Heathcliff acude una vez más a la llamada de Catherine

171
Andrea Arnold presentará en el Festival de Venecia la última adaptación de "Cumbres borrascosas"
Andrea Arnold presentará en el Festival de Venecia la última adaptación de "Cumbres borrascosas"

El viento corta la piel en los páramos de Yorkshire. Durante las noches en vela, secuestrado el sueño por las ánimas de los espectros inmortales, los rugidos de la naturaleza cobran especial timbre de ultratumba en paisajes recortados por el pedregoso musgo. Allí, entre sombras y penitencias, se alza la pensión conocida como Wuthering Heights; donde su dueño aloja a los escasos clientes con el gesto adusto, con el nerviosismo propio de los que niegan el descanso divino al único fantasma al que un día amó. Una mujer que en el pasado tuvo piel marmórea y corazón veleidoso.

El amor más allá de la muerte es uno de los puntos fuertes de la historia
El amor más allá de la muerte es uno de los puntos fuertes de la historia

Cumbres borrascosas -una de las novelas más asfixiantes y apasionadas de cuantas han poblado la literatura inglesa, que vio la luz en 1847 de la mano de la intensa Emily Brontë- regresa en formato de celuloide en este 2011, a través de la cámara y la perspectiva de la actriz, guionista y directora Andrea Arnold (Dartford, Kent, Inglaterra, 1961). La responsable de la premiada cinta Fish Tank, creadora que ganó el Oscar en 2005 por su corto de acción real titulado WASP, instala su plató en las tierras por las que padecieron su obsesiva relación el gitano huérfano Heathcliff y la bella y caprichosa Catherine Earnshaw.

Arnold es conocida por su labor en filmes de tinte social, como "Fish Tank"
Arnold es conocida por su labor en filmes de tinte social, como "Fish Tank"

El guion escrito por la versátil y eficaz Olivia Hetreed (entre cuyos trabajos se encuentra el libreto de La joven de la perla) sirve de base escénica a Arnold para introducirse con soltura y sin reservas en la considerada por muchos como una de las muestras más puras y excelsas del romanticismo anglosajón; y eso que en su época el texto fue tildado de blasfemo y diabólico. Aunque lo que hacía realmente el libro era descubrir -con inusitada fuerza dramática- la bajada a los infiernos de unos seres marcados por su propia existencia, por unos sentimientos ajenos a cualquier dosis de moderación, capaces de subvertir la lista completa de los cánones sociales políticamente correctos.

En el texto de Brontë, el paisaje es uno más de los protagonistas
En el texto de Brontë, el paisaje es uno más de los protagonistas

Heathcliff y Catherine no son Romeo y Julieta. Ellos se destruyen a sí mismos y destrozan su entorno con tal de estar juntos. Las frases surgen a través de sus bocas como lápidas esculpidas en un camposanto, como condenaciones abrazadas por la necesidad de posesión que emborracha sus acciones; siempre más allá de la realidad, incluso de lo humano. Con su obra, Emily Brontë se adentró voluntariamente en el frondoso bosque de lo intangible, y lo pagó con la incomprensión de sus coetáneos; aunque se granjeó la admiración de las generaciones posteriores. Ese elemento de rebeldía de comportamiento, a la par que de insumisión constante, es el causante de que aún hoy en día los lectores sigan cautivándose con el amor sin medidas de la pareja de los páramos.

Entre las versiones realziadas hasta la fecha llama la atención una "teen" desarrollada en la época actual
Entre las versiones realziadas hasta la fecha, llama la atención una "teen" desarrollada en la época actual

El paisaje malsano y los personajes sin dobleces, sin sutilezas, sin maldad, sin bondad y sin compasión son los vértices que marcan a fuego cada una de las adaptaciones que el cine ha llevado a cabo del texto de la hermana de, las también escritoras, Charlotte y Anne. Y la oscarizada realizadora nacida en Kent no ha pasado por alto tal apreciación. De esta forma, la creadora ha mimado las localizaciones al máximo; al igual que ha intentado acertar con el reparto. Un elenco de rostros casi desconocidos componen el cuadro escénico; en el que sobresalen las colaboraciones de Kaya Scodelario (la actriz que se hace cargo de la parte de Catherine Earnshaw es la “estrella” de la producción tras su labor en películas como Furia de titanes y Moon) y del debutante James Howson (el intérprete natural de Leeds es el primer Heathcliff negro del periplo en formato de celuloide de la novela); a los que se suman las caracterizaciones de los más fogueados Nichola Burley (Isabella Linton), Oliver Milburn (Mr. Linton), Paul Hilton (Mr. Earnshaw) y James Northcote (Edgar Linton).

Pese a las numerosas recreaciones, aún queda en la memoria la firmada en 1939 por William Wyler
Pese a las numerosas recreaciones, aún queda en la memoria la firmada en 1939 por William Wyler

Habitual en el universo audiovisual, Cumbres borrascosas ha gozado de numerosas y competentes versiones en imágenes, auspiciadas por la grandeza del relato y por la contundencia de unos roles que escapan de la normalidad; al tiempo que de todo concepto de indiferencia o mero aburrimiento. Desde la cinta de William Wyler (elaborada en 1939 con los inolvidables Laurence Olivier, Merle Oberon y David Niven) a la sorprendente Abismos de pasión (Luis Buñuel, 1954), de la literal perspectiva de Peter Kosminsky (la materializada en 1992, con Juliette Binoche y Ralph Fiennes) a la costumbrista visión de Robert Fuest (filmada en 1970, con Timothy Dalton y Anna Calder-Marshall); el conjunto de películas que han narrado el enamoramiento del misterioso Heathcliff –huérfano que trabaja en Wuthering Heights como mozo de cuadras- con la hija del dueño de la propiedad (Catherine Earnshaw) ha procurado mantenerse fiel -salvo alguna excepción de inspiración teen– al espíritu arrebatador con el que Brontë diseñó cada párrafo de su única ficción novelada impresa en vida.

Ralph Fiennes y Juliette Binoche encarnaron a Heathcliff y Catherine en 1992, a las órdenes de Peter Kosminsky
Ralph Fiennes y Juliette Binoche encarnaron a Heathcliff y Catherine en 1992, a las órdenes de Peter Kosminsky

El riesgo de tan visceral testigo cinematográfico es alto; pero Andrea Arnold no es de las que se arrugan frente a las adversidades. El resultado de su viaje a Cumbres borrascosas se podrá comprobar de primera mano en la 68 edición del Festival de Venecia. En la cita, el largometraje competirá por el León de Oro, y lo hará después de su proyección el próximo 6 de septiembre, con la presencia de la directora; así como de sus protagonistas: James Howson y Kaya Scodelario.

Publicada por primera vez en 1847, "Cumbres borrascosas" sigue siendo una de las obras más sorprendentes de la literatura contemporánea
Publicada por primera vez en 1847, "Cumbres borrascosas" sigue siendo una de las obras más sorprendentes de la literatura contemporánea
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language