Series míticas: La conquista del Oeste

491
James Arness (segundo a la izquierda) fue el líder de los Macahan desde el prinicipio al final
James Arness (segundo a la izquierda) fue el líder de los Macahan desde el prinicipio al final

Un plano general sobre las montañas de Virginia, en Estados Unidos, daba comienzo a esta producción sobre los pioneros de la nación de las barras y estrellas; familias de granjeros que arriesgaron sus existencias para sacar adelante sus tierras, a pesar de los obstáculos que les imponían constantemente la propia naturaleza, los pistoleros violentos y los buscadores de fortuna del más variado pelaje. El clan de los Macahan salió airoso de estos y otros enfrentamientos en la segunda mitad del siglo XIX; y lo hizo a lo largo de veinticuatro episodios, desplegados en torno a los lejanos 1978 y 1979.

La producción narraba la historia de un clan en las salvajes tierras del Far West
La producción narraba la historia de un clan en las salvajes tierras del Far West

El origen del mencionado serial estuvo en un telefilme de 1976 titulado The Macahans. En ese trabajo, la veterana Eva Marie Saint y el gigantón James Arness lideraron una historia que versaba sobre el amor en situaciones difíciles, y la importancia de mantener unidos los lazos consanguíneos; pese a los ataques de un exterior salvaje y en estado de profunda transformación.  Bernard McEveety dirigió esta exitosa obra, que concitó el interés de múltiples espectadores frente al televisor. El guion recreaba las vicisitudes de estos honrados habitantes del Oeste que respondían al mismo apellido; problemas que daban comienzo tras la muerte del progenitor (interpretado por el veterano Richard Kiley) ocurrida en la Guerra de Secesión. Después de este hecho, el clan -compuesto por la mamá y sus hijos Luke, Laura, Josh y Jessie– tenía que trasladarse, guiado por el tío Zeb, hacia un futuro mejor en Oregón.

Desde los acordes de presentación, los espectadores sabían que cada episodio era una auténtica aventura
Desde los acordes de presentación, los espectadores sabían que cada episodio era una auténtica aventura

Tras este experimento, hubo una continuación algo tímida en 1977; hasta que en 1978 se dio el visto bueno para rodar las más de dos decenas de capítulos de una serie que marcó una época; en un momento en que la pequeña pantalla del país de los cowboys se interesaba sumamente por su pasado histórico, con emotivas sagas del tipo de Raíces, El bastardo y Centennial.

"La conquista del Oeste" duró dos temporadas, de 1978 a 1979
“La conquista del Oeste” duró dos temporadas, de 1978 a 1979

Bajo la batuta rectora de Bernard McEveety, y con guionistas de la categoría del novelista Howard FastLa conquista del Oeste arrancaba -como en el telefilme anteriormente citado- en el instante en que los Macahan recibían la noticia del fallecimiento del patriarca; al tiempo que el mayor de los hermanos –el atlético Luke- abandonaba el ejército como desertor. Pero los problemas no habían hecho más que comenzar; ya que a estos acontecimientos se unía la tragedia de la muerte de la madre. Solos en una zona bastante inhóspita de Virginia, los chicos ven una luz salvadora ante la aparición de la tía Molly Culhane y, sobre todo, del protector tío Zeb, un trampero de 1,98 de estatura que se convierte en el verdadero bastón de sus sobrinos.

En el primer episodio, Luke regresaba de la Guerra de Secesión
En el primer episodio, Luke regresaba de la Guerra de Secesión

A lo largo de la duración del serial, Zeb se enfrentaba con indios enfurecidos ante la actitud genocida de los uniformados de azul; Luke huía de los que habían puesto precio a su cabeza como traidor para convertirse en salteador de caminos; Josh perdía la razón por una mujer de vida licenciosa; Laura no podía evitar sentirse atraída por un jugador y pistolero; y la dulce Jessie conocía de cerca el sentimiento de su corazón, cuando un indio la salvaba de perecer en el desierto. Esto y mucho más mantuvo a las audiencias setenteras pegadas al sofá comíendose con la vista el televisor, y degustando una producción de elevada factura que expolvoreaba interés desde el principio hasta el final.

