Rosa Regàs alumbra las ramblas de la posguerra con los focos del BB Seix Barral

85
La autora catalana obtiene el galardón por su novela "Música de cámara"
La autora catalana obtiene el galardón por su novela “Música de cámara”

La Barcelona de la antigua directora de la Biblioteca Nacional (cargo que ejerció de 2004 a 2007) no es la perdona-vidas de los callejones oscuros y traidores, que dibujó con ocres y delictivos pigmentos Manuel Vázquez Montalbán, en sus narraciones de sueños rotos y candiles sin gas. La Ciudad Condal de la otrora traductora es más ese lugar entre el polvo nostálgico y la somnolencia afectiva que inundó las páginas de la excepcional Nada, de Carmen Laforet: como si un paisaje de tonalidades imprecisas y heridas en el ánima conquistara cada párrafo y reflexión a golpe de frase. En esa ubicación, fiel retrato de memorias de almacén y clasicismo de enciclopedia costumbrista (casi transformada en un testigo sempiterno de la intrahistoria unamuniana), es donde adquiere rasgos de musa militante el último relato de la autora de Luna Lunera. Argumento de amarguras y sinfonías balísticas que responde al nombre de Música de cámara.

La distinción reconoce la intensa relación de Regàs con la editorial
La distinción reconoce la intensa relación de Regàs con la editorial fundada por Carlos Barral

Al igual que lo que sucede con gran parte de la producción -a base de letras rojas cual insignia del valor- de Rosa Regàs Pagés (BCN, 1933), la paleta de la que fuera niña del exilio (pasó en Francia el transcurso de La Guerra Civil) exhibe borrachera de gradación sensitiva, en esta obra de documentos en blanco y negro, de rutinas masacradas por los convencionalismos, y de luchas intestinas entre conceptos antagonistas e irreconciliables de España (republicana o fascista, sin términos medios). Y ahí es donde moja su pincel la literata, para montar un discurso abiertamente existencial, con el que ayer por la noche obtuvo el Premio Biblioteca Breve de Seix Barral.

La historia del relato describe una apasionada relación amorosa
La historia del relato describe una apasionada relación amorosa

Unida a la editorial desde los tiempos de mediados de los años sesenta (coincidiendo con el verdadero boom de la novelística urbana en la Piel de Toro), este galardón llega al currículo de la responsable de Azul (fresco con el que consiguió el Nadal, en 1994) en un momento en el que, con cerca de ochenta aniversarios, la escritora catalana se muestra contenta al echar la vista atrás, para dotar de claridad a determinados episodios -enmudecidos y silenciados- de la historia de la tierra de Cervantes y Lope de Vega; una cuenta pendiente que la creadora concita con su prosa cargada de fantasía realista y con sus encendidos diálogos, normalmente a punto de estallar en la boca de los personajes.

La que fuera directora de la Biblioteca Nacional nutre su texto de muchos de sus recuerdos de juventud
La que fuera directora de la Biblioteca Nacional nutre su texto de muchos de sus recuerdos de juventud

Para lograr esos objetivos de cronista de la sensibilidad teñida de violencia y persecución irracional, Regàs acondiciona un diario de sesiones donde comparecen una mujer republicana y un joven de la alta burguesía. Esta improbable relación (sobre todo en un país con un solo color para visionar el presente) es la que marca un texto en el que los márgenes sociales compiten en injusticia ciudadana con la política del miedo y la mordaza. Dialéctica de la distinción que Música de cámara orquesta por medio de una pareja a la que las ideas contrapuestas no impide dar rienda suelta a los impulsos de su corazón.

La literata ganó en 2001 el Premio Planeta
La literata ganó en 2001 el Premio Planeta

No resulta extraño que la trayectoria profesional de doña Rosa se haya topado con este galardón, dotado de 30.000 euros y el reconocimiento subsiguiente de los círculos editoriales: enlace deseado por ambas partes que, a modo de emblema sustancial, el destino ha querido que sea un año después de que un vecino igualmente de La Sagrada Familia (Javier Calvo, a quien le adjudicaron el BB por El jardín colgante) se convirtiera en el flamante ganador de tan preciada distinción. Un juego del azar que adquiere una significación especial ante el compromiso que la también damnificada con el Planeta (por La canción de Dorotea, en 2001) mantiene desde hace tiempo con los nuevos rumbos literarios y con las generaciones posteriores a la de ella, que pisan fuerte en el panorama de tintas y galeradas a través de soluciones alimentadas con la frescura de la rebeldía emergente.

Su obra adquiere su fuerza narrativa de la capacidad sensitiva y de unos personajes al límite de sus emociones
Su obra adquiere la fuerza narrativa de unos personajes al límite de sus emociones

Más información en http://www.rosaregas.net

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language