ZZ Top juegan a adivinadores del porvenir en los surcos de “La Futura”

59
La formación texana saca a la venta su decimoquinto álbum de estudio
La formación texana saca a la venta su decimoquinto álbum de estudio

Cuarenta y tres años en el asfalto de las ondas, y aún las hebras del rock sureño trenzan los pelos de sus largas barbas estilo Far West. A sus espaldas de chaquetas encueradas van cargados quince álbumes de estudio; sin mencionar los miles de kilómetros por carreteras secundarias, coronados uno a uno con actuaciones en escenarios repletos de admiradores de los cinco continentes (más alguno de Marte, que se escapó al recuento oficial). Nueve temporadas después de que Billy Gibbons (voz y guitarra), Dusty Hill (bajo y voz) y Frank Bread (batería) grabaran el eufórico Mescalero, los chicos de Houston regresan al panorama musical con el esperado La Futura, que sale a la venta en el mercado con la intención de recuperar los sonidos que hicieron famoso al trío, a través de obras tan recordadas como Tres hombres y Eliminator.

Diez cortes componen el nuevo trabajo de Gibbons, Hill y Beard; después de nueve años de silencio
Diez cortes componen el nuevo trabajo de Gibbons, Hill y Beard; después de nueve años de silencio

Anclados por filosofía activa en el rock bluseado (agitado con unas gotas sobreexcitadas de atmósferas sureñas, siempre rebosantes de testosterona), ZZ Top han querido maquillar este nuevo trabajo con las ideas de un productor tan valorado en la industria del hip-hop como Rick Rubin (hombre asociado a bandas de potencia psicodélica, como The Beastie Boys y Public Enemy). No obstante, a pesar de esta apuesta por la incorporación a la autovía del tercer milenio, los autores de la mediática Gimme All Your Lovin’ y de la sensual Sharp-Dressed Man (la del bólido repleto con gachís de calendario de garaje) querían reservarse su sello de marca; por lo que las publicitadas concesiones tecnológicas resultan bastante sui generis, y lo que predomina es el mantenimiento a toda costa de lo que Hill denomina “los errores de toda la vida”: notas fácilmente identificables en un grupo que ya ni se molesta en puntualizar que lo de peinar canas, y cuya simple iconografía estilística remite al personal a un cancionero pletórico y legendario.

El trío ha tenido que cancelar proyectos debido a la salud de algunos de sus miembros
El trío ha tenido que cancelar proyectos debido a la salud de algunos de sus miembros

Habitualmente a medio camino entre el inglés y el español (más colindante con los límites fronterizos entre USA y México que con la lengua de Cervantes y Lope de Vega), la también llamada “The Little Ol’ Band” diseña un CD compuesto por diez cortes, donde estos herederos de La Rosa Amarilla vierten sus sueños futuristas quemados con el fósforo de pretéritas tonadas, como si los punteos guitarreros remitieran a una época gloriosa de mitificado rock and roll, el mismo que lucía palmito de estrella sinfónica por estadios completos hasta la bandera.

En los ochenta obtuvieron un gran éxito internacional con "Eliminator"
En los ochenta obtuvieron un gran éxito internacional con “Eliminator”

Así lo atestiguan los acordes del primer single de La Futura: el pegadizo I Gotsta Get Paid, que pudo reconocerse como fondo en la película Battleship. Fácil de escuchar y de engatusar al oído, este tema sirve de avanzadilla a un compacto en el que no hay trampa ni cartón: es ZZ Top al cien por cien. De la fogosa Over You a la satírica Heartache In Blue, de la existencialista It’s Too Easy Mañana a la balada de armario metalero Have A Little Mercy; la decena de tracks habla de una formación con los anzuelos echados a un pescado de energética constancia, que se les antoja demasiado sabroso como para abandonar su carne y esencia.

"La Futura" recupera el sonido habitual de ZZ Top
“La Futura” recupera el sonido habitual de ZZ Top

A través de este trabajo “pisteado” en The Foambox Recordings (en Houston);  Gibbons, Hill y Beard han dejado sus problemas físicos aparcados por un tiempo, para exhibir la riqueza melódica que les ha acreditado a lo largo de sus algo más de ocho lustros curriculares. El legado de estos señores, que entraron en 2004 en el ansiado Rock and Roll Hall Of Fame, va mucho más lejos que su apostura de motoristas hippies y sus gafas de sol (en honor a su hit de 1979 Cheap Sunglasses). Poco a poco, y con cada una de sus escaladas profesionales, el terceto texano ha ido edificando un inmueble de partituras eléctricas, en ocasiones amenizadas con experiencias de sintetizadores ochenteros; que, dicho sea de paso, les reportaron royalties bastante apetecibles. Sin embargo, las rutas esquinadas –por muy diversificadas que pretendieran estar- y los numerosos cambios de compañía discográfica no consiguieron enmudecer la naturaleza de estos otrora muchachos, que únicamente deseaban dejar su huella en el paisaje desértico de su tierra originaria: unas localizaciones de casinos y coyotes, en las que ZZ Top tienen asignado un lugar preferente (en primera línea y con binoculares tintados a la medida de sus retinas).

"Tres hombres", de 1973, es una de sus obras más celebradas
“Tres hombres”, de 1973, es una de sus obras más celebradas

Sin duda, será todo un espectáculo verles en vivo y en directo el próximo 13 de noviembre en la Roundhouse londinense, donde recibirán el octavo galardón de la fundación The Classic Rock and Roll Of Honour. A lo mejor hasta se atreven a entonar algunos acordes de Legs

Uno de los aspectos fundamentales del grupo es su particular estética
Uno de los aspectos fundamentales del grupo es su particular estética

Más información en http://www.zztop.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language