Jennifer Lawrence y Bradley Cooper, juntos en lo bueno y en lo malo

181
Los dos protagonistas de "El lado bueno de las cosas" coinciden nuevamente en "Serena", de Susanne Bier
Los dos protagonistas de “El lado bueno de las cosas” coinciden nuevamente en “Serena”, de Susanne Bier

Es la pareja de moda en el Hollywood de las alfombras rojas y los galanteos mediados por la lucha de sexos. Ambos son altos, con rasgos faciales de los que quedan bien en las revistas de relumbrón y jarabe de fotograma; y poseen la química necesaria para que los espectadores crean a pie juntillas en el amor eterno (sin que se noten lo más mínimo los quince años que les separan generacionalmente). Brad y Jennifer se conocieron con las cámaras en plan Celestina trotaconventos, y ajustaron su unión en 2012 a los márgenes oficialistas marcados por David O. Russell. Así nació uno de esos matrimonios profesionales de los que La Meca del Cine se nutre cíclicamente a gusto del consumidor: contrato sustancial a lo Bogart y Bacall que, en este caso, alumbra su segundo hijo audiovisual de la mano de la realizadora danesa Susanne Bier (En un mundo mejor).

La película se basa en la homónima novela del estadounidense Ron Rash
La película se basa en la novela homónima del estadounidense Ron Rash

Serena es el título de la citada y efectista producción, en la que vuelven a compartir protagonismo los actores que encarnaron a la chispeante Tiffany y al controvertido Pat, en el filme El lado bueno de las cosas. De esta manera, como si ya fuera un asunto más o menos habitual en las carreras de Jennifer Lawrence (Louisville, Kentucky, USA, 1990) y Bradley Cooper (Filadelfia, Pennsylvania, USA, 1975), la chica del Oscar 2013 a la Mejor Actriz Principal y el intérprete de Resacón en Las Vegas lideran el proyecto de la responsable de Hermanos: una empresa que avala su capacidad dramática al hilo de la homónima novela escrita por el poeta y novelista Ron Rash (Chester, Carolina del Sur, USA, 1953).

La trama se desarrolla en la época de la Gran Depresión
La trama se desarrolla en la época de la Gran Depresión

Mucho más cercano a la tragedia que el argumento humorístico y cordial de Silver Linnings Playbook, el libreto de este trabajo de la directora europea somete al famoso dueto a los vaivenes oscuros y góticos de un relato asfixiante, concebido en un horno de ascuas y cenizas existenciales, que recuerdan a los vértices de dureza salvaje de Cormac McCarthy y a la desnudez moral de Émile Zola.

El guion mezcla con rotundidad los comportamientos humanos más oscuros
El guion mezcla con rotundidad los comportamientos humanos más oscuros

La acción arranca en Estados Unidos, durante 1929. Es el tiempo del crack de la Bolsa neoyorquina, pero también es el del casamiento de dos jóvenes: George y Serena Pemberton (Cooper y Lawrence, respectivamente). Los recién emparejados por el altar tienen sueños de prosperidad, aunque no se corresponden con el urbanismo adocenado de su Boston natal, sino con el naturalismo extremo de las montañas de Carolina del Norte. El hombre aspira a hacerse con un futuro imperio en el terreno maderero, y su esposa le acompaña en sus metas volantes para transformarse en un millonario de los de callos en las manos y mirada hambrienta de oro en las alforjas.

El papel de Serena es el de una mujer capaz de todo por vengar su incapacidad para procrear
El papel de Serena es el de una mujer capaz de todo por vengar su incapacidad para la procreación

Sin embargo, la situación en Los Apalaches no será tan halagüeña como hubieran deseado. No obstante, los Pemberly se van ajustando a la realidad de manera más o menos aceptable. Bueno, a todo menos a la incapacidad de Serena para concebir un heredero. La mujer llora lágrimas de sangre por su esterilidad, lo que llena su ánima de malos sentimientos y acidez en el semblante. Tal es la frustración de su cónyuge ante semejante hecho, que el individuo no puede evitar concebir un vástago ilegítimo. Pero la protagonista no va a permitir que unos extraños le quiten lo que ella se ha ganado con el sudor de sus esperanzas; por lo que toma la decisión de asesinar a los intrusos.

El texto fue finalista en 2009 del Pen/ Faulkner Award
El texto fue finalista, en 2009, del Pen/ Faulkner Award

Un papel con semejante carga de vitriolo y rabia (muy en la línea de Teresa Raquin, e incluso Lady Macbeth) captó pronto el interés de Lawrence a la hora de valorar su participación en el rodaje; gesto de apuesta psicológica que se tornó más fuerte (si cabe) cuando la muchacha de Los juegos del hambre se enteró de que la encargada de traducir a imágenes el guion original era la creativa y valorada Susanne Bier.

Jennifer Lawrence y Bradley Cooper han alcanzado el éxito en 2012 por su trabajo en "El lado bueno de las cosas"
Jennifer Lawrence y Bradley Cooper han alcanzado el éxito en 2012, por su trabajo en “El lado bueno de las cosas”

Por su parte, Cooper también quedó enganchado con la perversa faz de un texto en el que él se posiciona bajo el abrigo de un tipo ambicioso y con escasos escrúpulos. Un ser que, con tal de obtener los beneficios previstos, cierra los ojos frente al dolor que causa a sus familiares (probablemente, estas arrugas en el subconsciente del ficticio George Pemberton estén relacionadas con el abandono del que fue objeto, a manos de su progenitor cuando era sólo un niño).

La directora Susanne Bier obtuvo un Oscar por su filme "En un mundo mejor"
La directora Susanne Bier obtuvo un Oscar por su filme “En un mundo mejor”

Los paisajes de Praga (en la República checa), junto con localizaciones en el país de las barras y estrellas, han servido al equipo de Serena para rememorar los contornos rocosos de Carolina del Norte a finales de la década de 1920; fondos sinuosos dibujados siempre con la mirada puesta en reflejar -a modo de bodegón de laboratorio- el goticismo mortuorio de una galería de personajes teñidos de amargura, ausentes en cada escena y plano del mínimo síntoma de felicidad afectiva.

La realizadora danesa firmó en 2012 una comedia romántica con Pierce Brosnan (derecha) al frente
La realizadora danesa firmó en 2012 una comedia romántica, con Pierce Brosnan (derecha) al frente

En espera de que Jennifer y Bradley regresen al redil de David O. Russell en su aún no bautizada obra de nuevo cuño, Brier aleja a los mediáticos enamorados de los universos de la comedia romántica; aunque, seguro que en su odisea no faltarán los momentos de emoción. Aguerridos lapsos de esparcimiento dramático que buscarán, como montañeros de explosivo y sartén, los millones de seguidores que comenzaron a admirar la bailarina compenetración de Tiffany y Pat, perpetrada en la mediática movie El lado bueno de las cosas.

Cooper y Lawrence planean volver a colaborar juntos en el nuevo proyecto de David O. Russell
Cooper y Lawrence planean volver a colaborar juntos en el nuevo proyecto de David O. Russell

Más información en http://www.imdb.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language