P.D. James desvela el misterio de “Orgullo y prejuicio”

156
La creadora nacida en Oxford publica una secuela detectivesca de la obra de Jane Austen
La creadora nacida en Oxford publica una secuela detectivesca de la obra de Jane Austen

Tras los vetustos muros de la mansión de los Darcy se esconden muchas más cosas que frases corteses, vestidos de vuelo, plumas en los tocados y declaraciones de amor mediadas por la pasión romántica. La historia del caballero sin apego a los sentimientos y la joven extremadamente sincera, iniciada hace más de dos centurias por la pluma de la celebrada Jane Austen, toma en este siglo XXI cuerpo de trama policiaca, de la mano de una de las reinas del suspense literario made in England.

La literata nonagenaria siempre ha mostrado una especial hilazón con la autora de "Sentido y sensibilidad"
La literata nonagenaria siempre ha mostrado una especial hilazón con la autora de “Sentido y sensibilidad”/ Photo Credits: Editorial Faber

Death Comes To Pemberly es el sugerente título con el que la nonagenaria autora de No es un trabajo apropiado para mujeres bautiza su visita al universo de perfección social -no exento de toques clasistas- descrito por la narradora de Persuasión; un cosmos en el que las señoritas tenían miedo de que sus mejillas se encendieran demasiado ante la presencia de un partido aconsejable, y en el que las palabras –junto con la extracción nobiliaria- conformaban la conveniencia de un noviazgo, o tiraban por tierra las aspiraciones de los ingenuos debutantes en los juegos del galanteo de salón.

El libro apareció en Gran Bretaña en 2011
El libro apareció en Gran Bretaña en 2011

“Ha supuesto un enorme placer volver a visitar las páginas de Orgullo y prejuicio y descubrir nuevos puntos de vista en ellas. No obstante, tengo que pedir perdón a Jane Austen, por involucrar a su amada Elizabeth en una investigación criminal. Pero el gusto ha sido inmenso para mí, como espero que lo sea igualmente para los lectores”, confiesa Phyllis Dorothy James en la página web de la editorial Faber, sentada en un butacón y con rostro satisfecho.

La trama comienza seis años después del matrimonio entre Elizabeth y Darcy
La trama comienza seis años después del matrimonio entre Elizabeth y Darcy

La acción de esta esperada y peculiar obra de la heredera de Agatha Christie, educada profesionalmente al amparo de las instituciones ministeriales y policiales, comienza seis años después del matrimonio entre los protagonistas de Pride and Prejuidice, comercializado originalmente en 1813. En el momento en que James retoma su actividad, los dos han logrado diseñar una unión casi impoluta, que han conseguido lubricar con la llegada de un par vástagos. Bajo estos auspicios, la felicidad inunda la campiña y la existencia de sus habitantes, tanto la de los héroes como la de sus vecinos a diecisiete millas (pareja compuesta por Jane Bennett y el otrora algo influenciable Bingley). Pero los nubarrones no tardan en aparecer; y lo hacen en la conmemoración del publicitado Baile de Otoño. Al principio, el acto transcurre por los márgenes habituales (con saludos protocolarios, señoritas ansiosas de danzar, y muchachos engalanados para firmar carnés de chicas casaderas). Sin embargo, la jornada se tiñe de sangre con el supuesto asesinato del marido de Lydia Wickham. Entonces, lo que en los prolegómenos parecía una comedia sobre los vaivenes emocionales se transforma en un argumento más propio de Miss Marple y Sherlock Holmes.

El texto original, manuscrito por Austen, conoció su primera impresión en 1813
El texto original, manuscrito por Austen, conoció su primera impresión en 1813

Una acertada reconstrucción de la época y de la vida en la Gran Bretaña rural ayudan a dotar de verosimilitud a las situaciones planteadas por la literata nacida en la universitaria urbe de Oxford. Virtud que ha caracterizado cada uno de los textos editados por la creadora inglesa; desde su debut en Cubridle el rostro hasta la futurista Los hijos de los hombres. Precisamente, esa necesidad de identificación con el modelo decimonónico pivota constantemente por la totalidad de Death Comes To Pemberly; como si de un confesado homenaje hacia la producción de Austen se tratara. Semejante elemento de tributo aleja esta aproximación policiaca a Orgullo y prejuicio de la efectuada hace poco por el mediático Seth Grahame-Smith, quien no dudó en utilizar el material de la genial responsable de La abadía de Northanger para montar un relato sobre zombis.

James ha querido construir una historia que no traicionara el espíritu del relato de su predecesora
James ha querido construir una historia que no traicionara el espíritu del relato de su predecesora

Phyllis Dorothy exhibe así el inevitable y comprensible reconocimiento a una predecesora que, con sus novelas, abrió las puertas del éxito editorial a las hijas de Eva; en un tiempo de dictadura masculina en el que se las solía enclaustrar mediante matrimonios mayoritariamente esclavizantes, ante los que debían sacrificar sus dotes para las artes de cualquier tipo. No obstante, la mencionada actitud de aparente mimetismo, ejercida por la escritora perteneciente a la cosecha de 1920, no resta originalidad y frescura a esta especie de secuela; sino que otorga a sus diálogos y descripciones la sagacidad deudora de una madame de las letras que sabe apreciar el talento, y cuyo personaje más exitoso es el de un agente de la ley metido poeta en sus ratos libres (Adam Dalgliesh).

El debut en las letras de Phyllis Dorothy se produjo con "Cubridle el rostro"
El debut en las letras de Phyllis Dorothy se produjo con “Cubridle el rostro”

Más información en http://www.randomhouse.com y http://www.faber.co.uk

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language