Norah Jones y Billie Joe Armstrong rescatan el sonido hogareño de The Everly Brothers

216
La cantante de "Come Away With Me" y el líder de  Green Day graban "Foreverly" (Reprise Records)
La cantante de “Come Away With Me” y el líder de Green Day graban “Foreverly” (Reprise Records)

Ambos no estaban en el mundo cuando unos chavales llamados Don y Phil lanzaron al mercado Songs Our Daddy Taught Us. El hecho, empanado con vinilios de hamaca y plásticos de algodón de embarcadero, ocurrió en 1958; y sirvió para apuntalar una carrera que reservaría a los dos hermanos un buen puñado de hits (todos ellos diseñados por líricas juguetonas entre el country y el rockabilly). Sin embargo, los cincuenta y cuatro años transcurridos entre ese momento y el presente no han restado ni un ápice de brillantez a las notas tradicionales de esta obra rítmica; la cual ha resurgido en las voces de la profunda Norah Jones y del travieso Billie Joe Armstrong.

Armstrong y Jones actualizan "Songs Our Daddy Taught Us"/ Photo Credits: norah.jones.com
Armstrong y Jones actualizan “Songs Our Daddy Taught Us”/ Photo Credits: norah.jones.com

Foreverly, rompecabezas de palabras como ha sido bautizado este tributo dedicado a los Everly, es el título buscado por la solista de Come Away With Me y el líder de la banda Green Day para el particular compacto; producto bicéfalo que fusiona a uno de los pares más mediáticos de estrellas de las ondas, las cuales grabaron los doces temas en únicamente cinco sesiones. Una esfera con surcos de metal que adquiere los ribetes digitales con la ayuda del bajista Tim Luntzel y el batería Dan Rieser.

El disco original data de 1958
El disco original data de 1958

Recuerdos paternales

Songs Our Daddy Taught Us fue cocinado por los EB como una especie de carta de agradecimiento a su progenitor: señor de amplia cultura musical, que quiso legar a sus herederos la curiosidad por las trovas compartidas entre generaciones distintas. El dueto, pese a sus tupés a la moda y su aspecto atlético, nunca se rindió a los efectos rebeldes de muchos de sus colegas (como Elvis Presley y Johnny Cash); sino que sumió su trabajo en un camino de tiernos acordes sonoros, adecuadamente amoldado a los márgenes envolventes de cancioneros melódicos hasta en sus acordes iniciales.

Don y Phil editaron el vinilo en honor a su padre Ike
Don y Phil editaron el vinilo en honor a su padre Ike

Un posicionamiento que no quedó exento de calidad, aunque el riesgo de otras empresas más experimentales se tornara como una opción bastante relegada en sus aspiraciones. Con estas consignas de profesionalidad candorosa, los vástagos de Ike Everly reinaron en los cincuenta con songs tan románticas y contagiosas como Bye Bye Love y All I Have To Do Is Dream. Himnos de una época en la que el rock exponía sus tripas, con los ojos puestos en evolucionar hacia el paraíso de los pentagramas.

Norah Jones ya tenía experiencia en versionar canciones del acerbo popular
Norah Jones ya tenía experiencia en versionar canciones del acerbo popular

A pesar de que el álbum que ha provocado Foreverly no sea precisamente el más exitoso de los hermanos, sí se puede afirmar que es uno de los más íntimos y personales; cualidades antipolillas que Jones y Armstrong han hecho suyas, a base de estribillos nostálgicos y tarareos a timbre cambiado. Cuando se escucha Long Time Gone y That Silver Haired Daddy Of Mine (los singles adelantados) parece como si las personalidades arrolladoras de los dos intérpretes quedaran sumidas por una producción de salón del Far West, en la que las guitarras marcan el compás y las letras acuden con soltura de nomadismo a lo Kerouac.

Armstrong está desconocido en "Foreverly"
Armstrong está desconocido en “Foreverly”

Tales sensaciones son más que explicables frente a una caja de partituras en las que se circuncidan las sensualidades de lo añejo (Rovin Gambler, Down In The Willow Garden); se apostillan apóstrofes a autores tan enraizados como Bradley Kincaid (Lightning Express) y Frankie Bailes (Oh So Many Years); o se aplacan las emociones amorosas ante tracks confesionales del tipo de Barbara Allen (canción escrita por Susan Urban). Dentro de esa escalera de usos y costumbres, incluso hay surcos de madera noble para mover el esqueleto con Rockin’ Alone (In An Old Rockin’ Chair, de Bob Miller).

El álbum de homenaje a los Everly Brothers se grabó en cinco días/ Photo Credits: norah.jones.com
El álbum de homenaje a los Everly Brothers se grabó en cinco días/ Photo Credits: norah.jones.com

Don y Phil Everly aún siguen en el circuito; exhibiendo sus más de siete décadas de existencia, y equipados con el frío del recuerdo y las imágenes en tecnicolor. Un dato que puede hacer efectiva la unión en vivo y en directo con sus admiradores del siglo XXI. Ansiado concierto en el que hay sitio suficiente para convertir el dúo en cuarteto, sobre todo si es con miembros de excepción de la categoría de Norah Jones y Billie Joe Armstrong.

Los más animosos ya piensan en una actuación en directo a ocho manos/ Photo Credits: norah.jones.com
Los más animosos ya piensan en una actuación en directo a ocho manos/ Photo Credits: norah.jones.com

Más información en

http://www2.norah.jones.com/news/billie-joe-armstrong-and-norah-jones

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language