El Cristo de Caravaggio “baja de la Cruz” en Madrid

264
El cuadro es la estrella invitada de la muestra "La palabra hecha imagen", que alberga el Museo del Prado
El cuadro es la estrella invitada de la muestra "La palabra hecha imagen", que alberga el Museo del Prado

La humanidad enfrentada a la oscuridad. Muchos se han preguntado de dónde surge la fuerza y energía que desprende El descendimiento, elaborado por la mano casi anarquista y sumamente pendenciera de Michelangelo Merisi (Milán, 1571- Porto Ercole, 1610); y, probablemente, la respuesta se halle en el abismo tenebroso que refleja. El conjunto del genial artista italiano da miedo, y a la vez atrae irremediablemente a quemar la retina con las gotas de la sangre bendita del Hijo de Dios: un cuerpo que se retuerce dignamente, para perdonar al mundo con su dolor, con su pasión, con el golpe descoyuntado de sus palmas agujereadas por los clavos romanos. El Salvador que comprende a los hombres y a la mujeres -con sus virtudes y numerosos pecados-; tal es la figura que resalta en la visión del milanés. Un lienzo que psicoanaliza los terrores ajenos al paso del tiempo, y que se puede ver en el Museo del Prado hasta el próximo 18 de septiembre.

El arrista milanés se fijó en "La piedad" de Miguel Ángel para componer el lienzo
El artista milanés se fijó en "La piedad" de Miguel Ángel para componer el lienzo

El hospedaje certero y enriquecedor del que hace gala la pinacoteca madrileña ha sido posible gracias al patrocinio de la Fundación de Amigos de la institución; y –como no- al trabajo de la Iglesia española y de los Museos Vaticanos por agasajar la visita del Papa Benedicto XVI –prevista para los días del 18 al 21 de agosto– en las denominadas Jornadas de la Juventud (JMJ’11). Precisamente, El descendimiento de Caravaggio accede al interior de la pinacoteca capitalina como obra invitada, en una exposición que lleva por títuloLa palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado, trabajo muestral que consta de catorce piezas –incluido el préstamo de la santa urbe- en las que se concitan los pinceles de maestros como Rubens, El Greco, Velázquez y Zurbarán, entre otros.

Las aportaciones Merisi se distinguen del pretendido hieratismo del genial Van der Weyden
Las aportaciones de Merisi se distinguen del pretendido hieratismo del genial Van der Weyden

Elaborada entre 1602 y 1604, la escena bíblica de Jesucristo -mientras es envuelto en el sudario de la vergüenza de los mortales a los que siempre intentó proteger- vino a restaurar públicamente la fama de Merisi; cuyos excesos con el alcohol y las peleas callejeras habían convertido en un talento que los grandes mecenas procuraban evitar. Sin embargo, era difícil sustraerse a los dones del artista cuando conformaba un lienzo, y sacaba la savia existencial de rostros supuestamente normales; la elegancia aristocrática de prostitutas y rufianes; el alma prendida a borbotones oleosos de individuos y féminas que nunca pensaron que poseyeran un espíritu semejante.

Rubens es uno de los maestros que acompaña en su alojamiento madrileño a la tela procedente de los Museos Vaticanos
Rubens es uno de los maestros que acompaña en su alojamiento madrileño a la tela procedente de los Museos Vaticanos

Por esa época, el noble Giorlamo Vittrice buscaba un regalo para ofertar al altar mayor de la capilla de su clan familiar, en la iglesia romana de la Vallicella, también conocida como la Chiesa Nuova, perteneciente a la congregación de los Oratorios de San Felipe Neri (un santo que solía recordar a sus seguidores que fueran buenos, si podían). Consciente de que Caravaggio era uno de los creadores más respetados e idolatrados por sus colegas de profesión –que envidiaban su estilo inimitable y su manera de desintegrar su sabiduría visual con cada trazo-, el aristócrata acudió a él. Y el pintor de la oscuridad eterna aceptó el encargo.

El dramatismo de "El descendimiento", de Caravaggio, también está presente en la homónima pintura de Rembrandt
El dramatismo de "El descendimiento", de Caravaggio, también está presente en la homónima pintura de Rembrandt

Un esquema compacto, asfixiante, de cuerpos luchando por mantener la serenidad, en medio de un paisaje inexistente, una localización hundida en completa duda por un futuro incierto y atemorizante, fue la solución escogida por el italiano para distribuir los distintos elementos del lienzo; voluntariamente alineados en disposición diagonal. Los personajes son Nicodemo –que, en primer plano, mira con esfuerzo al espectador-, san Juan El Evangelista –que porta el cuerpo del Nazareno-, la Virgen María (detrás), María Magdalena y María de Cleofás. Pero, por encima de todos, está le presencia del vástago del Supremo Hacedor, en actitud de dormida mortandad, intentando demostrar que la esperanza de la salvación aún está reflejada mediante las hemorragias de su torso.

La exposición del Museo del Prado coincidirá con la visita del Papa a la Villa y Corte, prevista entre el 18 y el 21 de agosto
La exposición del Museo del Prado coincidirá con la visita del Papa a la Villa y Corte, prevista entre el 18 y el 21 de agosto

En un esfuerzo por colaborar con la cita que traerá al Santo Padre a la Villa y Corte en el veraniego agosto, El Prado tiene previsto ampliar sus horarios de visita a La palabra hecha imagen los días 16, 17 y 18 del mencionado mes. Así, en el silencio de la noche, el público podrá sentirse más cerca del Buen Pastor; la Luz del Mundo; el Camino, verdad y vida; el Agnus Dei; el Rex Maiestatis, el Salvador mundi… En definitiva, el carpintero que nació en Belén, y que sacrificó su existencia terrenal para dotar de fe, en completa humildad y sin boatos, a los que consideraba sus discípulos. Jesús de Nazareth pernocta en Madrid con la faz imaginada por Roger van der Weyden, Rubens, El Greco, Velázquez, Zurbarán… Y, como no, por la fantasía al borde de la locura de Michelangelo Merisi, alias Caravaggio.

Más información, horarios y entradas en http://www.museodelprado.es

Con este programa exhibidor, la institutición madrileña se une a los actos eclesiásticos celebrados por las Jornadas de la Juventud
Con este programa exhibidor, la institutición madrileña se une a los actos eclesiásticos celebrados por las Jornadas de la Juventud
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language