Jonathan Lynn transforma el National Theatre en una escuela para hacer reír

66
El creador de "Sí, primer ministro" dará una conferencia en el escenario londinense. Photo Credits: Faber and Faber
El creador de "Sí, primer ministro" dará una conferencia en el escenario londinense. Photo Credits: Faber and Faber

¿Cómo escribir el guion de una comedia y no aburrir con sus diálogos hasta a las ovejas? A esta terrible cuestión se enfrentan, con más pánico de lo habitual, los escritores tetrales, televisivos y cinematográficos de cualquier nacionalidad conocida o no (terrestre y de otras galaxias tan lejanas como la del planeta de Luke Skywalker); además, lo hacen en innumerables ocasiones a lo largo de su existencia profesional. Y, a tenor de lo que se puede ver por las salas (caseras o de pantalla grande), las musas normalmente pasan olímpicamente de circunstancias graciosas. Para ayudar a estos redactores de situaciones supuestamente desternillantes (y que alguien más que la abuela del autor mueva la boca en señal de la anhelada carcajada), Jonathan Lynn (Bath, Somerset, Inglaterra, 1943) ha publicado el libro Comedy Rules (Faber y Faber), volumen que sale estos meses al mercado editorial, con todo el ingenio del que es capaz –que no es poco- el arquitecto de la mítica serie Sí, primer ministro: un manual para pautar a los cómicos del papel, en asuntos determinantes en la construcción medianamente digna de un argumento humorístico.

Lynn aprovechará el espacio "Platforms" para presentar su último libro: "Comedy Rules"
Lynn aprovechará el espacio "Platforms" para presentar su último libro: "Comedy Rules"

El próximo 5 de agosto, a eso de las seis de la tarde según el horario londinense, el imaginativo diseñador de Sir Humphrey Appleby y James Hacker se subirá al escenario del National Theatre –con la presentación del actor Robbie “Harry Potter” Coltrane– para destripar durante 45 minutos sus anécdotas a lo largo de cerca de cuatro décadas de relación con el mundillo audiovisual, casi siempre en clave de sátira chistosa.

"Yes, Prime Minister" fue un hito en la televisión británica de los ochenta
"Yes, Prime Minister" fue un hito en la televisión británica de los ochenta

Las 150 normas que contempla el texto de Comedy Rules no tienen desperdicio, si lo que se busca es sagacidad y coherencia en el discurso humorístico. Desde la inspiración (de una plancha a una tostadora en dudoso estado de forma, cualquier medio para engatusar a los genios cerebrales es válido) a la colaboración en la concitación de la chispa graciosa, pasando por una especie de siete pecados capitales que nunca debería reproducir un escritor en el mencionado género, las páginas del libro de Lynn no dejan en el tintero casi ningún asunto, por problemático que sea. Incluso existe un apartado respecto a la incorporación de chistes sexistas; tabúes de naturaleza idomáitca, religiosa y sexual; y diálogos de notable mal gusto.

La carrera cinematográfica del responsable de "Comedy Rules" contiene títulos como "Mi primo Vinny"
La carrera cinematográfica del responsable de "Comedy Rules" contiene títulos como "Mi primo Vinny"

Y, la verdad, es que resulta sumamente recomendable seguir los consejos de este graduado en Derecho por la Universidad de Cambridge, que sintió -a la edad en que aún verdeaban los granos del acné- el gusanillo del espectáculo nada más cumplir la venitena. No en vano, su largo centenar de libretos le avalan. Y no se trata simplemente de gestas pasadas por agua, como los huevos del desayuno británico más aristocrático; ya que hace apenas un mes, este hijo natural de Bath recogía los aplausos -y su correspondiente traducción en la cuenta corriente- con la adaptación al teatro de su idea televisiva Sí, primer ministro (la obra, con Simon Williams de Arriba y abajo en su reparto, estuvo en lo más alto de la temporada durante 16 semanas consecutivas en el elitista Gielgud Theatre, de la capital del Támesis).

En julio, la adaptación teatral de "Yes, Prime Minister" concitó a miles de espectadores en el Gielgud Theatre de Londres
Durante 16 semanas de 2011, la adaptación teatral de "Yes, Prime Minister" concitó a miles de espectadores en el Gielgud Theatre de Londres

Ya sea solo o asociado a su inseparable Antony Jay (con quien elaboró para la BBC Sí, ministro en las temporadas de 1980 a 1984 y Sí, primer ministro, en las correspondientes a 1986 y 1987), Jonathan tiene como una varita mágica que transforma en oro casi todo lo que toca con su bolígrafo o las teclas de su ordenador.  Cine, teatro, televisión y literatura: esos son los terrenos por los que mejor se mueve este espíritu inquieto, que vive en la actualidad entre su residencia en Los Ángeles (no los de San Rafael, sino los de USA) y sus estancias en Gran Bretaña.

Jonathan Lynn dirigió a Michael J. Fox y a Kirk Douglas en "Los codiciosos" (1994)
Jonathan Lynn dirigió a Michael J. Fox y a Kirk Douglas en "Los codiciosos" (1994)

Precisamente, en Hollywood, el también actor y productor ha asentado una carrera más o menos resaltable, con películas en las que, con un sentido de la comedia mucho menos esforzado y poliédrico que el exhibido en sus obras del Reino Unido, aflora en cualquier secuencia el talento de este literato travestido de guionista. Mi primo Vinny (1992, con la que Marisa Tomei se hizo con el único Oscar capaz de decorar el cuarto de baño de su mansión angelina); Monjas a la carrera (1990); Su distinguida señoría (1992, una evocación estadounidense de Sí, primer ministro con Eddie Murphy como estrella principal del cotarro); Cluedo, el juego de la sospecha (1985); Los codiciosos (1994); Sargento Bilko (1996); Falsas apariencias (2000); y la activa Wild Target (2009) conforman lo más granado tras las cámaras de sus créditos en el séptimo arte.

El actor Robbie Coltrane presentará al polifacético artista de las palabras en su ponencia del 5 de agosto
El actor Robbie Coltrane presentará al polifacético artista de las palabras en su ponencia del 5 de agosto

Por su parte, como intérprete sobresalen sus colaboraciones en la serie Diana (1984, estupenda producción de la BBC, según la novela de R. F. Delderfield) y en la divertida cinta Cuando llega la noche (John Landis, 1984).

Sería una pena, teniendo Londres a tiro de puente aéreo y con estas temperaturas más que atractivas para pasear por los márgenes de La Torre y congraciarse con los cuervos que la custodian, perderse la animada charla de Jonathan Lynn (un gran orador, por cierto). Y, encima, al módico precio de cuatro libras esterlinas (algo más de 5 euros). Si usted está en el trance de armar una comedia con un mínimo de garantías, el National Theatre le espera.

Más información en http://www.nationaltheatre.org.uk y http://wwww.jonathanlynn.com

"Wild Target" (2009) es la última película que Jonathan Lynn ha realizado para la pantalla grande
"Wild Target" (2009) es la última película que Jonathan Lynn ha realizado para la pantalla grande
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language