El padre del surrealismo sueco atrinchera sus obras en Malmö

273
Una completa retrospectiva revisa el legado de uno de los artistas nórdicos más determinantes de la historia
Una completa retrospectiva revisa el legado de uno de los artistas más determinantes de la historia

Los colores rugen con pasión nórdica en las imágenes de Gösta Adrian-Nilsson (1884-1965), más conocido como GAN. Este intenso creador de Lund fue el maestro de gran parte de los pintores que sucumbieron ante la fuerza escénica del modernismo, con sus líneas imprecisas, sus lecturas de los estados de ánimo y su capacidad para saciar el espíritu con la tibieza de paletas cobijadas bajo cielos estampados de gris. Sin el trabajo de este explorador de imágenes y colector de tendencias, la plástica de la tierra de los vikingos habría tenido más difícil rendirse ante la contundencia visual de movimientos como el Cubismo, el Futurismo, el Maquinismo o la simple Abstracción. Tal es la importancia de semejante personalidad de los pinceles, cuya existencia estuvo marcada por la incomprensión sentimental y la constante depresión afectiva.

La muestra se puede visitar hasta el próximo 4 de septiembre, en el Malmö Konstmuseum
La muestra se puede visitar hasta el próximo 4 de septiembre, en el Malmö Konstmuseum

El excelente Malmö Konstmuseum (una de las instituciones suecas más completas en fondos sobre artistas de esas latitudes, de finales del XIX y el siglo XX) dedica hasta el próximo 4 de septiembre –en su sala principal- una amplia retrospectiva sobre el legado cromático y emocional de GAN. A tal efecto, los lienzos seleccionados muestran la profundidad y la holgura pictórica de alguien que estuvo durante toda su existencia en una constante evolución, tanto personal como creativa.

Gan introdujo en Suecia movimientos como el cubismo y el futurismo. Photo Credits: Lennart Olson
GAN introdujo en Suecia movimientos como el cubismo y el futurismo. Photo Credits: Lennart Olson

Primero poeta, al que le contentaba jugar a seguir literariamente la estela de Oscar Wilde; Adrian-Nilsson descubrió de manera temprana que lo suyo iba a ser dedicarse a la pintura, lugar de esparcimiento donde podría encontrar un camino para expresar la rabia y la ansiedad melancólica que inundaba sus años de juventud. Con semejante propósito, el vástago de un trabajador industrial se matriculó en la academia Skole de Zahrtmanns, en Copenhague (Dinamarca). Aunque antes, el entonces muchacho ya había dejado muestras de su talento con algunos esbozos de papel, acuarela y pastel fechados en 1913, que le acercaban a una propuesta –aún en pañales- en pos del deslumbrante cubismo y del atrayente futurismo.

En sus imágenes hay referencias al maquinismo, la guerra y las deformaciones de la tecnología
En sus imágenes hay referencias al maquinismo, la guerra y las deformaciones de la tecnología

1914 fue esencial en la formación de GAN. En ese instante –aparte de comenzar la Primera Guerra Mundial– el artista recaló en Berlín (Alemania), donde pudo empaparse de los avances de genios tan determinantes como Kandinsky y Franz Marc. Todo esto le dio pie para ir definiendo su estilo inicial por los procelosos senderos de lo que el denominó como “cubismo expresivo”. En esa variante, la sombra de nombres como August Macke y los integrantes del grupo “El jinete azul” era más que evidente; aunque Gösta le atribuyó rápidamente componentes diferenciadores, como el de la crítica a la tecnología moderna y sus representaciones singulares de la fuerza masculina como temas redundantes.

Kandinsky y el grupo "El jinete azul" fueron algunas de sus influencias de juventud
Kandinsky y el grupo "El jinete azul" fueron algunas de sus influencias de juventud

El fallecimiento de Karl Edvard Holmstöm, amante del pintor, causó una borrasca inspiradora en la producción del escanio. Así, la filiación social de cierta incitación cartelista que residía en sus cuadros se transformó en un confuso prolegómeno de esquinazos dolorosos, que el creador resolvió mediante la elaboración de numerosos collages y del abandono consciente a sensaciones reveladoras de la irracionalidad dadaísta.

Algunas de sus composiciones pueden recordar a los trabajos del chileno Roberto Matta
Algunas de sus composiciones pueden recordar a los trabajos del chileno Roberto Matta

Sin embargo, esta ausencia de referentes se vio colmada cuando –entre 1920 y 1925GAN viajó a París. La Ciudad de la Luz era el epicentro de la bohemia en esas décadas de desenfreno y belle époque, y el nórdico supo rodearse de las amistades adecuadas en círculos en los que coincidió con figuras del calado de Alexander Archipenko y -sobre todo- de Fernand Léger. Este último otorgó un plus al arte del natural de Lund, y enfocó su desbordante hambre pictórica hacia la crítica cromática del mundo que les había tocado vivir.

Gösta Adrian-Nilsson es uno de los artistas más valorados en Suecia del fenecido siglo XX
Gösta Adrian-Nilsson es uno de los artistas más valorados en Suecia del fenecido siglo XX

Tras sus charlas con Léger, el automatismo se hizo protagonista en las imágenes de Adrian-Nilsson; mientras la abstracción hacía acto de presencia continua, en una especie de búsqueda de la identidad perdida a través de la geometría desplazada. El estudio del creador echaba humo de oníricas musas surrealistas, que le obligaban con sus cantos de sirenas a emborrachar su pincel con formas escapadas del subconsciente más llamativo y espectral, casi en la línea marcada por el irrepetible chileno Roberto Matta.

Pero la pasión incendiaria que le quemaba por dentro no permitió a GAN mantener el pulso de sus cuadros en un sendero concreto; y su paleta empezó de nuevo a dar giros inesperados hacia la indefinición e incluso el romanticismo de trascendencia pretérita. Al final, una existencia disipada de amantes ocasionales y relaciones en la penumbra de la prohibición canalizaron el trabajo del gran Gösta por el intrincado camino de tierra de los cuerpos desnutridos por la lujuria.

El estilo de Fernand Léger le causó una gran conmoción
El estilo de Fernand Léger le causó una gran conmoción

Cuarenta y seis años después de su fallecimiento, el museo de la ciudad en la que el rey Svend Estridsson, en colaboración con el obispo y vicario capital Eginus, comenzó a predicar la fe cristiana –hacia 1065– rinde cumplido homenaje a este ciudadano de Escania, que con sus óleos y dibujos reflejó una parte más que sobresaliente del arte; no solamente en Escandinavia, sino en el denostado planeta Tierra.

GAN se mantuvo siempre en continua progresión
GAN se mantuvo siempre en continua progresión

Más información, entradas y horarios en http://www.malmo.se

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language