Series míticas: Pabellones lejanos

956
La obra era una adaptación de la homónima novela de Mary Margaret Kaye
La obra es una adaptación de la homónima novela de Mary Margaret Kaye

La India colonial, con su sistema de castas y su exotismo de ancestrales costumbres, fue el romántico escenario en el que la autora Mary Margaret Kaye desarrolló el amor condenado entre un inglés nacido en el Himalaya, Ashton Pelham-Martyn, y una princesa hindú destinada a ser la esposa de otro hombre. Acogido por el padre de la joven desde niño, el británico aprendió a comportarse como un ciudadano autóctono de un palacio en el vasto territorio dominado por la Corona de Reino Unido; aunque su temprana pasión hacia la bella Anjuli hizo que el aún adolescente tuviera que huir del aristocrático refugio, para unirse como militar con sus compatriotas de cuna isleña.

Amy Irving fue la protagonista
Amy Irving fue la protagonista

Estos sentimentales prolegómenos dieron pie para el arranque de The Far Pavilions: una producción de la pequeña pantalla, que llegó a los televisores de todo el mundo en 1984, auspiciada por un presupuesto millonario y con un reparto de estrellas realmente nutrido.

La serie constó de 3 episodios
La serie constó de 3 episodios

Los tres episodios de los que constaba la obra audiovisual, elaborados por Geoffrey Reeve and Associates, narraban los padecimientos de los amantes mencionados en el primer párrafo; pero también hacían bastante peso en la reconstrucción de la tierra de Gandhi durante el conflictivo siglo XIX, con un estilo que hacía recordar los laberintos trágicos y aventureros descritos por A. E. W. Mason, en su libro Las cuatro plumas.

La historia narraba el amor imposible entre un inglés y una princesa india
La historia narraba el amor imposible entre un inglés y una princesa india

Rodada íntegramente en escenarios naturales, el elenco artístico contaba con una pareja protagonista de cierta actualidad mediática en esos años. Sin ser unos iconos de relumbrón hollywoodiense, tanto Ben Cross como Amy Irving habían conseguido despertar las simpatías de los espectadores con sus trabajos anteriores. Por parte del londinense, tal vez su excelente interpretación como el corredor judío de la oscarizada Carros de fuego le sirviera de envidiable recomendación para hacerse con el papel del activo Ash. Mientras, la californiana Irving gozaba del beneplácito de haber sido la mujer de Steven Spielberg; a la vez de haber demostrado sus dotes profesionales en títulos como Carrie y La furia.

En el reparto pariciparon John Gielgud y Christopher Lee
En el reparto participaron John Gielgud y Christopher Lee

Pocos podían presumir antes de comenzar la grabación que el tándem formado por Ben y Amy daría tan buenos frutos en cuanto a la química esperada. Aunque en su labor también es menester reconocer la confianza que otorgaba el resto de los actores integrantes del cuadro dramático; un plantel en el que destacaba la presencia de Christopher Lee, Rossano Brazzi, Omar Shariff y Sir John Gielgud. Entre medias de este ejército de stars, puede resultar interesante prestar atención a la incorporación de los por entonces emergentes Benedict Taylor y Rupert Everett. Publicitado como sex symbol ochentero, Taylor gozó de una más que notable popularidad en el espectro catódico de Gran Bretaña en la década de 1980-1990, con seriales del tipo de Barreras, Los últimos días de Pompeya y La feria de las vanidades; un crédito más que suficiente para que el rubio muchacho viajara a España para filmar una resultona versión de Flecha negra (según el original de Robert Louis Stevenson). En cuanto al peculiar Everett, cuando el esbelto protagonista de Sherlock Holmes aceptó aparecer en la mini-serie ya era uno de los jóvenes más seguidos por la crítica made in England, sobre todo después del estreno de Otro país.

El rodaje transcurrió en escenarios naturales
El rodaje transcurrió en escenarios naturales

Amor y guerra, duelos y matanzas, poemas en oasis escondidos y declaraciones de románticos tintes entre las balaustradas de impolutos palacios… Estos y otros muchos ingredientes más hicieron de Pabellones lejanos una de las obras preferidas por la audiencia, desde que comenzó su emisión a través del electrodoméstico que reina en los salones y las habitaciones en 1984. Esta aceptación por parte del respetable favoreció a la construcción de un reducido largometraje de 90 minutos, que circuló por las carteleras (como anteriormente había pasado con Masada y Los antagonistas) sin repetir el triunfalismo conseguido por su precedente a seiscientas veinticinco líneas.

El londinense Ben Cross se hizo con el papel de Ash tras su éxito en "Carros de fuego"
El londinense Ben Cross se hizo con el papel de Ash tras su éxito en “Carros de fuego”

Ya se han acumulado veintiocho años desde que Geoffrey Reeve and Associates financiaran la adaptación de The Far Pavilions. Sin embargo, pese a las jornadas quemadas el serial no pierde frescura y sensibilidad. Características de obvio enganche que han dado pie incluso a la creación de un homónimo y exitoso musical.

Con fines de comercialización, los responsables confeccionaron una película con el metraje televisivo para ser estrenada en salas
Con fines de comercialización, los responsables confeccionaron una película con el metraje televisivo
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language