Cómo cocinar un best-seller a tiro de 140 caracteres

74
La red social de micromensajes es la preferida por los autores noveles
Twitter, la red social de micromensajes, es la preferida por los autores noveles

En el siglo XIX, la inmediatez literaria se solía reservar a las obras consideradas de corte popular. Los vetustos impresores decimonónicos ignoraban muchas veces las aspiraciones de los considerados escritores para multitudes; quienes plegaban sus exigencias a las publicaciones por entregas o fascículos, insertados en periódicos y cabeceras de semejante naturaleza. Así triunfaron genios de la pluma como Alejandro Dumas (el padre y el hijo) o Charles Dickens. Con esta práctica a bajo precio, el arte de la palabra se ponía al alcance de esos sectores poblacionales que no frecuentaban las librerías. Mediado más de un siglo, el tercer milenio está regresando a actos similares, con un puñado de autores que, bien por interés en la experimentación o por la imposibilidad de asaltar las inexpugnables fortalezas de las exigentes editoriales, empiezan a ver en las redes sociales una herramienta válida para democratizar el sibarita y normalmente endogámico universo de las letras impresas.

El joven Matt Stewart fue quien abrió la senda con su libro "The French Revolution", editado a través de Twitter el pasado 14 de julio de 2009/ Photo Credits: Matt Stewart
El joven Matt Stewart fue quien abrió la senda con su libro “The French Revolution”, editado a través de Twitter el pasado 14 de julio de 2009/ Photo Credits: Matt Stewart

Brevedad, contundencia e ingenio son las tres armas que no les deben faltar a ninguno de los futuros writers, con ansias de dejar moldeadas sus ideas mediante el código binario de la web 2.0. Arsenal que gasta su potente metralla a base de adherir la evolución de un texto a los vaivenes electrónicos de colonias virtuales: lugares de pensamientos normalmente banales, que empiezan a llenarse con párrafos de declaraciones profundas y emocionantes.

La obra del natural de Washington junta 3.700 tweets en 480.000 caracteres
La obra del natural de Washington junta 3.700 tweets en 480.000 caracteres

Dentro del laberinto de redes planetarias, la comunidad con el logo del pájaro (Twitter) es la que puede ser catalogada como la preferida por parte de los narradores ansiosos por lanzar al mundo su imaginación de prosistas sin agencia. Gesta para la que sólo necesitan un buen proyecto con continuidad, una galería de twitpic (donde almacenar los capítulos, cual si fueran fotografías) y mucha constancia. Estos ingredientes fueron los que permitieron al norteamericano Matt Stewart (Washington D.C, USA, 1979) editar su debut en formato de novela confesional, titulado The French Revolution. Un volumen, sobre una familia con problemas de convivencia asentada en San Francisco, compuesto por 3.700 tweets y 480.000 caracteres. Texto casi epistolar que el compatriota de Jonathan Franzen completó el 14 de julio de 2009. Una hazaña que le ha abierto las puertas de Soft Skull Press, firma que lanzó el producto en paperback en 2010.

El cineasta Steven Soderbergh está en proceso de elaboración de su proyecto editorial en Twitter
El cineasta Steven Soderbergh está en proceso de elaboración de su proyecto editorial en Twitter

Pero la gesta no ha quedado sólo en el citado book de carne twitera, sino que la llama ha prendido en el cerebro de otros amantes de la democratización de los mensajes en formato cibernético. Un grupo de fieles exploradores de la modernidad que tiene en los cineastas Steven Soderbergh y José Luis Cuerda dos de sus más laureados exponentes.

Según las palabras del director de "Traffic", "Behind The Candelabra" podría ser su última película
Según las palabras del director de “Traffic”, “Behind The Candelabra” podría ser su última película

La concisión no es un problema para ellos

Twitter no tiene muchas reglas por las que regirse, aunque una de ellas es fundamental: no se puede componer cada tweet con una cantidad superior a 140 caracteres. Ante esta imposición,  es fácil pensar que las descripciones más o menos milimétricas de la literatura de antaño sobran. Algo que al responsable de Traffic y Sexo, mentiras y cintas de vídeo parece no preocuparle lo más mínimo. Es más, el asunto no es un escollo complicado de sortear para un hombre acostumbrado a pensar en imágenes.

