El Hermitage rescata los paraísos perdidos del arte soviético

278
El museo ruso dedica una muestra a Lissitzky y al matrimonio Kabakov bajo el título de "Utopía y Realidad"/ Photo Credits: State Hermitage Museum
El museo ruso dedica una muestra a Lissitzky y al matrimonio Kabakov, bajo el título de “Utopía y Realidad”/ Photo Credits: State Hermitage Museum

En el reino de la imaginación, las reglas de la lógica valen menos que el papel mojado. Dentro de las fronteras pretenciosas de los edenes surgidos de la mente es posible encontrar a los líderes del capitalismo, conversando animadamente con los bolcheviques de recios bigotes y abrigos pesados; jornada improbable en el universo real, donde los ciudadanos de la hoz y el martillo bien podrían compartir mesa y aficiones con los hijos de la llamada sociedad de consumo. Tras las fronteras de ese idílico paisaje, las doctrinas carecen de consistencia, y se evaporan a bordo de globos aerostáticos, sin propósito alguno de bajar al suelo terrenal.

Lissitzky veía a los artistas como agentes del cambio social/ Photo Credits. State Hermitage Museum
Lissitzky veía a los artistas como agentes del cambio social/ Photo Credits. State Hermitage Museum

Semejante lugar, de imprecisos contornos geográficos, formó parte durante un tiempo de las obras de los artistas soviéticos, grupo de soñadores afectos al régimen de Moscú que sin embargo trascendían de la mera propaganda, a través de las propuestas comprometidas simplemente con sus migraciones astrales, sin mayor interferencia política reconocida que la de la perspectiva del público al que iban dirigidas.

Los movimientos de la época veían la filosofía comunista con los ojos de la idealización/ Photo Credits: State Hermitage Museum
Los movimientos de la época veían la filosofía comunista con los ojos de la idealización/ Photo Credits: State Hermitage Museum

Veintitrés veranos después de la caída del Muro de Berlín, las tesis de paleta y óleo, de carboncillo y rotulador, postuladas desde las almenas de los idearios de hierro cobran vida mediante la exposición Utopía y Realidad. El Lissitzky, Ilya y Emilia Kabakov, que alberga la Court Gallery del Palacio de Invierno (perteneciente al Museo Hermitage en San Petersburgo). Exhibición que cerrará su curso en las tierras de Alexander Pushkin el próximo  25 de agosto de 2013.

Los creadores rusos vulneraban la censura a base de postulados oníricos y simbólicos/ Photo Credits: State Hermitage Museum
Los creadores rusos vulneraban la censura a base de postulados oníricos y simbólicos/ Photo Credits: State Hermitage Museum

En busca del ideal inmaterializado

Procedente del Van Abbe Museum de la ciudad neerlandesa de Eindhoven, y enmarcada en el programa del año que une las actividades culturales de Rusia y Holanda, la muestra despliega su rocío uniformado de antaño por las salas que van de la 334 a la 342. Un espacio envasado al vacío en el que, si se observa bien, es más que factible encontrarse en la U.R.S.S. del cartelismo belicista; la patria de los mensajes enaltecedores relativos al bienestar de los pueblos, la de los cuadros sometidos a la percepción matemática y arquitectónica, la de los géneros ataviados con la fisonomía del líder salvador. En definitiva, lo que el visitante hallará serán las trazas de una corriente creativa dirigida por instancias superiores, ante la que los profesionales de la plástica se sentían amedrantados e hipnotizados; hasta que –en cierta forma- despertaron de la utopía publicitada a la realidad.

Los Kabakov fueron los representantes de los estados híbridos en las fronteras de la U.R.S.S./Photo Credits: Stage Hermitage Museum
Los Kabakov fueron los representantes de los estados híbridos en las fronteras de la U.R.S.S./Photo Credits: Stage Hermitage Museum

Grandes firmas se sintieron atraídas por las ideas de un comunismo aparentemente más igualitario con los hombres y mujeres, manifiesto activo que denunciaba sin tregua el clasismo del liberalismo económico occidental. Laberinto de imágenes de vivos colores y estudiada iconografía que El Hermitage ha querido limitar al trabajo de los enérgicos El Lissitzky y el matrimonio formado por Ilya y Emilia Kabokov.

