de la mano de la directora Magüi Mira.

La obra fue escrita por Ernest Thompson cuando contaba veintiocho años de edad
La obra fue escrita por Ernest Thompson cuando contaba veintiocho años de edad

Veteranos en escena

Desde el 28 de febrero de 1979, fecha en que la pieza fue estrenada en el marco del New Apollo Theatre de Broadway (Nueva York), hasta la versión que llega al Lope de Vega de Sevilla; el éxito y los premios han acompañado a las andanzas de Ethel y Norman Thayer. Esta pareja de ancianos, que poseyó en su primigenia gestación los rostros de Frances Sternhagen y Tom Aldredge, ha cautivado a públicos diversos y de distintas generaciones; y todo a base de sus diálogos sinceros, ajenos a las normas del protocolo, y aderezados con las expresiones gruñonas propias de las vacaciones rutinarias.

El texto dio pie a una homónima película protagonizada por Henry Fonda y Katharine Hepburn
El texto dio pie a una homónima película protagonizada por Henry Fonda y Katharine Hepburn

Magüi Mira toma las palabras de Thompson –traducidas para la ocasión por Emilio Hernández– para montar un espectáculo donde los protagonistas son los sentimientos de una familia con demasiados silencios, y cuya extrañeza mutua acentúa el malestar común. Un puzle de jornadas humedecidas con el poder de las confesiones aceradas, en el que Héctor Alterio y Lola Herrera son los encargados de encabezar el reparto, en la piel del octogenario Norman y su esposa Ethel. Ambos hacen suyos los intensos papeles del matrimonio motivado por las décadas de convivencia, y al que persigue el dorado de la eternidad. Trabajo en el que Luz Valdenebro (como Chelsea, la hija que visita a sus progenitores), Camilo Rodríguez y Mariano Estudillo comparecen en calidad de seres dispuestos a calmar las heridas de sus mayores.

Cuatro meses, los que van de mayo a septiembre, es lo que narran los dos actos que conforman el libreto. A través de ese lapso temporal, el espectador asiste a un lienzo pintado en el interior de una casa de campo, donde se concitan las peleas, las ansiedades, las frustraciones y los rigores cotidianos de un grupo de personajes cargados de fuerza dramática, y a los que la tranquilidad metafórica del estanque les transmite un eco de rebeldía casi póstuma.

La trama gira en torno a un matrimonio octogenario y a la relación que mantienen con su hija, y la familia de ésta, durante un verano
La trama gira en torno a un matrimonio octogenario y a la relación con su hija y la familia de ésta

Los más de seis lustros que contemplan a En el estanque dorado han generado interpretaciones prendidas de la cultura audiovisual de cualquier ciudadano contemporáneo. Y lo están, sobre todo, con los alfileres gestuales de Henry Fonda y Katharine Hepburn, quienes encarnaron a los Thayer en la homónima y oscarizada película dirigida por Mark Rydell, en 1981. Un currículo de físicos populares que volvió a concitar (esta vez en la pequeña pantalla) a un dueto de lujo con la identidad de Christopher Plummer y Julie Andrews, en una producción de la CBS de 2001.

Mira es consciente de los antecedentes, contra los que es imposible luchar; por eso vierte su sapiencia coreográfica sobre un decorado de sencillez diamantina, dentro del que emana la hondura profesional de Alterio y Herrera, sin pesos que les cuelguen de las alforjas, ni estrellas de Hollywood sujetas a los pliegues del suelto vestuario… veraniego y deshilachado.

La pieza ha obtenido numerosos premios a lo largo de sus representaciones desde su estreno en 1979
La pieza ha obtenido numerosos premios a lo largo de sus representaciones, desde su estreno en 1979

En el estanque dorado estará en el Teatro Lope de Vega de Sevilla (Av. María Luisa, s/n) hasta el próximo 2 de febrero de 2014.

Más información, entradas y horarios en http://www.teatrolopedevega.org

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language