Romeo y Julieta mueren de amor eterno cuatro siglos largos después

930
El calabrés Carlo Carlei rueda una fiel versión de la obra de Shakespeare
El calabrés Carlo Carlei rueda una fiel versión de la obra de Shakespeare

Las calles empedradas de Verona vuelven a espiar entre balcones a su pareja de amantes más famosa. Poco importa si los jóvenes -pertenecientes uno a los Montesco y otro a los Capuleto- existieron o no en la vida real, ya que las palabras bruñidas con la genialidad con que les vistió el bardo inglés William Shakespeare han hecho de los dos adolescentes un par de referentes clásicos del romanticismo apasionado, de los galanteos condenados a la tragedia por los convencionalismos, y de las veleidades de la sociedad con respecto a los corazones puros e ingenuos. Tanto es así que, desde que el creador británico estampara su firma en la obra fechada en 1597, millones de lectores han suspirado con las declaraciones nocturnas de estos héroes rodeados de mallas y escudos nobiliarios; al tiempo que derramaban lágrimas de desesperación, ante el destino de mausoleo prematuro al que se vieron abocados por la pluma ebria del responsable de Hamlet.

El londinense Douglas Booth encarna a Romeo Montesco
El londinense Douglas Booth encarna a Romeo Montesco

Varias centurias después de su bautismo en la época isabelina, Romeo y Julieta alimenta una vez más la inspiración de un director de escena; aunque en esta ocasión no sea en su ecosistema teatral, sino en versión cinematográfica (con lo que aumenta la lista de adaptaciones, que de la pieza del natural de Stratford-upon-Avon se han llevado a cabo con carne de celuloide).

La joven de diecisiete años Haille Steinfeld hace de Julieta Capuleto
La joven de diecisiete años Haille Steinfeld hace de Julieta Capuleto

Las calles de la ciudad italiana donde el autor desarrolló el drama han servido de paleta al realizador transalpino Carlo Carlei (conocido por sus trabajos televisivos Padre Pío y el remake de El general della Rovere) para recrear la acción de los enamorados traicionados por su propio linaje. Una decisión artística que recuerda a la que efectuó en 1968 el sensible Franco Zeffirelly, quien pasa por ser el cineasta que mejor ha sabido captar la profundidad de las frases contenidas en el fresco ideado por Shakespeare (y que protagonizaron para placer de los espectadores los más que excepcionales Leonard Whiting y la casi niña Olivia Hussey).

Stellan Skarsgard participa como el Príncipe de Verona/ Photo Credits: Swarovsky Entertainment
Stellan Skarsgard participa como el Príncipe de Verona/ Photo Credits: Swarovsky Entertainment

Pero esta Romeo & Juliet no respeta la literalidad de su modelo de papel únicamente desde el punto de vista geográfico; sino que el director alumbrado en Calabria también ha procurado acogerse a los márgenes conceptuales de los roles principales. Este es el motivo por el que el compatriota de Federico Fellini ha optado por contratar a una pareja de actores desconocidos para la gran masa, pero muy acorde con las edades que presentaban los debutantes susurradores de almohadas. Este dueto interpretativo lo compone el londinense Douglas Booth (a quien pronto se le podrá ver en Noé, de Darren Aronofsky) y la californiana Hailee Steinfeld (famosa tras su caracterización como la arrojada Mattie Ross de Valor de ley, a las órdenes de los hermanos Coen).

Booth y Steinfeld tienen la misión de emular las magníficas interpretaciones de Leonard Whiting y Olivia Hussey
Booth y Steinfeld tienen la misión de emular las magníficas interpretaciones de Leonard Whiting y Olivia Hussey

Eso por la parte de los líderes del elenco, aunque el resto del casting tampoco deja lugar a dudas de que Carlei desea generar un largometraje de cierta notoriedad creativa. Dentro de tal cuadro dramático destacan las aportaciones de Damian Lewis (el prisionero de Homeland encarna a Lord Capuleto), Paul Giamatti (Fray Lorenzo), Stellan Skarsgard (Príncipe de Verona), Natascha McElhone (Lady Capuleto), Ed Westwick (Teobaldo), Kodi Smit-McPhee (Benvolio), Christian Cooke (Mercucio), Tomas Arana (Lord Montesco) y Laura Morante (Lady Montesco).

Damian Lewis se caracteriza como el padre de Julieta
Damian Lewis se caracteriza como el padre de Julieta

Todos ellos orquestados por el enérgico y efectivo guion que ha construido el hombre de moda en los libretos de fabricación británica: el polifacético Julian Fellowes (el cairota con sangre isleña que se ha hecho célebre con los argumentos aristocráticos de la serie Downton Abbey).

Leonardo DiCaprio y Claire Danes interpretaron a los amantes de Verona
Leonardo DiCaprio y Claire Danes interpretaron a los amantes de Verona

Ante las mencionadas razones de contundencia efectiva, sólo queda aspostillar que: si la rosa no se llamara así, conservaría el mismo aroma. Pues eso: si Romeo y Julieta no hubieran sido especímenes de chicha y esqueleto, seguirían siendo una de las parejas con más rostros a lo largo de la historia. Y, para dejar constancia de semejante axioma, únicamente hay que visitar la filmografía de Baz Luhrmann, Franco Zeffirelly… y Carlo Carlei.

La adaptación de 1968, firmada por Franco Zeffirelly, es hasta el momento la más conseguida
La adaptación de 1968, firmada por Franco Zeffirelly, es hasta el momento la más conseguida

Más información en http://www.imdb.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language