Tanto Lissitzky como los Kabakov estaban influenciados por gente como Kazimir Malévich/Photo Credits: State Hermitage Museum
Tanto Lissitzky como los Kabakov estaban influenciados por gente como Kazimir Malévich/Photo Credits: State Hermitage Museum

El artista como agente del cambio social (también expresado como la creación orientada a un objetivo) es el concepto que vertebró a lo largo de su polifacética existencia El Lissitzky (Pochinok, Smolensk, Oblast, Rua, Rusia, 1890- Moscú, 1941). Fieles a la riqueza productiva de este prototipo de la vanguardia eslava, las obras del compañero de Kazimir Malévich sintonizaron de inmediato con el movimiento revolucionario de Lenin, al que veía como una alternativa válida a la dictadura zarista. Maestro en la abstracción y pionero del constructivismo en esas latitudes esteparias, el portentoso ilustrador influyó con sus inspiraciones en los adelantos de La Bauhaus. A la vez que dibujaba un esquema vital que no se correspondía mucho con las luchas intestinas del Kremlin; pero que se identificaba con una fantasía utópica en la que el pueblo de Kirov y Trostky era el verdadero protagonista y modelo.

Los creadores de la época comunista fueron maestros en investigar con nuevas técnicas, como la del fotomontaje
Los creadores de la época comunista fueron maestros en investigar con nuevas técnicas, como la del fotomontaje

En una línea mucho menos sujeta a los alfileres de las consignas bolcheviques, Ilya Kabakov (Ucrania, 1933) y su esposa Emilia surcaron las praderas del comunismo ruso con el espíritu de un par aventureros de los nuevos formatos. Perteneciente al Grupo del Boulevard Sretensky (junto a personajes tan potentes en el mercado internacional como Viktor Pivovarov y Oleg Vassiliev), Kabakov imaginaba una U.R.S.S. que poco o nada tenía que ver con la real, siempre expuesta en dibujos destinados a romper las censuras existentes, con ingredientes insondables de mágica creatividad. Secuencias amparadas en ese escapismo inconsciente, que cobraron alas de sable justiciero bajo nombres como The Russian Series y Moscow Conceptualist.

Los dibujos de Lissitzky influyeron en grupos como el de la Bauhaus
Los dibujos de Lissitzky influyeron en grupos como el de la Bauhaus

Ilya y Emilia tuvieron que padecer el recrudecimiento de las relaciones entre la plástica y la política, cuando el dirigente Nikita Krushchev inició una cruzada contra el arte moderno en 1956. Pero nada pudieron los zapatazos del carismático jefe gubernamental para acallar a las generaciones alumbradas en la Guerra Fría, y menos aún a un hombre –como IK– que había forjado sus coordenadas gremiales con las lecciones de Robert Falk, Kazimir Malévich y Vladimir Tatlin. Al final, en 1992 y cuando el comunismo férreo había dejado paso a la perestroika, la pareja Kabakov emigró a Estados Unidos (Nueva York), donde comenzaron a desarrollar su gusto por las instalaciones “totales”, siempre teñidas de los pretéritos sueños de esa juventud moscovita de barricadas de amor y odio.

Ilya Kabakov es conocido en los circuitos como el responsable de la "instalación total"
Ilya Kabakov es conocido en los circuitos como el responsable de la “instalación total”

Nuestra vida ha adquirido ahora una nueva concreción, la fundación comunista para todas las naciones del mundo. Mi obra Proun-mappes se usará para construir el monolito de las ciudades bolcheviques, donde vivirá la gente del planeta”. Así se expresaba Lissitzky en los albores del estalinismo, justo antes de los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial. Unas palabras que cobran sentido entre las sombras del Hermitage, al calor de una realidad cambiante (eternamente utópica, por la naturaleza de tal término).

La muestra "Utopía y Realidad" estará en el Hermitage hasta el próximo 25 de agosto de 2013
La muestra “Utopía y Realidad” estará en el Hermitage hasta el próximo 25 de agosto de 2013

Más información, entradas y horarios en http://www.hermitagemuseum.org

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language