Bonanza" fue el precedente del género televisivo en el que se incriben los avatares de los Macahan
Bonanza” fue el precedente del género televisivo en el que se incriben los avatares de los Macahan

En cuanto al reparto, el cuadro dramático era notable y bastante trabajado tanto a nivel de secundarios como de personajes principales. Para iniciar el repaso, es justo recalar la atención en el alto y espectacular James Arness, quien encajó como dama en un baile de sociedad en la piel de duro y curtido Zeb Macahan. Nacido en 1923, en Minneapolis, Arness ya era bastante conocido en el cosmos catódico, debido sobre todo a su interpretación más que memorable en el serial La ley del rifle; aunque, anteriormente, el actor de 1,98 había deslumbrado al público en películas como El enigma de otro mundo (Christian Nyby, 1951).

William Kirby Cullen (primero por la izquierda) encarnaba al más joven de los miembros masculinos, Josh
William Kirby Cullen (primero por la izquierda) encarnaba al más joven de los miembros masculinos, Josh

Al lado de Zebulón en el manejo de las riendas de la familia se encontraba Molly Cluhane, encarnada por la irlandesa Fionnula Flanagan. La actriz de Los otros (fue la desconcertante Bertha Mills en la obra de Alejandro Amenábar) es de las que más éxito han tenido del elenco habitual de La conquista del Oeste. Tal popularidad no ha mermado con el paso de las décadas, ya que en un futuro cercano sus fans la podrán admirar colaborando en Coming & Coming, de Edoardo Ponti, y When Angels Sing, de Tim McCanlies.

Por la parte de los muchachos Macahan, Luke es quien ha tenido más suerte en su carrera. Bruce Boxleitner (Elgin, Illinois, 1950) prestó su físico para el primogénito del cónclave familiar. Actualmente casado con Melissa Gilbert (Laura Ingalls en La casa de la pradera), el actor tuvo un affaire muy comentado en la época con su compañera de reparto Kathryn Holcomb. Las seiscientas veinticinco líneas son el hábitat natural del más activo de los Macahan, aunque también ha tenido ocasión de probar las mieles del séptimo arte, con su participación en Tron (Steven Lisberger, 1982) y TRON: Legacy (Jospeh Kosinski, 2010).

Por las mismas fechas, "Centennial" también se ocupaba de los orígenes de Estados Unidos
Por las mismas fechas, “Centennial” también se ocupaba de los orígenes de Estados Unidos

El juvenil William Kirby Cullen (Santa Anta, California, 1952) fue el encargado de dotar de vida al ingenuo y fiel Josh. El nacido en el Estado Soleado de USA parecía tener un futuro bastante brillante y prometedor, merced sobre todo a sus rasgos de notable tirón entre las adolescentes de finales de los setenta y principios de los ochenta. Fruto de sus dotes físicas, William se abrió camino en series como Lucas TannerLos hombres de HarrelsonCon ocho bastaBarnaby JonesBuck Rogers Autopista hacia el cielo. Sin embargo, lamentablemente los productores dejaron de contar con Cullen, y sus apariciones se fueron haciendo más escasas; hasta dejar su carrera como actor en el más completo de los silencios.

Pese a compartir el mismo título que el filme de 1962, "La conquista del Oeste" de la pequeña pantalla no tenía nada más en común con la película
Pese a compartir el mismo título que el filme de 1962, “La conquista del Oeste” de la pequeña pantalla no tenía nada más en común con la película

Algo similar les pasó a las chicas Macahan. Kathryn Holcomb (Laura) comenzó con cierta fuerza en la industria audiovisual, con colaboraciones en La isla de la fantasíaChips y Mike Hammer; pero su estrella se apagó demasiado pronto. Lo mismo le sucedió a la inocente Jessie. Vicky Schreck (Los Ángeles, 1961) había hecho antes de 1978 alguna cosilla en Los Walton La tribu de los Brady; aunque su papel de la pequeña del clan en La conquista del Oeste sigue siendo lo más destacado en su currículo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language