El Renacimiento llama a las puertas de la National Gallery

92
Leonardo da Vinci, en su etapa como pintor al servicio de Ludovico Sforza, será una de las citas más relevantes de la pinacoteca en 2011
Leonardo da Vinci, en su etapa como pintor al servicio de Ludovico Sforza, será una de las citas más relevantes de la pinacoteca en 2011

Las proporciones clásicas y el perfeccionismo formal conquistarán Trafalgar Square en 2011, y harán que el almirante Nelson se cuadre marcialmente ante las imponentes obras que albergará próximamente la pinacoteca londinense. La perla del calendario expositivo del museo, en el que se retoca desde hace más de un siglo una velazqueña señora frente a un espejo, la componen dos viejos maestros, de los de pinceles añejos y sabiduría inigualable en la paleta. Se trata del italiano Leonardo da Vinci y del flamenco -precursor del Barroco en su tierra- Jan Gossaert, alias Mabuse.

La muestra coincide con el final de la restauración de "La Virgen de las rocas"
La muestra coincide con el final de la restauración de “La Virgen de las rocas”

Leonardo da Vinci: Pintor en la Corte de Milán será el título, según los responsables de la Gallery, de la gran muestra que la capital del imperio anglosajón planea inaugurar el 9 de noviembre de este año, y cuya duración se extenderá hasta el 5 de febrero de 2012. La idea de esta magna reunión de lienzos, dibujos y tablas del genio de La Gioconda tuvo su origen después de finalizar la ampulosa restauración de La Virgen de las rocas, obra atribuida al artista nacido en Vinci en 1452 que la institución conserva entre algodones. La escena de la Virgen María, acompañada de San Juan Bautista y Jesucristo en estado infantil y de un ángel, respondía originalmente a la representación de un hecho apócrifo que narraba el supuesto encuentro del por entonces huérfano Bautista con la Sagrada Familia, mientras éste huía en dirección a Egipto. Conservada en su formato tradicional de óleo sobre tabla, la composición posee una pariente anterior de idénticos título y motivo que alberga el parisino museo de El Louvre; y, aunque algunos expertos han dudado sobre la autoría de la conservada en la National, la pintura sigue estando entre los tesoros más valorados de los fondos del centro desde su adquisición en torno a 1880.

Entre las obras programadas, hay una copia de "La última cena" perteneciente a la Royal Academy of Art

Pero la exposición no fluye a partir de la mencionada La Virgen de las rocas: el objetivo es más bien el de reivindicar la importancia de Leonardo como pintor, y de su don privilegiado para el dibujo y las plasmaciones plásticas tanto profanas como religiosas. Los cuadros que el autor de El hombre de Vitruvio realizó bajo el mecenazgo de Ludovico Sforza forman el núcleo central de la cita londinense; un encuentro apasionado en el que la retina del visitante podrá contemplar, entre otras delicias visuales, una copia de La última cena perteneciente a la Royal Academy of Art; la piadosa y humana estampa de San Jerónimo y la perturbadora presencia de La Belle Ferronière.

La National trabaja para mostrar la mayor exposición realizada hasta la fecha sobre Jan Gossaert
La National trabaja para mostrar la mayor exposición realizada hasta la fecha sobre Jan Gossaert

La otra importante muestra que la prestigiosa institución ha anunciado para este 2011, también tiene mucho que ver con la influencia de Da Vinci en el concierto artístico de sus herederos; ya que Jan Gossaert fue un reconocido seguidor de las enseñanzas del excelso creador italiano. Nacido en Maubeuge (Amberes), en 1478, este pintor de diversos nombres y apodos dedicó sus años frente al caballete a desarrollar una conmovedora producción, en la que no faltó su admiración hacia el clasicismo que destilaban los maestros de los estados transalpinos. Gossaert puso en práctica -con suma habilidad y hondura- las lecciones aprendidas tras un exhaustivo viaje a Roma; llegando incluso a lograr que algunos de sus contemporáneos equipararan varias de sus piezas en un plano de importancia similar al de las magníficas escenas surgidas de los pinceles de Van der Weyden, Quentin Massys o Durero (éste último, precisamente, expresó su admiración por El Descendimiento de la Cruz surgido de la mano de Mabuse). La National Gallery pretende, según su departamento de comunicación, exhibir en sus salas uno de los mayores conjuntos pictóricos de este genial individuo de los Países Bajos, meeting oleoso y pigmentado en el que no faltarán La Virgen y el Niño (préstamo que correrá a cargo de El Museo del Prado), Hércules y Deianera Retrato de Comerciante.

La producción pictórica de Gossaert es un ejemplo de la perfección técnica heredada del clasicismo renacentista
La producción pictórica de Gossaert es un ejemplo de la perfección técnica heredada del clasicismo renacentista

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language