Martin Scorsese y el silencio de Dios

222
El director de "Toro salvaje" está interesado en adaptar la novela "Chinmoku", de Shûsaku Endô
El director de “Toro salvaje” está interesado en adaptar la novela “Chinmoku”, de Shûsaku Endô

¿Cómo es el lenguaje del Padre Creador cuando el ser humano sufre, y clama con lágrimas de sangre por una voz salvadora? ¿En qué idioma se expresa el Supremo Hacedor mientras el cuerpo cae en el barro de la desesperación, y la muerte acecha en las calles esquinadas de la realidad cotidiana? El escritor japonés Shûsaku Endô (Toshima, Tokio, 1923- Tokio, 1996) construyó su literatura en torno a la dificultad para escuchar el timbre del Jehová, sobre todo en los momentos donde la fe deja de ser una balsa lo suficientemente sólida como para mantener al individuo a salvo de las corrientes. Y la conclusión que sacó, tras páginas de incienso y mirra, fue la de que las revelaciones suelen transmitirse  a través de la tristeza comprensiva de un Cristo sufriente, más que por medio de la rigidez de los dogmas eclesiásticos.

El texto ya fue versionado en 1971 por Masahiro Shinoda
El texto ya fue versionado en 1971, por Masahiro Shinoda

Con esa filosofía de esperanzadores rayos fue con la que diseñó su novela más aclamada, la singular y estremecedora Chinmoku (Silencio): una historia narrada de manera epistolar, en la que un misionero portugués del siglo XVII se cuestiona sus propias creencias a pie de tortura. Un texto que el guionista Jay Cocks (autor de los libretos de De-Lovely, Gangs of New York y La edad de la inocencia) ha adaptado, con la idea en mente de que el director Martin Scorsese lo convierta en una emotiva película sobre la dignidad, la supervivencia anímica y la necesidad de seguir las huellas del maestro de Nazareth (pese a que los detractores quieran borrar su estela de las arenas del mundo).

Shûsaku Endô buscó a través de sus obras las palabras de una divinidad difícil de entender
Shûsaku Endô buscó a través de sus obras las palabras de una divinidad difícil de entender

Persecución y conocimiento

Publicada originalmente en 1966, Silencio es uno de esos libros que calan un agujero en la conciencia, con su estilo firmemente atado a los avatares del alma. No en vano, el mismo Graham Green elogió con efusión la prosa desplegada por Endô en esta obra, que fue galardonada con el prestigioso Premio Tanizaki.

La historia de "Silence" toca el tema de la apostasía (pérdida de la fe)
La historia de “Silence” toca el tema de la apostasía (pérdida de la fe)

Sumido en la ambigüedad ética ajena a los márgenes de la geografía social, el argumento centra su desarrollo en la peligrosa misión encargada al padre jesuita Sebastiao Rodrigues (al parecer, la figura de la ficción se basa en el personaje real Giuseppe Chiara). A este individuo se le encomienda viajar a Japón, para aclarar los rumores que han llegado a Europa sobre la posible apostasía (renuncia pública de la fe) del religioso Cristóvao Ferreira.

El argumento de la obra se desarrolla durante la persecución de cristianos en Japón, ocurrida en el siglo XVII
El argumento de la obra se desarrolla durante la persecución de cristianos en Japón, ocurrida en el siglo XVII

Así, el joven parte obedientemente al país del Sol Naciente; y alcanza su destino en el conflictivo año de 1638, acompañado por su hermano de orden Francis Garrpe. Y lo que encuentra en la zona es una nación en conflicto, plagada de violencia e incomprensión hacia los mensajes de La Biblia. El protagonista vive en primera persona la época de los Kakure Kirishitan (Cristianos ocultos), un periodo en el que el simple acto de portar la cruz era motivo para ser ajusticiado de la forma más horrible posible (se consideraba frecuente que los practicantes de la doctrina de Cristo fueran colgados boca abajo de un pozo, hasta desangrarse completamente). No obstante, los acusados de predicar los mandamientos sólo podían salvarse de la pena si se acogían al fumei, que era como se designaba al hecho de pisotear las imágenes, al tiempo que se renegaba de los evangelios provenientes de la Iglesia de Roma.

Scorsese suele tratar en sus películas los asuntos relativos al cuestionamiento de la propia identidad
Scorsese suele tratar en sus películas los asuntos relativos al cuestionamiento de la propia identidad

En un ecosistema tan hostil e intolerante, Rodrigues busca incesantemente a Dios. Y lo hace a través de lo que anota en el papel, humedecido con la tinta que le proporciona la agonía del dolor. Envuelto en semejante monólogo interior, el religioso observa que las palabras de la divinidad sólo son perceptibles en la fragilidad más quebradiza; y que el Supremo Hacedor cobra cuerpo en los signos de zozobra más simples, sin castigos estremecedores ni emulsiones cegadoras contra la maldad.

Pese a la diferente localización geográfica, "Silence" guarda ciertos paralelismos emocionales con "La misión"
Pese a la diferente localización geográfica, “Silence” guarda ciertos paralelismos emocionales con “La misión”

Aunque el proyecto de Scorsese aún se halla en una fase muy primigenia (el cineasta está en estos meses promocionando su filme El lobo de Wall Street), ya suenan los nombres de algunos de los actores testados para componer el reparto de Silence. Los tres que han trascendido hasta la fecha son: Andrew Garfield (el nuevo Spider-Man tendría que lucir el hábito jesuita, en la piel de Rodrigues), Ken Watanabe (el famoso actor de El último samurai) e Issei Ogata. Sin embargo, todavía son pocos datos para imaginarse el desarrollo de un diálogo celestial como el que Endô propuso, a ritmo de cartas manuscritas en la oscuridad, siempre sin destinatario definido.

Andrew Garfield suena como el favorito para encarnar al padre Sebastiao Rodrigues
Andrew Garfield suena como el favorito para encarnar al padre Sebastiao Rodrigues

Más información en http://www.imdb.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language