El veterano realizador ha pensado una trama de acción a 140 caracteres por escena
El veterano realizador ha ideado una trama de acción a 140 caracteres por escena

Por su trayectoria profesional, se puede concretar que Steven Soderbergh (Atlanta, Georgia, USA, 1963) es un tipo al que no le gusta dedicar excesivo tiempo a una actividad determinada. Guionista, fotógrafo, realizador, compositor y muchas más cosas que no ha acreditado públicamente; el creador de Efectos secundarios anunció en 2011 que iba a dejar el cine. No obstante, no especificó en absoluto a qué se iba a dedicar a partir de esa mediática aseveración, aunque sí dejó pistas en su cuenta de Twitter sobre su flirteo con la literatura.

El experimento cibernético, muy en la línea de los largos de Soderbergh, lleva por título "Glue" ("Pegamento")
El experimento cibernético, muy en la línea de los largos de Soderbergh, lleva por título “Glue” (“Pegamento”)

La prudencia con la que se debe tomar periodísticamente el citado retiro obliga a poner en cuarentena las declaraciones del amigo de George Clooney. No obstante, lo que sí se puede asegurar es que -a tenor de lo que se mueve por internet durante estos meses- desde el pasado mes de abril, el filmmaker está desarrollando un proyecto twitero bautizado Glue (Pegamento). Según los mass media del país de las barras y estrelllas, el estadounidense va aireando bajo la no autentificada cuenta de @Bitchuation lo que se define como una trama a fogonazos, con diálogos cortantes y fragmentada hasta los tuétanos. Obra que ya cuenta con unos 11.380 seguidores y 201 tweets: aventura que erige su esencia rectora como un argumento de espionaje, alimentado con personajes de encuentros dialécticos más secuenciales que capitulares.

Según lo publicado en otras cabeceras, la cuenta del creador de "Sexo, mentiras y cintas de vídeo" tiene la dirección de @Bitchuation
Según lo publicado en otras cabeceras, la cuenta del creador de “Sexo, mentiras y cintas de vídeo” tiene la dirección de @Bitchuation

Un caso distinto es el del colega gremial de Soderbergh,  el español José Luis Cuerda (Albacete, 1947). El autor de Amanece que no es poco no ha montado una ficción al estilo de Glue, sino que ha ido seleccionando los tweets más publicables que estaban incluidos en su cuenta @cuerda1936; para confeccionar con ellos Si amaestras a una cabra, llevas mucho adelantado (MR Ediciones). La labor recolectora ha dado como resultado un volumen que es como un compendio de greguerías paridas al calor de la era tecnológica, donde hay lugar para reflexionar sobre el sexo, la religión, la política, la existencia, y demás temas de trascendencia humana. Todos ellos tocados con la varita surrealista de un teclado y una pantalla de comunicación instantánea.

José Luis Cuerda ha recurrido a Twitter para elaborar el libro "Si amaestras una cabra, llevas mucho adelantado"
El también cineasta José Luis Cuerda ha recurrido a Twitter para elaborar el libro “Si amaestras una cabra, llevas mucho adelantado”

Si en el libro encuentras cosas que valgan la pena, es en esa extensión de 140 caracteres. No necesito tener quinientos folios para escribir algo que merezca la pena. Ya he hecho películas, he editado guiones…”, explica el cineasta castellano.

El responsable de "El bosque animado" ha seleccionado los mejores tweets de su cuenta @cuerda1936
El responsable de “El bosque animado” ha seleccionado los mejores tweets de su cuenta: @cuerda1936

Visto lo visto, el propio negocio altamente exclusivista de las editoriales es el que está obligando a los anónimos aspirantes a rozar las eternidades de Zola, Balzac, Cervantes o Shakespeare por la vía del asalto desde la soledad aparente de un ordenador. Detrás de los códigos binarios es más fácil llamar la atención de las multitudes pese a no contar con el crédito de padrinos poderosos; porque con foros del pelaje de Twitter y Facebook (aparte de los demás colectivos de hiedra arraigada a los bytes), las voces no necesitan tanto de los imperios elitistas del papel y la tinta. Aún resulta un poco abstracta en sus consignas, pero la revolución en la transmisión del pensamiento puede estar ya en camino…

Las redes sociales empiezan a romper barreras con trabajos como el de Cuerda/ Photo Credits: José Luis Cuerda
Las redes sociales empiezan a romper barreras, con trabajos como el de Cuerda/ Photo Credits: José Luis Cuerda

Más información sobre cómo editar en Twitter en http://www.matt-stewart.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language