El Metropolitan Museum cae rendido ante los diseños de JAR

163
El inmueble neoyorquino dedica una amplia muestra a la famosa joyería parisina
El inmueble neoyorquino dedica una amplia muestra a la famosa joyería parisina/ Photo Credits: Metropolitan Museum

Las vistas de la capitalina Place Vendôme saludan cada mañana, encorvadas en aristocráticas genuflexiones, a los espejos de los diamantes pulidos por Joel Arthur Rosenthal. Desde sus caras anguladas, los que pasaron en su momento por ser los mejores amigos de Marilyn Monroe seducen misteriosos a las agrietadas damas, siempre atentos para herir -a monedero abierto- las pesquisas vanidosas de sus futuras clientas. Aunque, desde el pasado 20 de noviembre, las codiciadas piedras dramatizan el juego coquetón de “llévame a ras de epidermis” amparados por las entrañas de un encopetado centro artístico.

Tras más de treinta y cinco años en el negocio, la firma fundada por el neoyorquino de fino pulso y millonarios presupuestos inunda –hasta el próximo 9 de marzo- la galería 913 del Metropolitan Museum: el vasto inmueble que contempla diariamente, con mirada de hormigón y sombras plásticas, el trasiego de la ciudad que nunca duerme.

La firma comenzó su andadura en 1978/ Photo Credits: Metropolitan Museum
La firma comenzó su andadura en 1978/ Photo Credits: Metropolitan Museum

Una muestra a prueba de cacos

En colaboración con distintos patrocinadores (coleccionistas tanto públicos como privados) Jewels By JAR –que es como ha sido bautizada la brillante exposición- reúne cerca de cuatrocientos trabajos salidos de la fábrica de un señor con luz cegadora, un hombre que puede presumir de vestir las pieles de algunas de las mujeres más admiradas del planeta Tierra. Actividad que el prestigioso diseñador ejerce con paciencia y constancia desde el lejano 1966 (año en que decidió abandonar su país natal para instalarse en la urbe del Sena, donde dio rienda suelta a su pasión por los cristales preciosos).

Joel Arthur Rosenthal, el fundador de la marca, destacó por la incorporación de nuevas técnica de diseño/ Photo Credits: Metropolitan Museum
Joel Arthur Rosenthal, el fundador de la marca, destacó por la incorporación de nuevas técnicas en el diseño/ Photo Credits: Metropolitan Museum

Al lado de Bulgari y Swarovski, Rosenthal tiró -nada más inaugurar su tienda en la mencionada Place Vendôme, en 1978– por abrir el panorama de la joyería a la utilización de nuevos materiales, mucho más colindantes con el Arte de estudio manchado por el polvo que con la elegancia elitista de los complementos prohibitivos. De esta manera, en sus piezas comenzaron a aparecer -junto a los rubíes, los topacios y las amatistas- apliques en aluminio, acero, madera o titanio; sin olvidar las combinaciones químicas con las que el estadounidense conseguía transmitir tonalidades rompedoras.

Cataratas tridimensionales, a base de pequeñas piedras pegadas en completa sincronía; mariposas con alas de mareante valor; broches en los que la belleza tiene rasgos de ninfa transformada; violetas de zafiros apremiantes; y gradaciones cromáticas hipnotizadoras… Estas son algunas de las alquimias a través de las que JAR ha acrecentado su fama (no en vano, el joyero tiene en su currículo el nada baladí apunte de haber obtenido en subasta, por una de sus obras más impactantes, cerca de cinco millones de dólares).

El museo ha conseguido reunir cerca de 400 piezas/ Photo Credits: Metropolitan Museum
El museo ha conseguido reunir en torno a 400 piezas/ Photo Credits: Metropolitan Museum

Sin embargo, no son solamente los quilates deslumbradores lo que más llama la atención en la exhibición que coloniza la sala de inmueble neoyorquino; sino la lucha a brazo partido por primar la contundencia de un historial caracterizado por la evolución en las técnicas, el perfeccionamiento de los procesos creativos, y la constante ampliación del mercado con aventuras innovadoras. Una tarea en la que Rosenthal empleó muchas horas de dibujos garabateados, de cortes precisos, y de sueños freudianos con la fisonomía de las caras ambivalentes.

Entre sus clientas se encuentra la actriz Gwyneth Paltrow/ Photo Credits: Metropolitan Museum
Entre sus clientas se encuentra la actriz Gwyneth Paltrow/ Photo Credits: Metropolitan Museum

Más información, entradas y horarios en

http://www.metmuseum.org/exhibitions/listings/2013/jewels-by-jar

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language