Leatherface enchufa su “motosierra” a una conexión en 3D

289
John Luessenhop recupera el argumento narrado por Tobe Hooper en 1974
John Luessenhop recupera el hit indie pergeñado por Tobe Hooper, en 1974

¿Dónde reside el poder de atracción de una historia que narra la efervescencia asesina de una familia de psicópatas, escondidos en las tierras de la Rosa Amarilla? Tal vez, el gusto se halle en su maléfico componente de adrenalina; o, quizás, sea en la necesidad que tiene el ser humano para enfrentarse a los temores cinéfilos mediante la sublimación gore. La respuesta es poliédrica, y depende de las inclinaciones de cada uno. Pero lo que es innegable es que este argumento de naturaleza asesina y descuartizadora ya va por su octava versión (incluyendo partes continuadoras, más algún conato de precuela).

"La matanza de Texas" fue todo un descubrimiento, tras su estreno en 1974
"La matanza de Texas" fue todo un descubrimiento tras su estreno

John Luessenhop (Ladrones) vuelve el objetivo de su cámara al universo sanguinolento que ideó en 1974 el realizador Tobe Hooper -acompañado del libreto de Kim Henkel- sobre un clan enclaustrado en su locura criminal en los vastos territorios texanos; soledad paisajística que aprovechaban los antropófagos personajes para acabar con todos los incautos motorizados, que se atrevían a internarse en sus inmensas propiedades. Una leyenda sobre la presunta veracidad de los hechos recreados contribuyó a que La matanza de Texas concitara en las salas de cine a multitud de público, ansioso de gritar a la par que los actores transformados en víctimas. La gente disfrutaba con el espectáculo; al tiempo que coronaban al bestial Leatherface (Cara de cuero) como uno de los iconos infernales del fenecido siglo XX.

El filme original hizo las delicias de los seguidores del género conocido como "gore"
El filme original hizo las delicias de los seguidores del género conocido como "gore"

A Luessenhop no se le escapa ese tufillo a cinta de culto sádico que provoca la simple mención del largometraje del autor de Djinn; por ello no ha escatimado esfuerzos para intentar revitalizar el corpus visual asociado con el filme setentero. Para empezar, los rumores sobre esta producción en 3D hablan sobre la posibilidad de que el mismo Tobe Hooper haga una aparición; al tiempo que sitúan al original Leatherface (el islandés Gunnar Hansen repitiría papel, pese a contar con sesenta y cuatro primaveras en su carné de identidad) en el casting. Todo para satisfacer a los fans de la gore movie.

Luessenhop pretende que Gunnar Hansen vuelva a interpretar a Leatherface, como ya hizo en 1974
Luessenhop pretende que Gunnar Hansen vuelva a interpretar a Leatherface, como ya hizo en 1974

No se ha publicado mucho aún del rodaje de esta adaptación libre; pero lo que ha ido filtrándose es que el guion (firmado por Adam Marcus, Debra Sullivan y Stephen Susco) comienza siguiendo los pasos de una mujer en busca de un negocio que saldar. Un asunto de persecuciones encubiertas que la llevará a la casa de Cara de Cuero y del resto de sus macabros parientes.

Ocho largos componen la leyenda cinematográfica de la obra de Hooper
Ocho largos componen la leyenda cinematográfica de la obra de Hooper

La rubia Sara Paxton (quien estuvo en el remake de La última casa a la izquierda, obra de Dennis Iliadis sobre el mítico largo de Wes Craven) es la encargada de encabezar el reparto escogido; un cuadro en el que también destacan la morena de ojos azules sorprendentes Alexandra Dadario (Carta blanca), la enérgica Tania Raymonde (componente de la serie Perdidos) y el veterano -del bigote a lo Wilford Brimley- Richard Riehle (se le ha podido ver como secundario en títulos del tipo de Trabajo basura y, más reciententemente, en la comedia La boda de mi mejor amiga).

Marcus Nispel es el responsable del, hasta el momento, mejor adaptación de "La matanza de Texas"
Marcus Nispel es el responsable del, hasta el momento, mejor remake de "La matanza de Texas"

Esta aportación a la saga de John Luessenhop inaugura la esfera tridimensional en la catarsis caníbal de los sureños de las sierras eléctricas y los machetes; y se sumará a las otras películas que conforman el cosmos de The Texas Chainsaw Massacre. Aunque bueno es hacer un rápido repaso de las mismas.

Jessica Biel fue la protagonista de la cinta de Nispel, en 2003
Jessica Biel fue la protagonista de la cinta de Nispel, en 2003

El inicio de la serie en pantalla grande lo marcó La matanza de Texas, que dirigió Tobe Hooper en 1974. En su momento, casi nadie supo ver las virtudes de esta obra de bajo presupuesto; sin embargo, los escépticos pronto se dieron cuenta del filón. Tal confirmación dio pie a una secuela, en 1986, en la que el responsable de Poltergeist ya contó con más dinero que gastar. A esta siguió una tercera entrega, en 1994, realizada por Jeff Burr; y cuyos alicientes más claros eran la entronización de Leatherface (R.A. Mihailoff sustituyó al gigante, de 1,94, Gunnar Hansen) como mito de la cultura pop y la aparición de un joven Viggo Mortensen (en calidad de psicópata).

El sadismo es uno de los elementos esenciales del argumento de "La matanza de Texas 3D"
El sadismo es uno de los elementos esenciales del argumento de "La matanza de Texas 3D"

Luego vinieron las revisiones del clásico del gore con estudiados elementos de novedad escénica supuestamente sorpresivos. La nueva generación (Kim Henkel, 1994) abrió el fuego, con Matthew McConaughey en plan ojos desorbitados y Renée Zellweger como chica en peligro. Robert Jacks era Cara de Cuero.

La aparente recreación de hechos supuestamente reales le otorgó gran parte de la popularidad a la producción setentera de Hooper
La aparente recreación de hechos supuestamente reales le otorgó gran parte de la popularidad a la producción setentera de Hooper

Mucho más sentido artístico le puso a su visión de la historia Marcus Nispel, en 2003. Su Matanza de Texas es de las mejores hasta la fecha (incluída la de 1974), merced sobre todo a la solvencia argumental, a la creíble interpretación de la espectacular Jessica Biel y al competente hacer de Andrew Bryniarski, como Leatherface. Tal fue la destreza de Bryniarski con la motosierra, que repitió personaje en la precuela, subtitulada El origen (Jonathan Liebesman, 2006).

Pocos largometrajes pueden vanagloriarse de acreditar una family de fotogramas tan numerosa como la que acontece; y eso que la génesis del proyecto se tramó a base de experimentación y cine con tres euros. No obstante, treinta y siete años después, La matanza… todavía continúa seduciendo. Eso sí, a partir de esta década podrá ejercer su influjo desde la plataforma tecnológica del 3D. Quizá, para evitar piques entre la clientela, Luessenhop repartirá baberos entre los asistentes a las proyecciones (ya se sabe, las manchas de hemoglobina y vísceras en la ropa salen bastante mal).

Según la filmografía del responsable de "Ladrones", esta versión del texto de Henkel y Hooper gozará de las deseadas dosis de acción
Según la filmografía del responsable de "Ladrones", esta versión del texto de Henkel y Hooper gozará de las deseadas dosis de acción
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language