Neil Young compone una barricada melódica a ritmo de folk con polvo en los surcos

54
"Americana" es el título del nuevo trabajo del canadiense, que saldrá al mercado el próximo 5 de junio
“Americana” es el título del nuevo trabajo del canadiense, que saldrá al mercado el próximo 5 de junio

Los tiempos de las uvas de la ira regresan a la actualidad como un trágico boomerang de incalculables consecuencias. A pesar de estar parapetados tras códigos binarios y redes sociales, los seres humanos no pueden evitar cocinar pesadillas de desesperación colectiva cuando los sistemas de civilización conocidos caen al abismo de la bancarrota. Por eso, en esta década en la que se pone en duda la vitalidad del capitalismo y en la que el liberalismo económico se arrastra por las selvas de los eurobonos y las simas de las agencias de calificación, el fantasma de nuestros defenestrados antepasados de 1929 surge corporeizado, como una amenaza que destroza los sueños de falsa prosperidad y triunfo mediático. En medio de esa maraña de sentimientos enfrentados, la voz potente y activa del autor de la emblemática esencia sinfónica bautizada como Heart Of Gold acude en ayuda de sus semejantes, para darles el calor de un puñado de canciones, extraídas de los plásticos vivenciales de un pasado no tan remoto como se pudiera pensar a simple vista.

El cantante se atreve en el CD con una versión del himno "God Save The Queen!"
El cantante se atreve en el CD con una versión del himno “God Save The Queen!”

Americana, simbólico nombre escogido para el trigésimo cuarto álbum de estudio del incombustible Neil Young (Toronto, Ontario, 1945), esgrime sus ácidas vibraciones a través de los miedos y las debilidades de los individuos que poblaban el planeta hace casi una centuria; cual si fuera un arcón que esconde las lágrimas vertidas de miles de personajes anónimos, cuya identidad cobra especial relevancia en el curso de este 2012.

La portada está tomada de una antigua fotografía del apache Gerónimo, tomada en 1905
La portada está tomada de una antigua fotografía del apache Gerónimo, fechada en 1905

Producido por Reprise Records, el CD (que saldrá a la venta el próximo 5 de junio) sigue la senda de las denuncias contra el llamado sueño americano; un eslogan publicitario que aseguraba a cualquier tipo que se acercara a la tierra de promisión (USA) la posibilidad de hacerse con una fortuna cuantiosa a base de talento y trabajo. Esa idea supuestamente manipuladora del éxito (centrada en la consecución de dinero a mansalva y crédito ilimitado en las altas esferas del país de las barras y estrellas) tuvo su primer y más duro revés en la época del crack de la Bolsa de 1929; periodo de desagravio generacional que los trovadores tomaron como suyo para pernoctar en la denuncia y la condenación.

El repertorio de "Americana" se compone de temas tradicionales que versan sobre la desesperación y el desconsuelo
El repertorio de “Americana” se compone de temas tradicionales que versan sobre la desesperación y el desconsuelo

Dotados de parecido espíritu combativo y costumbrista, los temas que componen la obra de Young conjugan el significado de las letras con un talante irónico, que el músico eleva a las alturas de la verosimilitud melódica al lado de su banda habitual: los apasionados Crazy Horse. Unidos en este camino de intersecciones emocionales, Young (Guitarra y voz), Ralph Molina (Batería y coros), Frank “Poncho” Sampedro (Guitarra y coros) y Billy Talbot (Bajo y coros) entonan su diálogo con los oyentes mediados por un grupo de líricas tradicionales, elaboradas con los ritmos del folk estadounidense de bota cocinada; patrioterismo colonialista; soflamas por la salvación del alma; y versos declamados en la nocturnidad de la barra de un bar, aunque apegados a los campos y a la siembra.

Para la 34 obra en estudio de Young, el artista ha contado con la banda Crazy Horse
Para la 34 obra en estudio de Young, el artista ha contado con la banda Crazy Horse

Como avance de tan singular disco, el llamado “padrino del grunge” ha colgado en su página web dos piezas tan explícitas como Oh Susannah! y los sones imperialistas del God Save The Queen!. Ambas grabaciones tienen en común el aderezo de sus respectivos videoclips, a base de documentos de archivo y cinematográficos que trascienden del propio discurso visual, para situarse en las antípodas de cualquier mecha de orgullo nacionalista. En el primero de los cortes mencionados, el timbre emocionante del canadiense confunde su plegaria con los fotogramas de una familia de clase media baja, de esas en las que la escasez hacía mella desde el inicio del día hasta la llegada del crepúsculo: un clan de tripas chirriantes, cuyos miembros solamente podían preocuparse por el “aquí y ahora”. En cuanto a la ilustración del himno del Reino Unido, el dueño de las cuerdas tensadas de la añeja Old Black (guitarra Gibson Les Paul que hizo célebre al norteño en los escenarios del globo) ha optado por capturar las imágenes de la coronación de Isabel II, filmadas en 1953. Todo para mantener en vilo el contraste con un audio desmitificador y delirante.

Las letras escogidas y versionadas por el veterano músico de Ontario sirven bastante para explicar sentimientos muy actuales
Las letras escogidas y versionadas por el veterano músico de Ontario sirven bastante para explicar sentimientos muy actuales

Tocados con los acordes del antiguo integrante de la formación sesentera Crosby, Stills and Nash, tracks como el nostálgico Clementine, el sureño Tom Dooley, el reivindicativo y dramático Get A Job, o el estoicamente satírico This Land Is Your Land adquieren piel de siglo XXI, sin por ello renunciar ni a un ápice de su naturaleza de gramófono. Ahí reside la sabiduría de este maestro de las escalas y los estribillos atronadores: en demostrar que, pese a las evoluciones lógicas, la esencia de los hombres, mujeres y niños se mantiene prácticamente inalterable. Siempre con similares mecanismos de defensa, vulnerables y ligeros en el cosmos de papel de celofán donde el anhelo se concreta en alcanzar algún centro de gravedad permanente.

Títulos de clásicos del folk estadounidense como "Oh Susannah!" suenan renovados en el timbre de Young
Títulos de clásicos del folk estadounidense como “Oh Susannah!” suenan renovados en el timbre de Young

Más información en http://www.neilyoung.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language